Gastronomía & Cía Opciones

Mala calidad de frutas y verduras, una tónica dominante

Calidad de las frutas

Acabamos de conocer un estudio desarrollado por la Organización de Consumidores y Usuarios, en el que se concluye que sólo un 5% de las frutas y hortalizas que se comercializan en ciudades como Valencia, Barcelona, Sevilla o Madrid, tienen unas cualidades organolépticas favorables, las frutas y verduras son frescas, dulces, jugosas, etc. Pero es lamentable, tan sólo un 5%, ¿qué ocurre con el resto?, la tónica dominante es la mala calidad de frutas y verduras, pero hablamos de las características organolépticas, ya que estos alimentos se presentan en los comercios con una imagen deseable que hace pensar que su sabor es igualmente atractivo.

A muchos consumidores les pasa continuamente, adquieren estos alimentos por su aspecto y tras probarlos, descubren que son insípidos, faltos de sabor y aroma, incluso la textura parece ser diferente en algunos casos. Para poder constatar la pésima calidad de frutas y verduras, la OCU procedió a adquirir en 54 comercios de las ciudades mencionadas, diferentes frutas y verduras, manzanas Golden, plátanos de Canarias, Lechugas romanas, naranjas de mesa y tomates Daniela. Además de catar 350 kilos de estos alimentos, también se procedió a analizar la colocación de frutas y verduras en el expositor, la apariencia que tenían, el etiquetado correspondiente y la atención que ofrecían los responsables de las tiendas.

Las conclusiones obtenidas son bastante deprimentes, como decíamos, tan sólo un 5% de los productos catados podían considerarse muy satisfactorios, el resto eran alimentos insípidos y sin aroma, pero además hay que destacar que una de cada cuatro piezas, tenía defectos en el sabor y la textura. Seguro que os ha ocurrido en más de una ocasión, adquirir un kilo de manzanas que en apariencia son espectaculares, y al cortarlas están estropeadas desde el interior. Otro ejemplo son las fresas, esta es una fruta más perecedera, y nos encontramos con cajitas con fresas o fresones espectaculares, sin embargo, una buena parte de ellas, sobre todo las que no se ven, ya han entrado en proceso de descomposición leve, si hablamos de tomates… ni aroma, ni dulzor… es una tónica dominante, termina siendo complicado encontrar buenos tomates, a las variedades comerciales les falta química. Podríamos ir citando muchos ejemplos sobre la precariedad y mala calidad de frutas y verduras.

Otro problema a destacar es la falta de maduración, es lo que tiene cortar en verde, recordemos que se realizan campañas para que los alimentos del campo se recolecten maduros, es el mejor modo de brindar calidad y que los consumidores se sientan satisfechos con la compra realizada. Según la OCU, la valoración más común realizada por los consumidores es que ni gustan, ni disgustan, algo que evidentemente no facilita el aumento del consumo de frutas y verduras. Como han apuntado algunos estudios, una fruta madura con dulzor y aroma tiene más posibilidades de conquistar el paladar de los niños, con respecto a los adultos, nos sorprende ese tedio y aceptación de la calidad del producto que adquieren.

Ante este panorama, resulta más complicado seguir las recomendaciones de los expertos en nutrición, como sabemos indican que hay que tomar 5 raciones de frutas y hortalizas al día. Los estudios muestran que la media de consumo de estos alimentos se sitúa en unos 280 gramos al día, cuando en realidad se deberían consumir unos 400 gramos tal y como se recomienda desde la OMS (Organización Mundial de la Salud). ¿Qué ha pasado?, parece que la mayoría de los adultos hemos olvidado el verdadero sabor de frutas y verduras, aceptamos las variedades que, aunque son interesantes para la industria por su rapidez de crecimiento, productividad o resistencia a plagas e inclemencias medioambientales, son de una calidad organoléptica lamentable y deprimente. La alternativa sería poder disfrutar de los alimentos ecológicos, tienen más sabor y nos hacen disfrutar más de la comida.

