Qué debemos saber sobre los helados

Elaboración de helados

Antes de empezar a compartir nuevas recetas de helados, estará bien dar un breve repaso a algunas cuestiones interesantes sobre este refrescante alimento, ya sabéis que desde Gastronomía & Cía os queremos animar a que elaboréis vuestros helados caseros, haciéndolos saludables y combinando los sabores que más os gusten. Hay que confiar, en casa se pueden conseguir helados casi tan cremosos como los que nos sirven en las mejores heladerías, tanto si se elaboran sin ninguna ayuda, como si se utiliza una heladera o heladora, aunque claro, este aparato favorece la elaboración de un helado más aireado y ligero.

En los próximos días vamos a tratar en detalle los ingredientes para hacer helados con la mejor textura y buena conservación, por ejemplo, para que sepáis que endulzantes como la miel, los jarabes o el azúcar invertido favorecen que el helado sea más blando y suave, aunque éste acabe de salir del congelador. Pero hay muchas otras cosas que debemos saber sobre los helados, y antes de avanzar en el aprendizaje, recordemos por ejemplo cómo se clasifican los helados.

En el post Clasificación de los helados os explicamos las características que debe reunir cada tipo de producto helado, helado crema, helado de leche, sorbete, helado de agua… esta clasificación es la que establece el Reglamentación Técnico-Sanitaria para la elaboración, distribución y comercio de helados y mezclas envasadas para congelar (Real Decreto 618/1998, de 17 de abril.

De gran importancia nos parece conocer la temperatura de servicio de los helados, cuántas veces habéis comentado que cuando sacáis el helado del congelador de vuestra cocina, está muy duro… a diferencia de la untuosidad con la que veis servir los helados en las heladerías. Pero es que una cosa es la temperatura de conservación de los helados y otra es la temperatura a la que se deben servir los helados, no sólo para que se puedan hacer bolas fácilmente, también porque favorece su degustación.

Con respecto a los utensilios o pequeños electrodomésticos para hacer helados, cada vez es más habitual que en los hogares exista una heladora, hay muchos modelos en el mercado, pero por la relación precio-calidad, y por ser un accesorio de nueva incorporación, muchos nos decantamos por la heladora de Lidl, seguro que las hay mucho mejores, pero también es cierto que esta económica heladora que llevamos utilizando dos años, nos ha dado buenos resultados, airea la mezcla muy bien a la vez que la enfría, nosotros sólo debemos preocuparnos de elaborar una buena mezcla para el helado y congelar después de que haya pasado por la heladora.

Pues bien, para quienes hayan tenido problemas con las instrucciones o el recetario (bastante limitado) de dicha heladora, os facilitamos toda la información que necesitáis para saber cómo utilizarla en el post Instrucciones de la heladora Lidl.

Y para finalizar con las propuestas de lectura sobre los helados de hoy, vamos con unos trucos y consejos que pueden resultaros útiles y además, prácticos, como el convertir las tortitas de arroz en un topping para helado. Y sobre el reciente truco de cocina que os mostramos de congelar el helado en porciones, ¿ya lo habéis probado?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (66 votos, media: 4,48 de 5)
4.48 5 66
Loading ... Loading ...