Gastronomía & Cía Opciones

Las pizzas para llevar tienen más sal que las del supermercado

Según el grupo CASH (Consensus Action on Salt and Health), equipo de consenso para luchar contra la elevada ingesta de sal y promover la salud, las pizzas para llevar tienen casi tres veces más sal que las pizzas del supermercado, incluso afirman que ‘una pizzería de Londres vende una pizza más salada que el agua de mar’ (el agua de mar del Atlántico tiene una concentración de sal de 2.5g/100g) .

Esta información se desvela tras la investigación realizada por CASH y ALEHM (Asociación de directivos de salud ambiental de Londres) para la Semana de Concienciación de Sal 2012 dedicada a «La reducción de la sal, la prevención de accidente cerebrovascular». La verdad, puede ser una noticia que no nos sorprenda, pero también es una cuestión que seguramente la mayoría de personas no se han planteado.

Igual que en España se realizan campañas para reducir el consumo de sal (a última es Menos sal, más salud), se hace en otros países, como Londres en este caso, y la razón es clara, el exceso de consumo de sal es muy perjudicial para la salud. En la industria está cada vez más controlada la composición de los productos alimentarios que deben plasmar en el etiquetado, aunque todavía hay mucho que andar, el consumidor no se preocupa de sumar el contenido en sal de cada uno de los ingredientes que incorpora en su dieta diaria (muchos de momento ya tienen bastante con contar calorías, y quizá están perdiendo la salud por otro lado), hay falta de interés pero también falta de información.

El peligro está en que es muy fácil ir incorporando sal a la hora de cocinar, incluso una pizza. Tiene sal la masa, el tomate frito, el jamón, bacon o embutido que se utilice, las aceitunas, el queso… cada ingrediente va sumando sal, convirtiendo a la pizza en un alimento que, pudiendo resultar equilibrado y saludable, contiene el máximo de sal recomendado por día.

Las pizzas para llevar tienen más sal que las del supermercado, y podemos ver de qué pizzerías y supermercados hablan en la tabla de resultados a la que podéis acceder a través de este enlace (Pdf). Para llegar a estas conclusiones analizaron pizzas margarita y pepperoni, un total de 199 pizzas, 81 de establecimientos de comida para llevar y 118 de supermercados. Denuncian al gobierno que no tome cartas en el asunto, es decir, que no regule la cantidad de sal que se añade a la comida para llevar, igual que se hace con la industria.

Aprovechan para destacar, cosa que nos parece muy bien, que la comida para llevar tampoco presenta el etiquetado nutricional, información a la que todo consumidor debería poder acceder, es el único medio por el que podemos decidir qué comer según nuestras necesidades nutricionales. También hay lugar para hablar de las grasas, y ahí no se salvan ni las pizzas de los supermercados, basándose en el etiquetado semáforo, se comprueba que en las pizzas de supermercado predomina el color rojo tanto en el contenido en grasas saturadas como en sal.

Los impulsores de esta investigación proporcionan algunos consejos para disfrutar de pizzas más saludables, con menos sal y grasas, entre ellos: Revisar las etiquetas de los envases y elegir las que tengan menos sal, elegir ingredientes evitando los más salados como el tocino, el pepperoni y el queso extra, pedir la pizza con menos queso, y el que más nos gusta, ¿por qué no hacer tu propia pizza?.

Sabéis que esa es una de nuestras metas también, compartimos con vosotros distintos tipos de masas y recetas de pizza. Muchos de vosotros ya nos habéis contado que desde que hacéis pizza en casa sabéis lo que es disfrutar de una pizza artesana, con sabores naturales y nunca superable por las pizzas de servicio a domicilio o del supermercado, y no sabéis lo que nos alegra.

Esto demuestra que el granito de arena que cada uno podamos aportar, sirve para que poco a poco se haga una montaña, desde aquí hemos conseguido que muchos hagáis vuestras pizzas caseras, así que mayores iniciativas pueden conseguir resultados más rápidos. Al respecto queremos destacar que según CASH, la pizzería que declararon que elaboraba la pizza con más sal de la investigación (The Adam & Eve Pepperoni Pizza, con 10’57 gramos de sal en sus 388 gramos de pizza), ha anunciado que ha empezado a cambiar sus recetas y tratando con los proveedores para obtener ingredientes con bajo contenido en sal, y ofrecer así a sus clientes una pizza más saludable.

Podéis leer el informe completo en la web de Action Salt, donde también ofrecen la relación de pizzas con menor contenido en sal. Nos gustaría conocer vuestra opinión al respecto de esta alerta sobre las pizzas en Londres, ¿valoráis la sal que incluís en la dieta?, ¿es oportuno que las pizzerías take away nos informen sobre los valores nutricionales de lo que nos venden?, ¿deberían hacerlo también los restaurantes?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (57 votos, media: 4,44 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 2 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Firmin

    Yo hace un tiempo que empecé a comer sin sal añadida. En verdad, porque soy muy joven y en varios chequeos me salió la presión alta y me asusté y recapacité. Soy joven, tengo tiempo para cambiarlo. Ahora como sin sal añadida y no me supone ningún esfuerzo, es mas, se me olvida añadir sal incluso si cocino para otras personas. Mi familia siempre me dice que le falta sal a mis comidas… pero oye, yo estoy orgulloso!
    Evidentemente, como alimentos con sal (atún en lata… algunas aceitunas, jamón dulce, quesos…) pero al menos ya no añado mas sal de la que los propios alimentos llevan.
    Y las pizzas, mejor hechas en casa!

  • Realmente curioso y útil la información, pues no lo sabía pero echándole un poco de lógica puedes llegar a entender porque lo hacen. Ummm habrá que pensarse mas el pedir una pizza en mi caso sin gluten

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.