Pero volviendo a las frutas y verduras de producción industrial, muchos alimentos no se cultivan en condiciones naturales, se utilizan diferentes técnicas e invernaderos para asegurar una gran producción, además algunos alimentos se cortan en verde y se dejan madurar en cámaras refrigeradas. Hemos podido ver como las naranjas o mandarinas se recolectan en verde y se almacenan en grandes frigoríficos, a medida que maduran, sacan las cajas para la selección y envío a otros países o para quedarse en el nuestro. Frutas y verduras se diseñan para que soporten la actividad industrial y garantizar la rentabilidad, y para que los consumidores las adquieran, las variedades desarrolladas tienen un aspecto impecable que capta a aquellos que suelen «comer con los ojos». Como dice el artículo de la OCU, es raro ver piezas que sean irregulares, estén manchadas, o muestren signos evidentes de haber recibido un golpe. Por otro lado, se disponen de un modo que los posibles defectos pueden pasar inadvertidos y si no miramos una a una cada pieza, terminamos adquiriendo alguna en mal estado.

El tendero es una pieza clave para poder adquirir las frutas y verduras en mejores condiciones, asesora sobre las mejores frutas y piezas, advierte sobre aquellas que están más o menos maduras, etc., claro que todo este trato conlleva un incremento en el precio, según la OCU. Nuestra recomendación es que si hay posibilidad (quizá no es fácil en grandes ciudades), se acuda al mercado tradicional o a las tiendas de los propios agricultores, no todo lo que tengan será de su huerta, posiblemente, pero sí buscan completar su oferta con productos de kilómetro cero, es decir, de los campos de sus vecinos. Además de los beneficios de disfrutar de productos de cercanía y de temporada, los precios no son más elevados que en grandes superficies, al contrario, cuando algunas frutas o verduras están empezando a ‘decaer’, rebajan el precio para conseguir venderlas y no sufrir pérdidas.

La OCU nos facilita cifras sobre la cata que ha realizado, parece ser que en Sevilla y Valencia la calidad de las frutas es mejor que en Barcelona y Madrid, además en estas dos ciudades el precio de compra es más elevado. Pero este resultado es una media y engloba tanto a fruterías de barrio, como supermercados o cadenas de distribución. Lo más sorprendente es el alto porcentaje de personas que manifiestan que ni les gusta, ni les disgusta, la media se encuentra entre el 60 y el 70% en todos los casos. Finalmente y para concluir, del estudio se desprende que en Barcelona los mercados son muy caros, con respecto a la mejor relación calidad/precio, la ofrecen supermercados como Mercadona o Caprabo-Eroski, los alimentos cuestan la mitad de precio que en los mercados.

En Madrid, los supermercados Caprabo-Eroski son los que ofrecen la fruta y verdura de mejor calidad y a un precio competitivo, en calidad también destaca Hipercor, pero el precio es más elevado. Con respecto a las tiendas de barrio, hay que tener cuidado con las que ofrecen los productos especialmente baratos. Finalmente de Valencia, Hipercor es el que ofrece mejor calidad en frutas y verduras, lamentablemente a un precio más elevado, con respecto a la relación calidad/precio, vuelve a destacarse Mercadona. Mucho hay que hablar de este tema, la calidad no está asociada al aspecto, y esto es un inconveniente para promocionar el consumo de estos alimentos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (113 votos, media: 4,56 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 6 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Muy interesante. Resulta muy preocupante que se hable tan poco de este tema porque la mala calidad y todo lo dicho de las frutas afecta también al pescado y a las carnes y embutidos. Hacer una compra saludable resulta una misión imposible cada semana. Vivo en Valladolid y dispongo de muy poco tiempo pero trato de evitar las grandes superficies donde la calidad brilla absolutamente por su ausencia: en Mercadona, Carrefour y por supuesto Hipercor y El Corte Inglés muchas semanas es de denuncia. Ante la duda, es mejor decantarse por la tienda del barrio donde puede, al menos, existir un diálogo con el tendero.

