Seguridad de los envases alimentarios PET reciclados

Evaluación reciclado PET

Hace un par de meses hablábamos de un estudio y de las conclusiones preliminares ofrecidas por la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria), sobre los peligros de la alimentación contenida en envases de cartón reciclado, recordemos que este material contiene sustancias tóxicas que pueden afectar a la salud, como es el caso de los hidrocarburos de aceites minerales presentes en estos envases. En este caso se discriminó entre dos categorías principales, elementos aromáticos y elementos saturados según la escala de Mohs, ésta determina la dureza de los minerales. Pues bien, se siguen evaluando los envases que se utilizan para la alimentación y en este caso, la EFSA ha dado a conocer la seguridad del proceso de reciclaje de los envases alimentarios PET.

El PET (polietileno tereftalato) es un material plástico que se utiliza (en el ámbito de la alimentación) en las bebidas o alimentos líquidos, se trata de un polímero termoplástico con unas propiedades y características interesantes, tiene una gran transparencia, es muy resistente a los agentes térmicos y químicos, no se desgasta o corroe fácilmente, es compatible con el uso de otros materiales, y por supuesto, es un material aprobado para ser usado con productos que entren en contacto con los alimentos. En el mercado podemos encontrar todo tipo de envases fabricados con PET y aunque como hemos dicho, es un material aprobado, también lo era el uso del cartón reciclado hasta que una investigación determinó el peligro que encerraban. Los envases alimentarios de cartón reciclado transfieren los aceites minerales a los alimentos a través de un proceso de lixiviación, es decir, los alimentos actúan como disolventes con algunos elementos químicos integrados en los envases y provoca la integración en el producto de consumo. Siguiendo el plan de evaluación iniciado por la agencia, se ha procedido a determinar la seguridad del PET reciclado para contener alimentos.

El panel de la EFSA dedicado a los materiales que entran en contacto con los alimentos, ha evaluado diez procesos de reciclaje del PET agrupados según las tecnologías empleadas para ello. Los tres primeros dictámenes científicos del reciclado son seguros siempre y cuando se opere en condiciones controladas y definidas, en la evaluación se han determinado los enzimas, los aromas y los coadyuvantes de elaboración (materiales que se utilizan para la transformación de materias primas y que pueden provocar la generación de residuos o derivados).

Los expertos indican que si no se sobrepasa el 5% del material reciclado para la fabricación de un envase, no existe ningún problema para la salud de los consumidores. Claro, que es necesario controlar que la industria se ciña a este tanto por ciento y por ello se recomienda que se realicen controles periódicos que determinen la composición de los envases y se enmarquen en las Buenas Prácticas de Fabricación (GMP), concepto de garantía de calidad que asegura que los productos se fabrican de forma uniforme y controlada, evitando los principales riesgos como la contaminación por elementos inesperados resultantes de los procedimientos, o por las posibles mezclas que se realicen con otros materiales.

En principio la evaluación de la seguridad del PET reciclado para la alimentación, se ha centrado en la seguridad de los procesos de reciclado mecánico, los envases recogidos son molidos y convertidos en pequeñas partículas que posteriormente se descontaminan antes de ser utilizados, para dar forma a los nuevos materiales o envases en la cadena alimentaria. Los envases que se reciclan pueden contener contaminantes químicos que pueden ser peligrosos, los productores o transformadores han tenido que demostrar que el proceso que emplean para el reciclado reduce significativamente estos contaminantes a un nivel que no representa peligro alguno para la salud humana. Se ha tenido en cuenta cada uno de los eslabones del proceso, la recogida y entrada del material, la descontaminación y la eficiencia del proceso, y el uso que se le ha dado al material reciclado. Los tres dictámenes son una preliminar de una serie de conclusiones que se ofrecerán en los próximos 18 meses, posteriormente se ofrecerá una conclusión general que enmarcará todos los trabajos realizados.

Con respecto a los tres dictámenes, la agencia ha evaluado cuatro procesos de reciclaje que se basan en la tecnología patentada VACUREMA Prime, sistema que permite cumplir y superar todos los requisitos mínimos de pureza para los envases PET que entran en contacto con los alimentos. Otros cinco procesos de reciclado estudiados se basan en la tecnología Starlinger IV, proceso de reciclaje que igual que el anterior, garantiza la calidad del materia resultante, aunque en este caso es más económico y el sistema se basa en la policondensación del estado sólido, con ello se logra aumentar la viscosidad del material y a la vez su descontaminación. El último dictamen alude al proceso de reciclaje PETUK SSP, en este caso, se ha supervisado especialmente el proceso de descontaminación empleado con el producto triturado, lavado de las escamas de material, extrusión a gránulos, etc.

Sería interesante retomar la lectura del post Nivel elevado de antimonio en algunos zumos preparados, en él destacábamos la detección de ocho zumos con un nivel de antimonio que superaba los valores establecidos por la UE, en este caso se apuntaba, entre otras posibilidades, que se produjese un proceso de lixiviación en botellas de PET (Tereftalato de polietileno), es decir, que el antimonio presente en los envases se disolviera en el líquido que los contenía, en este caso los zumos.

Una vez se hayan terminado todas las evaluaciones, los informes se ofrecerán a los Estados miembros y a la comisión para que emita su veredicto. Es necesario evaluar los envases que contienen los alimentos y más sabiendo que pueden representar un riesgo para la salud, tal y como se ha demostrado con el cartón reciclado. Hay que decir que esta iniciativa parte de la solicitud de varios estados miembros de la UE y algunos organismos reguladores cuya finalidad es la de ofrecer la mayor protección y seguridad alimentaria al consumidor, así como mejorar los procesos de reciclaje que contribuyen a preservar el medio ambiente y los recursos naturales.

Foto | FacemePLS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...