Colador para miso

El colador para miso o koshi miso es más profundo que los coladores tradicionales y tiene el asa en posición vertical. Se utiliza para disolver el miso en el caldo (dashi) y que no queden grumos.

En la cocina japonesa es muy útil disponer de un colador para miso, también denominado koshi miso, pues es el utensilio con el que se facilita la adición de miso en las sopas y otras recetas de la gastronomía asiática. Como veis en la foto, este particular colador se compone de dos elementos, una cestilla o colador con un mango largo y una profundidad mayor que la de los pequeños coladores o tamices que utilizamos en nuestra cocina, y una mano de mortero como la del suribachi. Hay otros modelos en los que el colador se acompaña de una cuchara plana perforada.

Si os preguntáis qué es el miso, estamos hablando de un condimento originario de China pero más extendido en Japón, y actualmente muy consumido en distintos países, donde se está introducida la cocina asiática. Se trata de una pasta de soja fermentada, según la variedad también puede estar mezclada con cereales, y que ofrece un sabor intenso, podéis conocer más sobre esta pasta en el post Miso.

El miso se incorpora en sopas disolviéndolo previamente en un poco de caldo (dashi), aún así es fácil que queden grumos, por ello es muy práctico utilizar el colador para miso o miso koshi. El diseño de este colador, al ser más profundo y con el asa en vertical, facilita que se pueda introducir en una taza o cuenco en el que esté el caldo, entonces se sumerge el miso introducido en la maya y se va moviendo con la mano de mortero para que se vaya disolviendo en el líquido caliente, y los grumos que puedan quedar, evidentemente, no pasarán por los pequeños orificios.

El caldo estará enriquecido con el miso para incorporarlo al resto de la sopa (también se puede hacer directamente en el caldo de la olla), como cuando tenemos que disolver Maizena para incorporarla a una bechamel u otro tipo de salsa. De hecho, este colador japonés también se puede utilizar para tamizar otros ingredientes como un roux, por ejemplo.

Es un utensilio que nos gusta y que como capricho, ya lo hemos solicitado, pero su función también la puede cumplir un colador tradicional, siempre que sea de calidad y resistente a la presión (ligera) que se pueda ejercer. El precio de koshi miso está en torno a los coladores normales, en esta tienda tienen un modelo similar al de la foto que no llega a los 9 euros (el mismo está en otras tiendas a unos 12 euros, así que hay que buscar y comparar antes de comprar).

De momento, donde es más fácil encontrar este utensilio es en las tiendas de comida asiática y en herbolarios o tiendas de dietética.

Foto | Hong Kong Imports

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...