  • Firmin

    Lo mejor es ir al mercado, productos locales, a buen precio y buena calidad… eso si, hay que tener tiempo…

  • Pepi G

    Si en España hay problemas de calidad y es producto nacional no os podeis imaginar en Alemania …que es producto de importación. Los melocotones del tamaño de una ciruela y las ciruelas del tamaño de una cereza.
    Vas a la fruteria del pueblo ves los melocotones de un tamaño espectacular como el precio, hasta 6,99 kilo, llegas a casa y sorpresa… el melocotón está sin sabor negro por dentro y el hueso que no es hueso.
    Dinero tirado por la ventana.Compres donde compres es todo lo mismo.
    Es de vengüenza….

  • carlos mata

    Es necesario que sea la OCU la que denuncie lo que estamos viendo a diario?
    Cuando para cubrir unas necesidades alimentarias, se recurre a grandes producciones, no hay mas remedio que pasar por el arco de triunfo que elijan los productores y los distribuidores o grandes superficies. El pequeño productor no pinta nada. Si acude al mercado de abastos le pagan poco y no es rentable, con lo que nos quedamos con poca oferta de calidad. Las tiendas también compran en abastos el mismo producto que las grandes superficies negocian con los grandes productores. Tenemos en la calle el mismo producto y cada uno pretende hacer su Agosto de la mejor manera posible. Es necesario que comamos tomates en el mes de Febrero? O sandías en el mes de Marzo? La desestacionalización acabará con la calidad, el sabor, el olor y demás características de las frutas y verduras, y las transformará en simples formas, a no ser que incorporen las hormonas necesarias para que esto no pase, con lo cual acabaremos ya de una vez por todas con los productos de temporada como conocemos algunos todavía.
    No es una desgraciada paradoja que tengamos aquí tanta gente parada ,y la producción de calidad que debería estar en manos de pequeños -o medianos-agricultores brille por su ausencia?

  • Eva, la respuesta está en el post, como habrás leído, el porcentaje de personas indiferentes es muy alto, les da igual las características organolépticas que ofrezcan las frutas, verduras y hortalizas. Lo de los precios es de denuncia, ya lo hemos mencionado en varias ocasiones a través del IPOD (Índice de Precios de Origen Destino).

    Firmin, de acuerdo totalmente, productos de temporada y a ser posible de proximidad, lamentablemente esto es más complicado en las grandes ciudades.

    Pepi, desconocíamos el problema en Alemania, se supone que desde España se exportan los mejores productos. Con respecto al tema de los melocotones, pasa lo mismo con otras variedades de frutas, es lamentable.

    Carlos, como le comentaba a Eva, la tasa de indiferencia es muy elevada, muchos vemos estos problemas y nos quejamos, pero una gran mayoría lo aceptan como algo normal. Con respecto al arco de triunfo, es evidente que los intermediarios y cadenas de distribución manejan la situación a su conveniencia. Aunque Angela Merkel decía que los tiempos del proteccionismo han pasado a la historia, en algunos casos debería retomarse, sería el modo de lograr que los productores locales pudieran salir adelante y nosotros disfrutar de productos de mejor calidad.
    Saludos a todos.

  • Jesica

    Estoy muy preocupada porque soy murciana y en mi casa compramos la fruta en el mercado y aunque aquí dicen que somos la huerta de Europa, en Murcia y bueno también Almería y es verdad que las frutas y verduras de Murcia y Andalucía son las mejores de España, yo no sé porque en esta época, sobre todo estos 2010 hasta las verduras y las frutas dicen que son malas y encima también ha venido Monsanto aquí a Murcia y a Almería a fastidiarnos esa gentuza y no sé a qué vienen a España, y además aquí en un lugar de buenos productos de la tierra. Yo estoy muy preocupada y estoy asustada además porque no sé si las verduras y las frutas que como son buenas. Quisiera una respuesta y muchas gracias.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.