Natillas de chocolate blanco

Receta de natillas caseras

Los amantes del chocolate encontramos en ese primo lejano conocido como ‘chocolate blanco’ algo empalagoso y totalmente falto del sabor del cacao que nos puede llegar a crear adicción, aún así, incluir este compuesto de manteca de cacao, leche y azúcar da muy buenos resultados en algunos postres, como en estas Natillas de chocolate blanco.

Hay distintos tipos de natillas, con una misma base de ingredientes se pueden hacer firmas o cremosas, estas últimas son las características en la cocina española, ya conocéis la receta de Natillas caseras ¿verdad?. A partir de ahí no se puede evitar que surjan las variantes, como las Natillas de chocolate, o las que hoy os presentamos, las natillas con chocolate blanco. En cualquier caso son muy fáciles de hacer, lo difícil será esperar a que se enfríen para llevarnos a la boca la primera cucharada.

Ingredientes (4 comensales)

  • 600 gramos de leche
  • 30 gramos de Maizena
  • 1 vaina de vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 80 gramos de azúcar
  • 150 gramos de chocolate blanco.

Elaboración

Pon la leche en un cazo de fondo grueso, reservando 100 gramos para disolver en ella la Maizena. Añade al cazo de leche la vaina de vainilla y ponla a calentar. Cuando rompa a hervir, retira el cazo del fuego y deja infusionar al menos diez minutos.

Mezcla en un cuenco las yemas de huevo con el azúcar, bate con las varillas hasta obtener unas yemas cremosas y fluidas. Incorpora la leche con la Maizena disuelta y bate de nuevo.

Retira la vainilla de la leche que está reposando (puedes lavarla, secarla bien y aprovecharla para tu extracto de vainilla casero), vuelve a ponerla al fuego, a temperatura baja, y vierte el contenido del cuenco de las yemas y el chocolate blanco troceado. Cuece lentamente, moviendo con las varillas, hasta que las natillas vayan espesando, no en su totalidad porque al enfriarse cogerán más cuerpo.

Receta de natillas caseras

Vierte las natillas de chocolate blanco en cazuelitas, ramequines o en los recipientes en los que desees servirlas. Deja enfriar a temperatura ambiente, posteriormente refrigéralas hasta el momento de consumo, convendrá taparlas al menos con film transparente.

Emplatado

Es muy habitual combinar los dulces de chocolate blanco con frutos rojos por la acidez que aportan, pero nosotros en este caso optamos por tomar las natillas solas, con unas virutas crujientes de chocolate negro o con unas galletas crujientes, pueden ser unas tejas, unas galletas de chocolate, galletas de almendra y amaretto… ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, media: 4,53 de 5)
4.53 5 15
Loading ... Loading ...