Tortilla de macarrones con setas

Tortilla de macarrones con setas

En la cocina italiana esta receta se conoce como frittata (o frittate), además de elaborar tortillas sólo con huevo y especias, es habitual hacerla con la pasta que sobra, lo que definimos como una receta de aprovechamiento. Es lo ideal, seguramente en muchas familias sucede que nadie quiere comer las sobras, a no ser que sean de algo especial, entonces lo mejor es reconvertirlas, como hemos hecho con esta Tortilla de macarrones con setas.

Aunque normalmente calculemos bien la cantidad por comensal, en ocasiones puede sobrar comida, cuando se trata de pasta, recalentarla y volverla a servir no suele ser lo más apropiado, la pasta ya no es lo que era, en cambio, recubriéndola con huevo batido y cuajándolo al gusto, obtienes una sabrosa frittata que incluso puede llegar a gustar más que los propios macarrones.

Ingredientes (4 comensales)

  • 250-300 gramos de macarrones con setas (u otro tipo de pasta que haya sobrado)
  • 6 huevos (L)
  • 4 c/s de leche
  • c/n de hierbas aromáticas (al gusto, tomillo, orégano, albahaca...)
  • c/n de sal
  • c/n de mozzarella rallada
  • c/n de salsa de tomate (puede ser un poco picante o salsa barbacoa)
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

La elaboración de esta frittata o tortilla no tiene ningún misterio. Si os preguntáis por qué la tortilla es rectangular, es porque la hemos hecho en la sartén tamagoyaki, pero se puede hacer en cualquier sartén, e incluso en el horno.

De hecho, en ocasiones se empieza a cuajar la tortilla en una sartén y en lugar de darle la vuelta, se termina en el horno. En este caso, era una pequeña cantidad y fácil de manipular y darle la vuelta.

Sencillamente debes poner en un recipiente amplio la pasta, bate los huevos con sal al gusto, y añade un poco de leche y las hierbas aromáticas. Mezcla bien para que la pasta se impregne con el huevo.

Tortilla de macarrones con setas

Pon un poco de aceite de oliva virgen extra en la sartén y ponla a calentar, entonces vierte el preparado para la tortilla, cuando haya cuajado por un lado, dale la vuelta. Cubre la parte que ya está dorada con el queso parmesano rallado y tapa la sartén para facilitar que el queso se funda. El tiempo de elaboración dependerá de lo cuajada que guste la tortilla.

Emplatado

Sirve la frittata de pasta recién hecha, con un poco de salsa de tomate casera y ¡buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...