Convocatoria: Premio a la mentira publicitaria más insolente 2012

Goldener Windbeutel 2012

Como cada año, Foodwatch, asociación alemana que defiende los intereses de los consumidores denunciando aquellas prácticas de la industria alimentaria que son fraudulentas, ha convocado una nueva edición del Premio a la mentira publicitaria más insolente (Goldener Windbeutel 2012). Este premio tan singular no agrada a la industria alimentaria de Alemania, la verdad es que es un premio que nunca recogen, y se entiende. Tras la votación online ya se han dado a conocer los cinco productos nominados que optan a recibir el ‘preciado’ galardón, el primer candidato es la margarina Becel pro-activ que fabrica Unilever, producto que se anuncia como ideal para disfrutar de una dieta saludable gracias a su contenido en esteroles vegetales, gracias a este componente se reduce el colesterol.

Sobre este producto la organización indica que no se han realizado investigaciones científicas que acrediten que no existen efectos secundarios por su consumo, Foodwatch explica que aunque las propiedades para disminuir el colesterol están constatadas, algunos miembros de la comunidad científica cuestionan sus efectos a largo plazo y se sospecha que incrementan el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. La organización de consumidores ironiza indicando que Becel pro-activ sólo se debería comercializar bajo prescripción médica.

El segundo candidato que opta al ‘Premio de la mentira publicitaria 2012’ es el té Landlust de pera y ciruela amarilla que comercializa Teekanne, una compañía con sede en Alemania, líder mundial en la producción de bolsitas de té. La asociación indica que se anuncia con el lema ‘elaborado con productos de nuestro huerto’ aludiendo su carácter ecológico, sin embargo, se trata de fruta de producción industrial, por otro lado, no se ha detectado la presencia de ciruelas en las bolsitas de té. El tercer producto nominado es un preparado de carne picada con proteínas vegetales (zubereitung aus hackfleisch gemischt mit pflanzlichem) de la marca de distribuidor Viva Vital, de la cadena alemana de supermercados Netto. La gama de productos de esta marca se comercializa a un precio más económico y se anuncian como ideales para formar parte de una dieta sana y equilibrada. En el envase de la carne se especifica que contiene un 30% menos de grasa, en realidad lo que ocurre es que contiene un 30% menos de carne y esta carencia se sustituye y mezcla con un preparado a base de trigo y agua, la organización también denuncia que el precio es abusivo en comparación con una bandeja de carne picada habitual.

El cuarto nominado a recibir el Premio de la Mentira 2012 es la cerveza sin alcohol ‘Clausthaler Classic’ que elabora la cervecera alemana Radeberger Exportbierbrauerei. Esta marca asegura que es la primera cervecera de Alemania que elabora exclusivamente cerveza Pilsener, una cerveza rubia de tipo Pilsen. Las cervezas se elaboran bajo la denominada ley de la pureza, una ley que establece que la cerveza sólo se puede elaborar con tres ingredientes, agua, malta de cebada y lúpulo. Pues bien, en el caso de la cerveza sin alcohol, Foodwatch indica que se debería cambiar la descriptiva ya que en realidad contiene alcohol, concretamente un 0’45% de volumen, por lo que se debería comercializar como cerveza con reducida graduación alcohólica tal y como se comercializa en otros países.

La quinta nominación al Goldener Windbeutel 2012 es para dos productos, dos variedades de infusión, frutas del bosque y melisa-manzana, que se destinan a los bebés de 12 meses de edad. Son fabricadas por Hipp Babynahrung, una empresa dedicada a la alimentación infantil y cuya sede corporativa se encuentra en Suiza. En este caso, la asociación alemana indica que el endulzante que contienen las infusiones es excesivo y equivalente a dos terrones y medio de azúcar por cada 200 ml. La empresa está consolidada en la fabricación de alimentos infantiles, se fundó en 1932 y en 1950 saltó a la fama por ser la primera compañía en envasar en latas sus productos con el fin de mejorar la higiene y la calidad. Buscando información sobre su trayectoria, podemos leer que cuenta con una red de productores ecológicos para abastecerse de la materia prima. Ha recibido diferentes reconocimientos y premios por sus productos, sin embargo, en este caso parece que no es tan escrupulosa en la fabricación y Foodwatch denuncia el exceso de azúcar de las bebidas instantáneas.

El proceso de votación se ha iniciado y concluirá el próximo 18 de junio, a partir de ese momento podremos saber qué producto se lleva el Premio a la mentira publicitaria más insolente 2012. A través del artículo de Spiegel, podréis conocer más detalles sobre las nominaciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (61 votos, media: 4,59 de 5)
4.59 5 61
Loading ... Loading ...