Crema de calabaza, jamón y piñones

Receta de Crema de calabaza fácil, explicada paso a paso con ingredientes habituales en la cocina y como guarnición, jamón serrano ligeramente crujiente y piñones. Consejos de elaboración y fotos de presentación.

Crema de calabaza jamón y piñones

Una crema caliente y suave para empezar a comer siempre sienta bien en los meses fríos, y este entrante que os mostramos hoy está tan bueno, es tan fácil de hacer y tan sencillo de presentar de forma elegante, que puede servirse perfectamente en una comida festiva, la Crema de calabaza, jamón y piñones es un buen primer plato para el menú de Navidad.

En las comidas especiales queremos disfrutar de muchos platos y de una buena variedad de aperitivos, y después postres, petit fours… así que conviene que los platos principales no sean muy pesados. Pues esta receta de crema de calabaza tiene esa característica, la calabaza es muy poco energética, un caldo de ave o de verduras también, y para aportar cremosidad utilizamos leche evaporada que tan sólo tiene un 6% de materia grasa. Probadla y veréis qué es una crema que engancha.

Ingredientes (4-6 comensales)

1 puerro, 1 rodaja de jengibre fresco, c/n de aceite de oliva virgen extra, sal, 1 kilo de calabaza (pesada una vez asada), 1 c/p de salvia picada, 1/2 c/p de pimienta de Jamaica , nuez moscada, 500 gramos de caldo de ave, 240 gramos de leche evaporada, 8 lonchas de jamón serrano, 8 hojas de cebollino (opcional), 2 c/s de piñones.

Elaboración

Como indicamos en los ingredientes, el peso de la calabaza es una vez asada, generalmente es como la preparamos para hacer distintas recetas. Puedes asar la calabaza en el horno o cocerla en una olla, como te guste más.

Pela el puerro, lávalo bien y escúrrelo, córtalo por la mitad y pícalo bien fino. Pela el jengibre, el grosor de la rodaja puede ser algo más grueso que una moneda de euro, pero se quieres intensificar su sabor puedes poner un poco más, con esta cantidad queda muy suave, si no conoces el gusto de todos los comensales es mejor ponerlo con moderación.

Pon una olla con un poco de aceite de oliva virgen extra a calentar y pocha el puerro y el jengibre pelado y picado bien fino, a fuego medio, añade un poco de sal y ve dándole vueltas. Cuando el puerro esté tierno, incorpora la calabaza troceada, debe estar blanda tras la cocción y se hace una pasta simplemente chafándola un poco.

Condimenta con la salvia la pimienta de Jamaica, la nuez moscada y sal al gusto, rehoga unos minutos para que la calabaza se impregne del aroma de las especias y moja con el caldo (si se prefiere, puede ser de verduras). Lleva a ebullición.

Crema de calabaza jamón y piñones

Una vez que haya empezado a hervir, cuece un par de minutos, retira la olla del fuego y tritura, añade la leche evaporada y vuelve a triturar hasta obtener una crema fina y homogénea. Prueba la crema por si es necesario rectificar de sal o de alguna especia. Vuelve a llevar la olla al fuego y vuelve a llevar a ebullición. Cuece un par de minutos y apaga el fuego.

Prepara el jamón, forma un cilindro con cada loncha, no es necesario atarlo con cebollino para que se mantenga. Pon una sartén a calentar y primero tuesta los piñones, a fuego moderado y moviéndolos para que se tuesten bien. Retira los piñones y sube el fuego, coloca las lonchas de jamón por la parte del cierre, deja que se tueste y ve dándole la vuelta hasta que todo su contorno esté crujiente.

Emplatado

Sirve la crema de calabaza y coloca en el centro dos cilindros de jamón, puedes poner el cebollino que está fresco y rico, pero además aporta un toque de color. Termina repartiendo los piñones, un poco de salvia y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,38 de 5)
4.38 5 8
Loading ... Loading ...