Salsa Toffee de vainilla

Salsa Toffee de vainilla

Uno de los caramelos clásicos más apreciados es el toffee, que como os explicamos, se puede elaborar de distintas formas y también con distintas fórmulas. Básicamente con cuatro ingredientes como son el azúcar o la melaza, el agua, la nata y la mantequilla, podemos hacer desde una salsa de toffee a unos caramelos duros, en ambos casos, pueden enriquecerse además con aromas, frutos secos, chocolate…

Nuestra receta tradicional de Salsa de Toffee ya la conocéis, así que ahora os mostramos una variante que resultará útil para quien se pregunte si se puede sustituir el azúcar moreno por azúcar blanco para hacer el toffee, pero también para que lo probéis y disfrutéis de una golosa salsa de caramelo con aroma y sabor a vainilla.

Con esta salsa podréis bañar una macedonia de frutas, haciéndola más apetecible para quienes sean reticentes a comerlas, es ideal para aderezar bizcochos, magdalenas, hacer tartas o pasteles, para enriquecer un helado, una panacota, o una simple galleta. La elaboración es muy fácil, aunque si ya habéis hecho la nuestra receta de toffee con azúcar moreno, comprobaréis que esta tarda un poquito más.

Ingredientes

  • 50 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de azúcar blanquilla
  • 50 gramos de agua
  • 1 c/s de extracto de vainilla casero
  • 1 c/c de lecitina de soja.
  • 120 gramos de nata o crema de leche (35% M.G.)

Elaboración

Pon la mantequilla en un cuenco y fúndela en el microondas, será suficiente menos de un minuto. Cuando esté fundida, retira la espuma que queda en la superficie.

Pon el azúcar con el agua en un cazo y lleva a ebullición, cuando rompa a hervir, baja el fuego y deja cocer hasta obtener un almíbar. Si quieres un caramelo más oscuro, déjalo más tiempo para que vaya tomando color, como cuando haces un caramelo normal.

Una vez hecho, retira el cazo del fuego e incorpora la mantequilla fundida lentamente, y también la lecitina, bate con las varillas hasta que se integre. Vuelve a poner el cazo al fuego y vierte la nata, el extracto de vainilla y bate de nuevo hasta que se integre.

Cuece a fuego bajo-medio, moviendo de vez en cuando, hasta que haya cogido densidad, unos 30-45 minutos. Recuerda que cuando se enfríe se endurecerá más.

Deja enfriar la salsa de toffee de vainilla antes de guardarla en un tarro, éste se puede conservar en el frigorífico durante varias semanas, antes de servirlo, déjalo a temperatura ambiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...