Hoy Cocinas Tú: Chuletillas de cordero Villeroy

Hoy Cocinas Tú

A ver quién se resiste a estas Chuletillas de cordero Villeroy, un plato exquisito, jugoso, crujiente, sabroso… conjuga tantas virtudes, así que hay que prepararlo, y nos explica Concha cómo hacerlas, pues comparte la receta en vuestra sección Hoy Cocinas Tú.

Nos cuenta también que estas Chuletas de cordero Villeroy las ha preparado su suegra, y por lo que nos cuenta, es una magnífica cocinera, entre otras cosas es la cocinera que hace las mejores croquetas de la familia, así que esperamos que también nos cuente cómo las hace, aunque como veréis a continuación y como sucede cuando la práctica y el conocimiento están adquiridos, los ingredientes se incorporan a ojo, pero ya le pondremos solución. De momento, a tomar nota de este plato principal que igual vestirá la mesa de Navidad que la de cualquier otra comida de celebración.

Ingredientes (4 comensales)

  • 16 chuletas de corderito lechal de palo (cuatro por comensal)
  • pan rallado
  • aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos
  • y sal.

Para la bechamel

  • 4 c/s de harina
  • leche
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada
  • mantequilla
  • y aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Lo primero que vamos a hacer es preparar las chuletillas, las elegimos de palo, las más monas y las recortamos para que nos queden perfectas, tan bonitas como las de la foto. Las salamos y si nos apetece añadimos pimienta, en esta ocasión no se usó. Las pasamos por la sartén, vuelta y vuelta que se cocinen un poco y que cojan color. Reservamos.

Para hacer la bechamel (ver receta de salsa bechamel) ponemos un poco de aceite en una sartén, cuando esté caliente le incorporamos la harina, la doramos y le añadimos la leche a temperatura ambiente. Movemos enérgicamente y disolvemos la harina para que no queden grumos. Si nos lo pide la cocción, vamos añadiendo más leche. Y a dar vueltas, si queremos una bechamel rica tiene que cocinar de 15 a 20 minutos en constante movimiento, para que no sepa a harina y nos quede perfecta. Si te apetece le añades nuez moscada y pimienta, en esta receta no le pusimos.

Cuando prácticamente esté cocinada le añades una nuez de mantequilla que la suaviza y le da una textura delicada. Es muy importante el punto de la bechamel: no debe quedar dura como una piedra pero tampoco líquida, nos debe quedar espesa pero blandita, que la pongas en una cuchara y caiga a la fuente, que no se quede pegada. Debemos ponerla en un cazo o en un recipiente estrecho y hondo.

Preparamos una fuente o un papel vegetal y lo untamos de mantequilla o de aceite para que no se nos peguen las chuletas. Cogemos la chuleta por el palito y la introducimos en la bechamel que se empape bien, la metemos unos segundos y la sacamos, la colocamos en la fuente untada de mantequilla y las guardamos en la nevera unas cuantas horas, mejor toda la noche.

Para terminar las chuletillas de cordero Villaroy, recortamos los bordes para que nos queden perfectas y empanamos, pasamos por el huevo batido como para tortilla y luego por pan rallado, una tras otra hasta que tengamos todas. Las freímos en aceite de oliva suave muy caliente y las dejamos en papel absorbente.

Emplatado

Las presentamos a la mesa en una fuente o directamente en los platos de servicio, y acompañamos de una ensalada.

Concha Bernad
Cocina y Aficiones

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (28 votos, media: 4,21 de 5)
4.21 5 28
Loading ... Loading ...