Gastronomía & Cía Opciones
 

Cómo preparar un banneton para el primer uso

Banneton, cesta de fermentación de pan

Cuando compramos nuestros primeros bannetons, os explicamos cómo se preparan para el primer uso y en general, cómo hay que mantenerlos para que se conserven bien y mimen la masa de pan que en ellos dejamos reposar. Un poco de aceite de oliva y harina son los elementos con los que preparamos una cesta de fermentación de pan antes del primer uso, en los siguientes, es suficiente con espolvorear harina y ocasionalmente volver a engrasar con aceite o incluso con agua.

Hemos encontrado un vídeo en el que explican cómo preparar un banneton para el primer uso, y como una imagen vale más que mil palabras, hemos pensado que os gustará verlo, es el autor del vídeo que os mostramos hace unos días para hacer croissants estilo francés.


Veréis que en su método para preparar el banneton antes de poner la masa de pan a fermentar, utiliza agua en lugar de aceite, una forma muy práctica utilizando un pulverizador.

Por lo tanto, si vais a estrenar un banneton, primero pulverizar con agua o aceite de oliva todo el interior, añadir a continuación una taza, una buena cantidad de harina y girar la cesta para que ésta quede bien impregnada en toda su superficie para evitar que la masa de pan se quede adherida. Después sacudir para que no haya excesos de harina.

Una vez preparado el banneton siguiendo estos pasos, dejar secar al aire libre. La cesta para pan ya está lista para su primer uso, es necesario volver a espolvorear con harina, tanto en esta primera ocasión como cada vez que se vuelva a utilizar la cesta para fermentación, además de ayudar a que no se pegue, dejará las ‘marcas’ en el pan después del horneado.

Antes de guardar el banneton hasta su próximo uso hay que sacudir la harina que ha estado en contacto con la masa de pan y dejarlo secar bien. Y como os comentamos, una limpieza más profunda se hará ocasionalmente, todo depende del uso que se le dé a la cesta, si hacéis pan una vez a la semana, quizá sea suficiente con limpiarla una vez al mes con un cepillo y agua caliente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,80 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 3 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Muchas gracias Helena!!

  • Cristina gonalez

    Gracias por este artículo, muy interesante!!

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.