Moldes para mantequilla

Quizá en algún cajón o estantería de la cocina de vuestra madre o abuela habéis visto estos pequeños moldes de madera, son moldes para mantequilla que antiguamente se utilizaban para dar forma a la mantequilla hecha en casa. Hay distintos modelos y tamaños, desde los básicos con forma rectangular, a los que sirven para hacer porciones individuales, generalmente con grabados que hacen que la mantequilla moldeada tenga un dibujo en relieve.

Como hace mucho tiempo aprendimos lo fácil que es hacer mantequilla casera, es posible que os guste disponer de alguno de los moldes de madera para mantequilla que os vamos a mostrar, si no lo habéis heredado o lo vais a heredar, precisamente éste es uno de esos accesorios de cocina que han pasado de madres a hijas, aunque volvemos a hablar de años ha.

La colección de moldes que encabezan estas líneas la hemos encontrado en el blog Frog Goes to Market, su uso es muy sencillo, la mantequilla se pone en el recipiente de madera cuando está blanda y después, al endurecerse, se presiona el émbolo para expulsarla. Del mismo modo funcionan otros modelos de moldes, veréis a continuación.

Vintage

En la segunda fotografía podéis ver uno antiguo molde para mantequilla que se puede adquirir en esta tienda online (y seguramente se podrá encontrar en muchas más), como está de moda todo lo que sea vintage, estamos seguros de que es una oferta que cubre la demanda existente. Afortunadamente para quien busca este estilo de accesorios, no es nada caro, su precio es de 8 euros.

Bajo estas líneas podéis ver la versión actual del mismo modelo de molde de mantequilla, la foto la hemos tomado de esta tienda, nos explican que está hecho a mano, que tiene capacidad para aproximadamente 450 gramos de mantequilla y su precio ronda los 14 euros.

Hasta ahora hemos visto moldes que como os comentábamos, se podrán encontrar en algunas tiendas concretas en España, pero los que son más fáciles de encontrar son los que os mostramos a continuación, en lugar de funcionar con un émbolo, cuentan con una visagra, lo que permite abrir el molde de madera para extraer la mantequilla una vez que ha adquirido la forma.

También hay distintos tamaños de estos moldes para mantequilla y como veis, cuentan con grabados decorativos. En Reinoxsa disponen del oval estriado decorado con una flor con capacidad para 80 gramos y para 250 gramos, y otro redondo con el grabado de una vaca para unos 125 gramos de mantequilla, el precio ronda los 18-20 euros.

Si tenéis o compráis alguno de estos moldes, seguramente sabréis que se pueden utilizar para dar forma a otros alimentos que pasan de una textura blanda a una más dura cuando se enfrían, por ejemplo un queso crema, chocolate, la masa de unas galletas…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,25 de 5)
4.25 5 4
Loading ... Loading ...