Cómo secar los cortadores de galletas

Cómo limpiar y secar los cortadores de galletas o cortapastas, evitar que se oxiden y favorecer que siempre estén como nuevos.

Los cortadores de galletas los utilizamos todo el año si habitualmente elaboramos galletas caseras, pero acabamos de pasar una época para la que hay cortapastas específicos, los destinados a hacer galletas de Navidad. Finalizadas las fiestas navideñas es momento de guardarlos, pero antes debemos asegurarnos de que estén bien limpios y secos. Lo normal es limpiar los cortadores de galletas después de su uso, pero quizá no siempre es así.

Sabéis que a menudo leemos el blog The Kitchn, y hace unos meses hacían alusión a estos accesorios de repostería y a cómo mantenerlos limpios y libres de óxido, claro, dependiendo del material con el que están fabricados. Conocemos entonces qué hacen otras personas con sus cortapastas después de usarlos.

Hay quien no los limpia hasta que la masa de las galletas está bien seca, quien los deja en el fregadero con agua, quien los introduce en el lavavajillas a la espera de que toque ponerlo en marcha… Con ello surgen problemas, cortapastas oxidados o con moho, algo bastante desagradable, dejan de ser un utensilio para entrar en contacto con los alimentos.

Una de las cosas que hay que evitar para conservar los cortapastas es que estén húmedos, nosotros siempre los fregamos a mano y después los secamos inmediatamente y a conciencia con un trapo. Es cierto que es un engorro, sobre todo con los moldes o cortadores pequeños con formas variadas, con rincones en los que se incrusta la masa, o se introduce el agua después de lavarlos.

Pues bien, en el blog mencionado proporcionan dos trucos para secar los cortadores de galletas y evitar que se oxiden o aparezca moho, uno es el uso de un secador de pelo, pero no lo vemos demasiado práctico, y el otro consejo para secar los cortapastas es introducirlos en el horno a una temperatura moderada, baja o incluso apagado pero estando caliente después de haber horneado las galletas, hasta que el agua de los rincones se evapore con el calor.

Una vez bien secos, hay que guardarlos manteniéndolos igualmente protegidos de la humedad, lo ideal es hacerlo en un recipiente que cierre herméticamente, así los cortadores quedan aislados, pero siempre teniendo la seguridad de que están bien secos.

¿Cómo mantenéis vuestros cortapastas?, seguro que tenéis algunos consejos interesantes que compartir. Sobre cómo ordenarlos también sería interesante tener pistas, ¿verdad?

Foto | Dinner series

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 3
Loading ... Loading ...