Gastronomía & Cía Opciones

Hoy Cocinas Tú: Gachas manchegas

Receta tradicional de gachas manchegas, cómo hacer gachas con harina de almortas paso a paso.

En la sección de vuestras recetas Hoy Cocinas Tú también se divulgan las recetas tradicionales, hoy es Alejandro, autor del blog Tomillo Limonero, quien nos remite la receta tradicional de Gachas Manchegas, una de las muchas recetas de gachas que se elaboran en nuestro país, y que a tantas familias han alimentado en épocas de carestía.

Como muchos platos de la cocina tradicional española, resulta muy energético, por lo que en la actualidad se suelen aligerar, reducir raciones o disfrutar de vez en cuando. Al final resulta que la humilde cocina que elaboraban nuestras abuelas con lo poco que tenían a su alcance, son ahora joyas culinarias que nos gustaría tomar más a menudo.

Tomamos nota de las gachas de harina de almorta (si la encontramos) tradicionales de la gastronomía manchega, sólo será necesario añadir una buena panceta y algunas especias, Alejandro nos lo explica a continuación.

Ingredientes (4 comensales)

  • 150-200 gramos de harina de almortas
  • 1 litro de agua aprox.
  • 150 gramos de panceta (3 lonchas gruesas)
  • 3 ajos
  • 1 c/p de pimentón
  • 1 c/c de alcaravea
  • guindillas (para la guarnición)
  • sal
  • pimienta negra.

Elaboración

Ponemos una sartén al fuego y freímos la panceta a fuego medio-bajo para que vaya soltando su grasa. Retiramos la panceta a un plato, aplastamos los ajos y los echamos a la misma sartén para que se frían un poco y dejen su aroma en la grasa que ha dejado la panceta.

Añadimos el pimentón y retiramos la sartén del fuego a fin que no se queme. Damos unas vueltas e incorporamos la harina de almortas, seguimos moviendo la harina con una espátula o cuchara de madera, se formará una pequeña «farsa». Cocinaremos un par de minutos para quitarle el sabor a crudo.

A continuación echamos el agua poco a poco y vamos dando vueltas. Ponemos a punto de sal y pimienta. Tenemos que cocinar las gachas a fuego lento dando vueltas continuamente hasta que suelte el aceite, es decir, hasta que observemos que el aceite o grasa suba a la superficie. Esta operación puede tardar de 25 a 35 minutos. Lo importante es tener paciencia. Más o menos a mitad de la cocción pondremos la alcaravea.

Emplatado

Una vez que hayan soltado el aceite, vertemos las gachas manchegas en una cazuela y añadimos los trozos de panceta. También podemos comerlas desde la misma sartén, añadiendo a ésta la panceta a trozos y comer a «cucharón y paso atrás». Eso sí, hay que hacerse con un buen pedazo de pan y unas guindillas. Un vino tinto de La Mancha…..y listo.

Alejandro Rubio
Tomillo Limonero

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (31 votos, media: 4,23 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Juanchinson

    Por mi zona (Cuenca), lo más habitual es que las gachas lleven hígado de cerdo, cocido y triturado en mortero. En cambio, alcaravea normalmente no se le pone, la asocio más al morteruelo que a las gachas. Otra variante habitual es usar papada de cerdo en lugar de panceta.

    Por cierto, fuera de Castilla-La Mancha, (o por lo menos en Madrid), la harina de almorta puede encontrarse en los mercadonas, junto a las demás harinas.

    Saludos.

  • Alejandro Rubio

    Prácticamente cada maestrillo tiene su librillo. Esto es como la paella. Las gachas varían de pueblo a pueblo y hasta de casa en casa. Alcaravea sí se le puede poner, conozco a muchísima gente que se la pone, pero aquí ya deciden los gustos de cada uno. Hay gente que sustituye la alcaravea por canela o incluso orégano.

    Como dices también se le puede poner hígado, y hay en zonas que añaden patatas, setas, níscalos…… en fin es un plato muy versátil y cocinado de distinta manera según te encuentres en un sitio o en otro, lo importante y que no puede faltar es la harina de almortas, media barra de pan y un poco de vino tinto.

    Saludos.

  • Alex

    No utiliceis harina de almortas con frecuencia. Es tóxica, produce una enfermedad llamada latirismo porque presenta en su composición una molécula neurotóxica que provoca daños en nervios periféricos.
    En la posguerra se utilizaba mucho para combatir la hambruna y subieron los casos de latirismo de manera descontrolada.
    No pasa nada por tomar gachas de vez en cuando pero si se toma por costumbre puede dar problemas.
    Por cierto me encanta la página es de lo mejorcito de la red.

  • Alejandro Rubio

    La frecuencia de consumo de harina de almortas para la aparición del latirismo es del 30% de la dieta durante 3 meses.
    En la época de guerra y post-guerra en zonas donde había hambrunas o zonas mal comunicadas, se acaparaba gran cantidad de este producto y prácticamente se alimentaban sólo de él. No es que hicieran una comida con gachas sino que desayunaban, comían y cenanban gachas.
    Parece hoy en día imposible que el latirismo aparezca, porque la dieta evidentemente es mas variada.
    La alimentación única es perjudicial hasta con los mejores alimentos.
    Otros casos de enfermedades por consumo excesivo sería el del maíz, que causa pelagra; o las habas, que produce favismo (dolores de estómago, vértigos, hepatismo, anemia, insuficiencia cardiorespiratoria,
    coma y muerte)
    En fin parece ser que en la variedad está el gusto…..y la salud.
    Un saludo.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.