El negocio de adelgazar es conseguir que vuelvas a engordar

El dinero mueve el mundo, eso lo sabemos perfectamente, pero es más lamentable cuando se juega con la salud de los demás, y se juega con la salud física y la psicológica, y si hubiera más… podríamos hablar de este tema desde varios puntos de vista, desarrollo de fármacos, producción alimentaria… pero al tema que queremos hacer protagonista una vez más es a las dietas, pues el negocio de adelgazar es conseguir que vuelvas a engordar. Aunque en este aspecto hay además varios frentes, quienes asesoran a las personas que acuden a sus consultas que tienen un alto precio, quienes inventan dietas milagro y atentan contra la salud, y quienes ya no saben qué inventar para conseguir ‘clientes’, por otro lado están las personas que sufren, muchas durante años, el problema de no encontrarse bien con su peso o que padecen sobrepeso u obesidad.

Hay demanda, para satisfacerla está la oferta que además juega con la baza de la deprimente educación nutricional de la población, y sobre los resultados nos podemos hacer una idea aunque también irá condicionada por nuestro criterio y conocimientos sobre la salud y la alimentación. La realidad está en la calle, no dejan de aparecer nuevos métodos de adelgazamiento, luchas verbales entre nutricionistas y creadores de dietas milagro, y la salud de la sociedad está en declive.

La salud es un negocio, y como explican aquí, el negocio de adelgazar es conseguir que vuelvas a engordar. Mirad en vuestro entorno, ¿cuántas personas están constantemente a dieta?, se ha creado una dependencia que es de la que se quieren aprovechar todos los que prometen adelgazar fácil y rápidamente. Una de las últimas alarmas saltó con el método de la Clínica Planas, que personalmente, y disculpadnos si ofendemos a alguien, nos parece descerebrado, aplicar nutrición enteral, la forma de alimentación a la que se someten pacientes que por alguna patología no pueden ingerir alimentos.

La alimentación por vía enteral se realiza a través de una sonda nasogástrica, conectada al exterior (puede ser de forma discontinua o continua, en el caso de la dieta enteral Planas es continua) con una bolsa de alimentación que debe contener los nutrientes básicos necesarios, este preparado va a parar directamente a uno de los tramos del sistema digestivo, así no hay energía extra que se acumule en forma de grasa, es más, el organismo deberá recurrir a las reservas para nutrirse, y así se produce la pérdida de peso.

Horrorosos titulares inundaban los periódicos: «La Clínica Planas presenta un método pionero para adelgazar«. Personalmente nos parece muy ofensivo, ¿cómo pueden decir que esta clínica ha diseñado un método de adelgazamiento?, y afirman haberlo creado para quienes deseen perder poco peso, entre 3 y 15 kilos, eso sí, en tiempo récord.

La imagen de una persona que porta una sonda introducida por la nariz y conectada a una bolsa de alimentación, lo que evoca es ver a una persona enferma, algo muy lejano a lo que puede evocar ver a una persona con diez kilos de más. Volvamos a hablar de dinero, el precio de este tratamiento cuesta entre 3.000 y 5.000 euros. Listo, pongamos que se ha perdido el peso estipulado, el tratamiento se extiende unos 15 días más (son 10 días de alimentación por sonda estando ingresados y 15 días en casa, aprendiendo a comer), cumpliendo unas pautas educativas alimentarias en su hogar, y a dónde conduce esto después de esos 15 días, 2 meses, 1 año… la lógica nos lleva a pensar que a la recuperación del peso perdido, porque si un adulto de alrededor de 40 años no ha sabido tener unos hábitos alimentarios adecuados, en 15 días no va a sacarse un máster. Ahí podemos encontrar una respuesta a cuál negocio de quienes dicen ayudar a adelgazar.

El Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (GREP-AEDN) publicó un documento preliminar que en breve será revisado, la premura fue para llegar a la población tan rápido como lo hizo la noticia de la dieta enteral Planas para alertar a la sociedad sobre sus riesgos, evidentemente desaconsejan este tipo de dietas, principalmente por cuatro motivos: No tiene sustento científico, la información que ofrecen en la web incumple la legislación vigente, la dieta cumple varias de las características que definen a las dietas fraudulentas o los métodos fraudulentos para perder peso, y porque supone asumir diversos riesgos para la salud. Podéis leer todo el documento a través de este enlace (Pdf). Nos preguntamos si el Ministerio de Sanidad no se pronuncia al respecto, como hizo con ‘la dieta Dukan o el negocio de adelgazar‘.

Foto | Frankblacknoir

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (83 votos, media: 4,58 de 5)
4.58 5 83
Loading ... Loading ...