Merluza con ajoblanco y crujiente de almendra

Merluza con ajoblanco y crujiente de almendra

Esta receta de merluza es perfecta para las estaciones templadas o cálidas, pues se combinan temperaturas entre el pescado y el ajoblanco, además hay que decir que esta sopa tradicional andaluza es tan versátil, que incluso como salsa es una delicia. No es el caso en esta receta de Merluza con ajoblanco y crujiente de almendra, pero casi, pues como podéis ver en las fotos, se sirve una pequeña cantidad como base del plato para ir acompañando en cada bocado de pescado.

Como sabéis, el ajoblanco se elabora con almendra, así que el crujiente que cubre el pescado proporciona el sabor del fruto seco, pero en este caso tostado, más sabroso y además aportando un contraste de texturas muy agradable. La Merluza con ajoblanco es muy fácil de preparar, y rápido, por lo que puede ser un plato para elaborar un día de diario, pero también para una comida festiva, en cualquier caso se va a disfrutar.

Ingredientes (4 comensales)

4 lomos de merluza, 1 pera ercolina, 8 aceitunas negras deshuesadas, aceite de oliva virgen extra, sal.

Para el ajoblanco

400 ml. de agua mineral, 200 gramos de almendras, 1 diente de ajo, 30-50 gramos de pan del día anterior (la cantidad se puede variar según se quiera un ajoblanco más ligero o más denso), c/n de vinagre de Jerez, c/n de aceite de oliva virgen extra, sal.

Para el crujiente

4 c/s de almendra en cubitos, 4 c/s de panko, 2 c/s de semillas de sésamo, 1 c/s de furikake de shiso, 1 c/p de ajo en polvo, aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Prepara el ajoblanco, es muy sencillo, si es la primera vez que lo vas a hacer, puedes repasar esta receta de ajoblanco. Reserva.

A continuación prepara el crujiente, pon una sartén con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Mezcla la almendra, el panko, el sésamo, el furikake y el ajo en polvo, cuando el aceite de la sartén esté caliente, vierte este preparado y tuéstalo a fuego medio, moviendo con una espátula para que se haga de forma homogénea. Cuando se haya dorado y esté crujiente, retíralo y reserva.

Merluza con ajoblanco y crujiente de almendra

En una parrilla o sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, haz la merluza, puedes cortar los lomos para presentarlos como en las fotos, es opcional. Si quieres que la piel quede crujiente, recuerda estos consejos, aunque en este plato el crujiente lo proporcionará el preparado anterior, además se mojará con el ajoblanco. Siempre está la opción de servir la merluza con la piel hacia arriba y cubrirla igualmente con el crujiente de almendra.

Pela la pera y córtala en dados, finalmente corta las aceitunas en rodajas.

Emplatado

Sirve la merluza en el centro del plato y cúbrela con el crujiente de almendra. Reparte unos dados de pera y las aceitunas. En el momento de servir el plato a los comensales, vierte el ajoblanco, puedes hacerlo en la mesa si lo deseas. ¡Buen provecho!

Merluza con ajoblanco y crujiente de almendraMerluza con ajoblanco y crujiente de almendraMerluza con ajoblanco y crujiente de almendraMerluza con ajoblanco y crujiente de almendra

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...