Gastronomía & Cía Opciones
 

Trigo repelente de insectos

Trigo modificado genéticamente

Un grupo de expertos del Rothamsted Research, una de las instituciones más importantes de investigación agrícola del Reino Unido, acaba de dar a conocer el desarrollo de una variedad de trigo repelente a los insectos, concretamente logra repeler a los pulgones, actualmente considerados una de las principales plagas que atacan al trigo en todo el mundo, llegando a provocar reducciones significativas de la producción de granos al succionar la savia que circula por las plantas.

Para desarrollar el trigo repelente de insectos se han emulado los mecanismos de defensa naturales de las plantas, mediante las técnicas de ingeniería genética se han utilizado feromonas de la planta de la menta, éstas son una señal de alarma para los pulgones que los aleja del trigo. Se trata de trigo transgénico, en su material genético se ha incluido el gen de la planta de la menta responsable de producir la feromona A-Farneseno como un mecanismo de defensa natural con dos campos de acción, por un lado repele a los pulgones, y por otro atrae a los insectos que son enemigos naturales de estos áfidos, una gran familia de insectos fitopatógenos formada por 4.000 especies diferentes.

La liberación de esta feromona atrae a las mariquitas, insecto de gran valor por ser utilizado como control biológico de las plagas. Los investigadores han modificado genéticamente las plantas de trigo para que produzcan altos niveles de A-Farneseno, cuando los pulgones se acercan, la feromona se libera con los efectos que hemos indicado. Según los expertos, este mecanismo podría ayudar a promover la agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente ya que no es necesario utilizar insecticidas para acabar con la plaga. Afirman que es un avance importante y más teniendo en cuenta que el cultivo de trigo es uno de los más importantes del Reino Unido, cada año se deben utilizar miles de litros de diferentes tipos de insecticida para mantener a raya a los pulgones, algo que deriva en un daño medioambiental.

Por otro lado se destaca que el abuso de los insecticidas propicia que los pulgones desarrollen resistencia y se mata a otras especies de insectos que sí son de gran valor para las plantaciones, algo que tiene un impacto en la biodiversidad. Quizá la pega es que se trate de trigo transgénico, aunque en nuestra opinión, nada tiene que ver con los alimentos transgénicos que desarrollan algunas empresas biotecnológicas, recordemos por ejemplo que el maíz transgénico Mon 810 se creó con el propósito de superar los ataques del taladro, el insecto responsable de ser la mayor plaga que ataca al maíz en todo el mundo. Para ello se utilizaron las herramientas genéticas y se incluyo en el maíz un gen procedente del Bacillus thuringiensis, bacilo que produce una proteína tóxica mortal para insectos y nematodos, el resultado ha sido que finalmente los insectos han desarrollado resistencia al maíz transgénico.

En este caso, el trigo repelente de insectos es un modelo en el que se pretende plasmar el aprovechamiento de procesos y recursos naturales sustituyendo a los actuales insecticidas y demás productos fitosanitarios que se utilizan con el trigo. Pero claro, al ser un producto transgénico la aceptación posiblemente no sea la misma que si se hubiese obtenido mediante las técnicas de cruzamiento y selección genética. Por ello, según leemos en el artículo de BBC, los ensayos realizados con esta nueva variedad de trigo se han realizado extremando las medidas de seguridad, alejándolos de los animales y de las protestas de los grupos ecologistas, posiblemente los investigadores temían que se produjera un sabotaje como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

Los resultados obtenidos son el producto de años de investigación en los que se ha estudiado cómo los insectos interactuaban entre sí y con las plantas a través de la química natural. Parece ser que antes de recurrir a la modificación genética, los expertos trabajaron en otras líneas de investigación, aceites esenciales con un alto contenido en la feromonas, dispensadores sintéticos, pero los resultados no fueron satisfactorios. La liberación de la feromona A-Farneseno por el trigo mejorará la eficacia de este repelente, de todos modos queda mucho por investigar y quizá es necesario liberar todos los datos para que sean analizados por otros expertos que puedan corroborar la eficacia e inocuidad del trigo repelente del pulgón.

A través del artículo publicado en la página web de Rothamsted Research, podréis conocer más detalles sobre la investigación.

Foto | Jayneandd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (29 votos, media: 4,45 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.