Gastronomía & Cía Opciones

La industria cárnica francesa lucha contra la información errónea

Producción de carne en Francia

La industria cárnica francesa ha iniciado una lucha contra lo que consideran información errónea, decir que la producción pecuaria destruye el planeta, que el consumo de carne puede reducir la esperanza de vida, que puede provocar diferentes tipos de enfermedades, etc., son motivos para iniciar una ofensiva en la que se van a incluir acciones legales para que este tipo de información se desestime o al menos se ofrezca en el contexto correspondiente y real. Dicha ofensiva ha sido impulsada por la asociación de las empresas cárnicas francesas y el sindicato nacional de comercio de la carne de cerdo (Sniv – SNCP), ambas organizaciones indican que la carne es un alimento esencial en una dieta sana y equilibrada.

En un comunicado declaran que van a decir basta a las mentiras y a la denigración que está sufriendo la carne, de la industria cárnica dependen miles de puestos de trabajo en diferentes sectores, también está implicada la cultura y la gastronomía. Indican que la imagen de la carne es un producto de la civilización, un activo intangible muy valioso que no debe ser arrojado a los leones por quienes están en contra de este alimento. La industria cárnica francesa luchará contra los medios de comunicación del país, ya que consideran que muestran una clara postura favorable a los «anti-carne», es decir, que la información no es objetiva y que daña notablemente la imagen de la carne.

La industria argumenta que no ha podido comunicar e informar con claridad a los consumidores sobre sus actividades, esto es algo que ha dejado un espacio libre para que los opositores al consumo de carne la hayan denigrado frente a los medios de comunicación y la sociedad francesa, haciendo que ésta pierda el contacto con sus raíces agrícolas. Realiza una comparativa con el sector de las frutas y verduras que han estado trabajando durante años para que la sociedad comprenda lo beneficiosos que son sus productos, un ejemplo son campañas como ‘Cinco al día’. Lo mismo ocurre con el sector lácteo, han estado trabajando en la difusión de los beneficios de sus productos durante años y han logrado consolidarse en una posición favorable a los ojos del consumidor, todo lo contrario a lo ocurrido con la carne, sinceramente no se puede realizar semejante comparativa.

Los portavoces de las organizaciones Sniv-SNCP consideran que los anti-carne se han aprovechado de la situación y han subestimado la ignorancia de los consumidores sobre la realidad del sector y el valor de la carne, por tanto, ya es hora de poner freno y no permitir que se reduzca el consumo de carne. En nuestra opinión, es una postura extremista y no se pueden obviar los estudios científicos que demuestran las complicaciones de salud que pueden derivar del abuso del consumo de carne. La industria cárnica francesa declara que la carne es esencial para una dieta equilibrada diaria, sin embargo, deberán aportar pruebas de ello.

Citamos algunos ejemplos a tener en cuenta, una investigación realizada por expertos del National Cancer Institute y en la que participaron más de 500.000 personas, determinó que la ingesta de carne roja aumentaba el riesgo de muerte, concretamente era mayor el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca o algún tipo de cáncer. Otro estudio realizado en Australia por el centro especializado en problemas de visión, Royal Victorian Eye and Ear Hospital, mostraba la relación existente entre la ingesta de carne roja y la degeneración macular. En el contexto de la contaminación ambiental, es interesante recordar que el presidente del PICC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (ONU)), Rajendra Pachauri, propuso luchar contra el cambio climático reduciendo el consumo de carne.

Es un hecho constatado que las emisiones de metano generadas por los animales son muy altas, podemos dar un vistazo al gráfico que se muestra en el post Ovejas más saludables para el medio ambiente, y podemos comprobar que una vaca produce unos 90 kilos de metano, en equivalencia energética son unos 120 litros de gasolina, teniendo en cuenta la población de rumiantes del mundo, la cifra de emisiones que favorecen el calentamiento global es alarmante y eso que sólo se citan las vacas.

