Gastronomía & Cía Opciones
 

Los alimentos ecológicos en España son muy caros

Precio alimentos orgánicos

Un estudio desarrollado por la consultora internacional Everis, concluye que los alimentos ecológicos en España son muy caros, la diferencia con respecto al precio de los alimentos tradicionales se sitúa en una media de un 74%. En cambio, en países como Reino Unido o Francia, la diferencia entre alimentos ecológicos y tradicionales se reduce a más de la mitad. En este informe se destacan las razones que provocan que el crecimiento del consumo de los productos ecológicos no sea el esperado, además del precio, se refleja la dificultad para poder encontrar los alimentos y el desconocimiento sobre sus propiedades o beneficios.

Estos motivos son una constante en los diferentes informes que se han realizado durante los últimos años, podemos citar, por ejemplo, el estudio realizado por TNS, empresa líder en investigación de gran consumo en nuestro país, que respondía a la pregunta: ¿Por qué no se consumen más alimentos orgánicos?. Pero podemos remontarnos más en el tiempo, al año 2008, ya entonces se destacaban estos motivos. La ironía es que nuestro país tiene una importante producción de alimentos ecológicos, sin embargo la mayor parte se destina a la exportación.

Del mismo modo, año tras año se alaba el crecimiento del mercado de alimentos orgánicos a pesar de que sean alimentos muy caros, en el informe de Everis se calcula que este mercado crecerá una media de un 12% anual hasta el año 2020. Nos proporciona cifras sobre la facturación indicando que alcanzará los 12.182 millones de euros, en el año 2008 la facturación se situó en los 905 millones de euros.

Crecimiento sí, pero es muy lento, se habla de la falta de madurez del mercado español en comparación con otros países como Alemania, Dinamarca, Francia, etc. Pero es que hay que decir que tampoco se propicia que el mercado pueda madurar, a las pruebas del estudio nos remitimos, son alimentos muy caros y la diferencia con respecto a los alimentos tradicionales es muy significativa.

Se habla de la dificultad para encontrar alimentos ecológicos fuera de las tiendas especializadas, pero el sector tampoco ha hecho gran cosa para que estos alimentos tengan mayor presencia en el mercado español, parece evidente que el gran volumen que se destina a la exportación provoca que se aparque un poco la promoción en nuestro país, de hecho, la falta de promoción ha sido una nota dominante durante los últimos años. Según el informe, el crecimiento podría llegar a triplicarse simplemente reduciendo las diferencias de precios entre alimentos ecológicos y alimentos tradicionales a un 40%.

Sería interesante tener a mano un estudio en el que se mostraran los precios a los que se comercializan los productos ecológicos en otros países, y hacer una comparativa con el precio en nuestro país. A ver si va a pasar como con las naranjas españolas en Alemania, que han llegado a ser más baratas que en el país que se producen, de ello hablábamos en el año 2009. Los cítricos de gran calibre y máxima calidad se comercializaban a 0’50 euros kilo, en nuestro país pagábamos entonces 1’54 euros kilo. Esta situación fue propiciada por las cadenas de distribución alemanas que forzaron la reducción de los precios.

Pero volviendo al informe, se habla de un crecimiento previsto en torno al 12% anual y se destaca que durante los últimos 10 años el ritmo de crecimiento ha sido de un 25%, logrando superar la media de la Unión Europea (12%) en este sector, y superando incluso a países donde el mercado de los alimentos ecológicos está muy arraigado. Ahora bien, ¿sobre qué cifra base se aplica este crecimiento?. Por otro lado sabemos que la mayor parte de la producción ecológica se exporta, esto delata que el consumo nacional es muy reducido, por lo que por muy pocos consumidores que se unan a este mercado, puede parecer que el crecimiento es destacado.

Nos quedamos con un dato muy significativo, un alimento ecológico puede ser hasta un 70% más caro que su homónimo tradicional, es necesario recortar diferencias si realmente se desea potenciar el consumo nacional, aunque no estamos convencidos de que sea la finalidad viendo la evolución del mercado de alimentos ecológicos.

Foto | Fotón_de

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 6 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Carme

    Felicidades por el post, pero en lo referente al precio, no creo que sea del todo correcto:
    Si lo comparamos con el producto de una tienda tipo donde lo importante es el bajo coste sin tener que ver la calidad del producto, seguro que sale este porcentaje. En cambio, si comparamos con un producto de calidad, con denominación de calidad o origen, el precio está muy igualado. Creo que lo correcto es comparar el producto ecológico con éste último, ¿no creeis?
    En cuanto al precio, me consta que en Andalucía, donde se concentra la mayor producción ecológica (en proporción con la convencional) gracias a la apuesta de la administración por esta forma de cultivo, te paseas por el mercado y los precios son prácticamente los mismos (en la mayoría de mercados existen paradas ecológicas, gracias a la colaboración de la administración, como ya he mencionado).
    En cambio en Cataluña y Aragón, por ejemplo, donde las administraciones han ido a facilitar más la implantación «de forma experimental» del cultivo transgénico (y por tanto una política totalmente opuesta a la Andaluza en el tema de la producción ecológica) los precios son más diferenciados del sector convencional. De todas maneras, en comparación con los productos de calidad, la diferencia es inexistente o prácticamente inexistente.
    Felicidades por el artículo

  • Siempre hay excepciones en el tema de precios, con respecto al producto con D.O. y calidad garantizada es posible que la diferencia de precios sea más ajustada, pero el estudio es genérico, habla de los alimentos tradicionales en general (la calidad del producto parece quedar en segundo término). Se pueden hacer otros estudios para realizar la comparativa que indicas, pero como ejemplo a citar, en el caso de las lentejas, a pesar de que tenemos unas magníficas lentejas certificadas, el 80% de las que se comercializan en España son estadounidenses, la diferencia de precios quizá pueda parecer poco significativa, pero los consumidores se fijan mucho, de ello hablábamos en el post ¿prefieres lentejas españolas o estadounidenses?.

