- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Saborizante de mantequilla asociado al Alzheimer

Diacetil

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), ha concluido que un saborizante de mantequilla puede estar asociado al Alzheimer, concretamente se ha investigado el DA (diacetil), se trata de un saborizante químico artificial que se obtiene a través de un proceso de fermentación, siendo un ingrediente común en margarinas, aceites, palomitas de maíz preparadas, snacks, bollería industrial y otros productos alimentarios.

Al parecer, el diacetil intensifica los efectos de la proteína beta-amiloide, elemento que aunque es conocido por su relación con el Alzheimer, también está asociado a otras actividades que no guardan relación con esta enfermedad, como por ejemplo la regulación del transporte del colesterol o la protección contra el estrés oxidativo entre otros. Este saborizante es reconocido especialmente por su sabor y aroma a mantequilla, está muy presente en la dieta humana dado que como decíamos, se utiliza en muchos alimentos. Los investigadores nos explican que los resultados del estudio sugieren que la exposición al diacetil podría contribuir en el desarrollo de la enfermedad, dado que se ha demostrado que el saborizante aumenta potencialmente la toxicidad de la proteína beta-amiloide en las células neuronales.

Recordemos que el Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa cuya manifestación es un progresivo deterioro cognitivo, así como diferentes trastornos conductuales. La muerte de las células neuronales merma las capacidades de distintas áreas cerebrales, se produce una progresiva pérdida de memoria y de otras capacidades mentales, es una enfermedad incurable y terminal que afecta sobre todo a las personas mayores de 65 años. La preocupación se centra especialmente en quienes manipulan este saborizante en la industria alimentaria, ya que sufren una doble exposición, la manipulación y la alimentación diaria.

El diacetil ha sido el centro de varias investigaciones, la preocupación por este componente apareció cuando un grupo de expertos de los Países Bajos lo asoció con enfermedades pulmonares. Los alimentos que contienen este saborizante industrial, como las palomitas de microondas, que son expuestos al calor durante los procesos industriales, liberan vapores peligrosos que pueden provocar enfermedades como la bronqueolitis obliterante. Los investigadores estudiaron y analizaron a un grupo de trabajadores de una planta química que producía diacetil, determinando que la enfermedad mencionada tenía mayor incidencia. A partir de ese momento se sucedieron las investigaciones y varias de ellas han relacionado el saborizante presente en la margarina con el desarrollo de la bronqueolitis obliterante, pero hasta la fecha no se tenía constancia sobre sus efectos en el tejido neuronal.

Según la nueva investigación el diacetil presenta una estructura similar a la de una sustancia responsable de que se formen las placas seniles o depósitos extracelulares de beta-amiloide responsables de la degeneración de la estructura neuronal, por tanto, la exposición a esta sustancia podría incrementar la formación de placas y por consiguiente, aumentar el riesgo de desarrollar Alzheimer. Como decíamos anteriormente, los investigadores han constatado mediante ensayos realizados en el laboratorio con células nerviosas, que el diacetil aumenta los efectos tóxicos de la proteína beta-amiloides.

Aunque como comentábamos, la preocupación se centra especialmente en quienes manipulan este saborizante en los procesos industriales, pero es posible que se realicen nuevas investigaciones para tratar de determinar sus efectos a largo plazo cuando la exposición se tiene a través de la alimentación. En el artículo de la revista científica Cheminal Research in Toxicology podéis conocer más detalles de este estudio.

Foto | Stu_spivack

Saborizante de mantequilla asociado al Alzheimer

Posted By VelSid On In Todo Salud | No Comments

Diacetil

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), ha concluido que un saborizante de mantequilla puede estar asociado al Alzheimer, concretamente se ha investigado el DA (diacetil), se trata de un saborizante químico artificial que se obtiene a través de un proceso de fermentación, siendo un ingrediente común en margarinas, aceites, palomitas de maíz preparadas, snacks, bollería industrial y otros productos alimentarios.

Al parecer, el diacetil intensifica los efectos de la proteína beta-amiloide, elemento que aunque es conocido por su relación con el Alzheimer, también está asociado a otras actividades que no guardan relación con esta enfermedad, como por ejemplo la regulación del transporte del colesterol o la protección contra el estrés oxidativo entre otros. Este saborizante es reconocido especialmente por su sabor y aroma a mantequilla, está muy presente en la dieta humana dado que como decíamos, se utiliza en muchos alimentos. Los investigadores nos explican que los resultados del estudio sugieren que la exposición al diacetil podría contribuir en el desarrollo de la enfermedad, dado que se ha demostrado que el saborizante aumenta potencialmente la toxicidad de la proteína beta-amiloide en las células neuronales.

Recordemos que el Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa cuya manifestación es un progresivo deterioro cognitivo, así como diferentes trastornos conductuales. La muerte de las células neuronales merma las capacidades de distintas áreas cerebrales, se produce una progresiva pérdida de memoria y de otras capacidades mentales, es una enfermedad incurable y terminal que afecta sobre todo a las personas mayores de 65 años. La preocupación se centra especialmente en quienes manipulan este saborizante en la industria alimentaria, ya que sufren una doble exposición, la manipulación y la alimentación diaria.

El diacetil ha sido el centro de varias investigaciones, la preocupación por este componente apareció cuando un grupo de expertos de los Países Bajos lo asoció con enfermedades pulmonares. Los alimentos que contienen este saborizante industrial, como las palomitas de microondas, que son expuestos al calor durante los procesos industriales, liberan vapores peligrosos que pueden provocar enfermedades como la bronqueolitis obliterante. Los investigadores estudiaron y analizaron a un grupo de trabajadores de una planta química que producía diacetil, determinando que la enfermedad mencionada tenía mayor incidencia. A partir de ese momento se sucedieron las investigaciones y varias de ellas han relacionado el saborizante presente en la margarina con el desarrollo de la bronqueolitis obliterante, pero hasta la fecha no se tenía constancia sobre sus efectos en el tejido neuronal.

Según la nueva investigación el diacetil presenta una estructura similar a la de una sustancia responsable de que se formen las placas seniles o depósitos extracelulares de beta-amiloide responsables de la degeneración de la estructura neuronal, por tanto, la exposición a esta sustancia podría incrementar la formación de placas y por consiguiente, aumentar el riesgo de desarrollar Alzheimer. Como decíamos anteriormente, los investigadores han constatado mediante ensayos realizados en el laboratorio con células nerviosas, que el diacetil aumenta los efectos tóxicos de la proteína beta-amiloides.

Aunque como comentábamos, la preocupación se centra especialmente en quienes manipulan este saborizante en los procesos industriales, pero es posible que se realicen nuevas investigaciones para tratar de determinar sus efectos a largo plazo cuando la exposición se tiene a través de la alimentación. En el artículo de la revista científica Cheminal Research in Toxicology podéis conocer más detalles de este estudio.

Foto | Stu_spivack