Ordenar especias y hierbas aromáticas

Cuando tenemos en nuestra despensa unas 100 especias y hierbas aromáticas distintas, es necesario mantener un orden para trabajar cómodamente a la hora de cocinar. Hay especieros muy prácticos, pero no todas nuestras especias están en el mismo tipo de bote. ¿Cómo ordenar especias y hierbas aromáticas?

Hierbas aromáticas

Ordenar las especias y hierbas aromáticas secas cuando se dispone de una gran variedad en la despensa es algo complicado, como hemos comentado muchas veces, del mismo modo que hemos podido ver distintos utensilios y accesorios dedicados a mantener las especias, no sólo ordenadas, también de forma que sea fácil localizar la que en un momento dado podemos necesitar y de forma accesible, por ejemplo, el Carrusel de especias o el Especiero Kitchen Pro.

Éstos nos parecen muy funcionales, pero no sabemos si se ajustan a las necesidades de cada cocina, ya no por el espacio, sino por el tipo de tarros que son necesarios para que el especiero sea útil. Hay unos tarros que se pueden considerar estándar porque son los que se ofrecen en la mayoría de supermercados, pero a menudo compramos las especias y hierbas aromáticas en establecimientos especializados donde se envasan en tarros distintos e incluso a granel.

Tener que pasar las especias a esos pequeños tarros puede dar pereza, gusta un orden pero también una identificación correcta y en algunos casos habría que reutilizar los tarros o botecitos de las especias del supermercado, con lo cual hay que retirar la etiqueta que generalmente está extremadamente adherida e ir rellenando. Tienen poca capacidad, por lo que deberemos tener más espacio en la despensa para guardar la misma especia en el recipiente o bolsita en el que lo compramos, para ir rellenando…

Es más sencillo dejarlas en el tarro original o guardarlas en un recipiente en el que quepa la totalidad de lo que hemos comprado. También hay que tener en cuenta que hay unas especias que se consumen con mucha más asiduidad que otras, y generalmente éstas se compran en formatos más grandes o más a menudo, no sucede por ejemplo con la pimienta negra en grano, ésta no pasa por el especiero (en nuestro caso), sino directamente al molinillo, y bien grande.

Cuando se disponen de alrededor de 80 o 100 tarros de hierbas aromáticas y especias es fácil que haya distintos tipos de envases, entonces ¿cuál podría ser una buena forma de ordenarlos?

Sobre estas líneas podéis ver una ilustración que ofrecen en American Test Kitchen que nos da una idea, utilizar cestas en las que introducir las especias por orden alfabético o el que más nos convenga, y clasificando las hierbas y especias por el uso o el tipo, por ejemplo, especias para hornear, especias y hierbas aromáticas.

Pues nosotros lo hacemos de forma similar pero en un armario, sin las cestas. El armario tiene cuatro compartimentos que a la hora de ordenarlo se pueden convertir en el doble, por un lado tenemos las especias para elaboraciones dulces, por otro las mezclas de especias, luego las hierbas aromáticas y finalmente las especias (que no son mezclas). A su vez, podemos poner a un lado las especias que son picantes y a otro las consideradas mediterráneas, por ejemplo.

En fin, cada cocinero sabe cómo necesita ordenar su cocina para trabajar cómodamente. Con esto queremos aportar una idea más por si os puede facilitar la labor, y seguro que muchos de vosotros tenéis otras ideas interesantes que pueden servirnos a todos, ¿las compartís?

Foto 1 | PsRobin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...