Gastronomía & Cía Opciones

Enfriar copas para servir helados

Platos fríos para postres helados

Cada vez son más personas las que se animan a hacer helados caseros, tanto estando en disposición de una heladora doméstica como elaborando helados de forma tradicional, así que continuamos ampliando información sobre lo que debemos saber sobre los helados, aunque en esta ocasión vamos a abordar el tema del servicio, sobre enfriar copas para servir helados.

Del mismo modo que os hablamos de calentar los platos antes de servir cuando quieres que la comida permanezca durante toda la degustación caliente, o al menos que se mantenga caliente más tiempo, con los helados, tartas heladas, sorbetes, granizados, etc., podemos hacer todo lo contrario, enfriar los platos, vasos o copas para retrasar el proceso de descongelación.

Tenemos todo el verano por delante, y seguramente en más de una ocasión vamos a servir postres helados en un plato o copa, según del tipo de helado del que se trate. Hay a quien no le da tiempo a que se derrita el helado de lo rápido que lo toma (por cierto, afirman que esto provoca dolor de cabeza), pero también hay quien disfruta mucho más si lo saborea lentamente.

Interviene también la temperatura del ambiente, claro, cuanto más elevadas sean las temperaturas, más rápido se inicia el proceso de descongelación de un helado, así que si lo que queremos es retrasarlo, ya sabéis qué hacer, enfriar el menaje de servicio.

En casa se puede realizar este proceso de varias formas (ya nos gustaría disponer de un congelador instantáneo de vasos), igual que muchas personas, y establecimientos de hostelería, tienen las copas de cerveza en el congelador para servirlas bien frías, se pueden tener las que se destinan a los helados, pero es muy importante, primero que las copas resistan la temperatura, y segundo, que no haya alimentos en ese espacio que puedan transmitir su olor, y así su sabor.

Otra opción es que se enfríen en el frigorífico durante unas horas, pueden encontrase así a una temperatura de unos 5º C, posiblemente lo complicado es tener espacio en el frigorífico para tener varias copas o una pila de platos para enfriar. Así que se puede valorar el utilizar cubitos de hielo para enfriar rápidamente los recipientes para servir helados, pero no cubitos de hielo caseros, sino los gruesos que podemos encontrar en los supermercados, enfrían muy bien, con mayor rapidez y sin apenas descongelarse y soltar agua. Aún así, habrá que tener en cuenta que antes de servir el postre helado puede ser conveniente secarlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (23 votos, media: 4,48 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.