La cruzada de la industria cárnica francesa tendrá que enfrentase a fanáticos y extremistas que no quieren saber nada de la carne, pero también a representantes de la ONU, investigadores de todo el mundo, ecologistas, etc., mala jugada enseñar los dientes de esta manera con muchos argumentos de peso en contra, quizá lo que es una ofensiva se convierta en una retirada apresurada. A través de la web de Global Meat podemos saber que la coalición cárnica indica que la historia demuestra que en todo el mundo las civilizaciones se construyeron en base a la caza, la cocción de la carne y la cría de ganado, reducir el consumo representa una regresión. Sobre ese tema vamos a seguir hablando, esperaremos a conocer el siguiente movimiento del sector en Francia, seguro que nos sorprende tanto como las declaraciones realizadas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (46 votos, media: 4,67 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 3 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Françoise

    ¡Muchas gracias por este artículo, Velsid! ¡Como siempre, estás al tanto de todo!

    El reportaje fué emitido el 27 de marzo en la -maravillosa e imprescindible- Cadena ARTE. Se llama «L’Adieu au Steak» y, aunque ya no está disponible en ARTE+7, se puede encontrar en Youtube en 5 partes. De verdad, hay que verlo. Es real y basado en investigaciones hechas a consciencia, en el mundo entero. Se explica muy bien las consequencias de la indústria cárnica (polución-antibióticos residuales en la carne-forraje importado, con pesticidas que comen las vacas-insecticidas-herbicidas-nitratos- etc…etc…), sin dejar de lado el maltrato a los pobres animales, que sale mucho a relucir.

    En fin: deberíamos saber todos las consecuencias de comer tanta carne, sobre el planeta entero…..

    Saludos cordiales,
    Françoise

  • ana rubio

    Estoy totalmente de acuerdo con Francoise, hace no mucho tiempo estuve en un encuentro de alimentación vegetariana pues mi objetivo es hacerme vegetariana y, hubo un ponente exponiendo las barbaridades que hace la industria cárnica y lo nefasto que es para la salud humana la ingesta de carne, frente a la de vegetales, semillas y legumbres, que salí de allí con el firme propósito de hacerme vegetariana, cosa nada fácil, pues la carne es algo tan fácil de hacer (cocinar) que comparado con el tiempo que lleva la preparación de unas legumbres por ejemplo, es tremendo. Mi conclusión es que ser vegetariana es una cuestión de convencimiento + tiempo disponible. Un saludo

  • Creo que hay que buscar un balance. En lo personal, he reducido mucho el consumo de carne… o he aumentado mucho el consumo de frutas y verduras y otros alimentos (semillas, leguminosas, cereales, soja).

    Pero lo cierto es que toda la producción agropecuaria del planeta, al menos un porcentaje enorme, utiliza distintos productos químicos, ya sean herbicidas, plaguicidas, reforzadores de crecimiento y fertilizantes químicos. Incluso muchos planteos de producción orgánica de vegetales, utlizan fertilizantes de origen animal.

    Y ni que hablar de la manipulación genética en cada vez más cultivos, tanto forrajeros como de consumo de la población.

    También, toda la vida que puebla el planeta genera emisiones. Y excreta materias que luego fermentan generando más emisiones. Seis mil ochocientos millones de personas generan un montón de emisiones, sin hablar de los residuos y basuras.

    No sé si la carne es realmente esencial, no lo creo. Pero por lo que he podido averiguar, la falta de su aporte nutricio es muy difícil de compensar con otros alimentos. Es posible, es cierto, ya que hay gente que lo hace y goza de perfecta salud, pero no es un tema trivial. Es realmente caro tener una buena alimentación y, en algunos países, con mercados o producciones poco diversificadas es difícil de obtener una alimentación medianamente buena sin recurrir a la carne.

    Creo que el tema está muy politizado y parcializado y que las posiciones no buscan un consenso, ni un compromiso, sino que se radicalizan de mala manera, cada cual esgrimiendo la espada de su propia verdad.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.