    Suponemos que también influye la comunidad, la situación económica y las ganas de promocionar este tipo de productos, lo que ocurre en Andalucía no se puede aplicar a otras comunidades donde la diferencia de precios es muy significativa y los problemas citados en el estudio de la consultora están presentes. No resultaría tan difícil promocionar productos ecológicos y certificados si la administración se implicara un poco más y con campañas de verdad, no con cortinas de humo.

    Saludos

  • RJNieto

    En España los falsos «BIO» han bloqueado el mercado y todavia no se han puesto las bases serias para el crecimiento.
    La sentencia europea se hizo de obligado cumplimiento en el año 2006, que es cuando el gigante DANONE diseña el plan activia sustituyendo al bio.
    Aunque recibe una propina y se prohibe a Pascual llamar yoghurt a los postres lacteos.

    Respecto a los precios depende de que hablemos.
    Una hogaza o dos medias de pan Ecologico elaborado con harina de trigo de cultivo ecologico, levadura madre-eco cuesta 1kg aproximadamente 4,00€ dependiendo del tamaño y complementos tipo semillas de lino, amapola y otros entre 4 y 6 euros.Ej: La Artesa de Burgos 3,95€/kilo
    Un bloque de pan de molde de una marca lider Bimbo aproximadamente 5€ /kilo, si nos vende la marca Silueta llega 7,50€ kilo y en caso de hablar de bollitos para Hamburgesas practicamente ninguna marca baja de 5 € el kilo. Aunque la diversidad de tamaños y que tengan corteza o no(ALUCINANTE), etc hace modificar los precios de forma brutal . Eso si tambien lanzan bagguetes de congelados y especiales anticrisis (je-je) a 0,60€ la barrita de 220 gramos.

    De hecho ni los medios de comunicación sabían practicamente de que hablaban y me remito a que en la cadena SER de Palencia donde nosotros tenemos nuestra tienda BIOSHOP.
    Cuando abriamos preguntaban si eso de productos y alimentos BIO era lo de los «BIO» de Danone.
    Tenemos que explicarlo y sigue siendo una parte clave de las politicas de comunicación y publicidad.
    Uno de nuestros slogan era que los bio no tienen «e» de conservantes ni colorantes, ni potenciadores de sabor, ni nada quimico, pero no es sencillo de explicar. Y el esfuerzo lo hacen los particulares sin ayuda de las autoridades y con el añadido o SECUELA de los daños de los falsos BIO.
    Danone manejaba en el año 2004, 70 millones de euros en publicidad en España. Y los años posteriores y anteriores fueron similares.

    La campaña del ministerio financiada desde Europa fueron 2,5 millones de euros.
    Y todavia hoy en día, no sabe la sociedad de que estamos hablando.

  • carlos mata

    No es lo mismo ser caros que estar caros. Yo creo que están caros. Si seccionáramos las diferentes partidas que componen el total de precio hasta que llega al consumidor, estoy convencido que la parte final de comercialización se lleva la palma. Por lo tanto no hablaríamos de un coste elevado de producción, si no más bien un aprovechamiento por parte del comercial de las características del producto para cobrarle mas al consumidor final.
    Respecto al informe, yo lo veo raro. Aunque sus conclusiones puedan ser reales, no veo el camino que cogen para llegar a ellas. Se basan en datos de grandes productores? Realmente hay grandes productores de alimentos ecológicos? Se confunden datos con lo ecológico y lo natural? No hablan de las producciones de pequeños agricultores que venden sus mercancías en los mercados de diario de las ciudades. Dónde están las semillas ecológicas que permitan producir de esta manera? En fin estoy un poco excéptico con todos estos informes, porque yo tengo un pequeña producción de agricultura natural, y mis gastos de producción suelen ser menores que los de la agricultura convencional y la ecológica. Y como yo muchos pequeños agricultores.

  • Anonimo

    Claro que son caros los productos ecologicos en España, no hay mas que irse al extranjero para comprobarlo, ni punto de comparacion! Y por eso no me puedo permitir una dieta ecologica 100% y supongo que como a mi les pasara a muchos.

  • Para mucha gente, la agricultura orgánica consiste en mantener un pequeño huerto y volver a la vida bucólica, aquélla en la que los tomates sabían a tomate. Esto está muy bien, pero además una agricultura orgánica se basa en mantener la riqueza de los suelos y gestionar los recursos de agua.

    Por eso, la agricultura orgánica también es avance cultural e investigación científica, acciones que se deberían subvencionar desde los estados más activamente.

    La agricultura orgánica da trabajo a muchas familias de países en vías de desarrollo y evita la esclavitud laboral. 
    Si consumimos este tipo de alimentos estamos contribuyendo a favorecer las cadenas de distribución y a abaratar los precios de tales productos, que ahora nos pueden resultar un
    poquito caros.

    Saludos
    Pol Pesoa
    Bebidas Orgánicas, análisis y beneficios
    http://bebidasorganicas.es/

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.