Es difícil encontrar materias primas alimentarias tradicionales

Industria alimentaria

Hace un mes nos hacíamos eco de una advertencia lanzada por Wm Morrison Supermarkets plc, una de las cadenas de supermercados más importantes del Reino Unido, la empresa comunicaba que el precio de los alimentos podría incrementarse si se mantiene el rechazo a los alimentos transgénicos. Por esta razón la cadena cambiaba la postura que había mantenido hasta el momento y relajaba su política en materia de transgénicos, siguiendo la misma decisión que adoptó la cadena de supermercados Asda. Ahora, otra empresa advierte que resulta mucho más difícil encontrar materias primas alimentarias tradicionales para abastecer a la industria agroalimentaria a causa de la expansión de las materias primas transgénicas.

Ulrick & Short es una compañía que provee a la industria alimentaria con fibras, almidón, proteínas y harinas de maíz, trigo, etc., la gama de materias primas procedentes de cereales y tubérculos es muy amplia. A diferencia de las empresas mencionadas, esta compañía asegura que mantendrá su política de abastecer de productos libres de alimentos modificados genéticamente al sector, aunque expresa las complicaciones a las que se enfrenta día a día, el mercado está cada vez más limitado, algo evidente teniendo en cuenta que cada vez son más los agricultores que se dedican a la producción de alimentos transgénicos.

Sin embargo, advierte que esta es una de las principales razones que provocan la subida de los precios de las materias primas tradicionales, estas declaraciones nos recuerdan a las amenazas de las empresas estadounidenses advirtiendo que si se debían etiquetar los alimentos transgénicos, el precio de los alimentos se incrementaría, evidentemente los que estén libres de organismos modificados genéticamente.

Como el tema económico es una cuestión que preocupa a los consumidores, se utiliza como arma para intentar que se acepten este tipo de alimentos, poco a poco se incrementa la presión en todos los eslabones de la cadena para que se utilicen y acepten las materias primas transgénicas. En Europa existe una notable oposición a los alimentos transgénicos, algo que ha logrado frenar en cierta medida que se puedan introducir con más facilidad en el mercado, pero la presión no deja de crecer y la falta de materia prima, antes o después, provocará que muchas empresas y compañías flexibilicen su política en materia de transgénicos.

Con respecto a las declaraciones de Ulrick & Short, esta compañía mantiene la postura de seguir suministrando materias primas tradicionales y para ello ha desarrollado estrategias que permitan garantizar el abastecimiento al sector de la industria alimentaria, con los diferentes ingredientes tradicionales que ofrece, para ello trabaja con mercados asiáticos. Sin embargo, es difícil saber hasta cuándo podrá mantener esta línea de trabajo sin que termine afectando a los precios. Nos hacemos eco de esta noticia porque ocurre algo similar en empresas de todo el mundo, los transgénicos ganan terreno, basta con realizar una comparativa del incremento de superficie destinada a este cultivo y la cantidad de agricultores que apuestan por ellos, un ejemplo se puede ver en el mapa del post Mil millones de hectáreas destinadas a los alimentos transgénicos.

Hay que citar otros problemas como la contaminación de las materias primas tradicionales, o la expansión del cultivo de alimentos transgénicos en el continente asiático, algo que suponemos que Ulrick & Short tendrá en cuenta, la estrategia de abastecerse desde este continente será viable a medio plazo, posteriormente se verá forzada a incrementar los precios de las materias primas tradicionales según la demanda, dado que el suministro se reducirá. Europa depende de la importación de materias primas de otros países, este es un canal para forzar la introducción y aceptación de los organismos modificados genéticamente, esto no ocurriría si contáramos con una política de autoabastecimiento alimentario.

Parece inevitable que a corto o medio plazo los consumidores que no queramos saber nada con los alimentos transgénicos, tengamos que pagar mucho más por nuestra alimentación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...