Trottole

Pasta italiana

Queda ya muy lejano el recuerdo de cuando comíamos pasta de pequeños, no había mucho donde escoger, o quizá es que nuestras madres iban a lo seguro, a lo práctico y a lo tradicional (en nuestro país), o eran macarrones o espaguetis, además de la típica pasta para sopa o la de canelones. Actualmente tenemos en el mercado muchas opciones para disfrutar de un tipo de pasta tradicional italiana diferente cada día, continuamos ampliando el que al final podrá convertirse en un diccionario de pasta, hoy con la denominada Trottole.

Cada variedad de pasta que encontramos, acaba sobre un plato en nuestra mesa, en el caso de la pasta Trottole caemos en la cuenta de que la última vez la preparamos al estilo de una ensalada, ¿recordáis los Trottole con alcachofas y requesón?. Lo que nos sorprende es que al parecer, esta pasta gruesa de corte pequeño está recomendada para ensaladas y sopas.

Por la forma que tiene, es fácil pensar que es ideal para servir con salsas densas y con ‘tropezones’, pues todo ello queda adherido en su superficie irregular. Pero sucede como con los tradicionales ‘Galets’ o caracolas de gran tamaño, además de ser ideales para rellenar, generalmente se toman en sopa.

Está bien tomar las recomendaciones que nos puedan dar sobre un alimento, pero lo más importante es prepararlo como nos inspire a los cocineros, respetando su sabor y combinándolo como más nos haga disfrutar, a nosotros y a nuestros comensales, claro.

La mayoría de pasta italiana lleva por nombre algún objeto o elemento similar a su forma, en el caso del Trottole se insinúa una peonza (trottola en singular). Al parecer, esta pasta que tiene su origen en Campania, se elaboraba enrollando la masa fresca en un palo. A diferencia de otros tipos de pasta como los scialatielli, que sabemos que en Italia se elabora con más ingredientes que la harina o la sémola, aunque luego se comercialice en nuestro país pasta con la forma similar pero sin todos los ingredientes originales (recordemos que eran leche, queso, albahaca, pimienta, aceite de oliva, huevos…), sobre los Trottole no conocemos más que los que indica el fabricante, es pasta elaborada con sémola de trigo duro.

A pesar de ser una pasta gruesa, en el paladar es suave, más cerca de los macarrones tradicionales que de la fascinante textura de a pasta orecchiette o la cortecce, pero especialmente apropiados para salsear sin límites. Además la pasta Trottole es de la que se puede encontrar adicionada con sabores de verduras, tomate, espinacas… Personalmente seguimos decantándonos para la pasta natural para añadirle después los sabores que deseemos con más intensidad, ¿y vosotros?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos, media: 4,48 de 5)
4.48 5 21
Loading ... Loading ...