Gastronomía & Cía Opciones
 

Sal de pimienta de Sichuan y salvia

Cómo hacer sal aromatizada con salvia y pimienta de Sichuan, ideal para mezclar con aceite de oliva virgen extra y frotar carnes que se van a asar al horno, también es apropiada para aportar sabor y aroma a carnes y pescados a la plancha.

Seguramente conocéis la pimienta de Sichuan, una especia procedente de China que en realidad no es pimienta, sino una vaina del fruto de un árbol de la familia de los cítricos, os lo contábamos en el post Pimienta de Sichuan. Tiene un toque cítrico, algo picante y una característica muy particular, provoca sensación de hormigueo en el paladar, pero no os preocupéis que no se aprecia apenas en esta Sal de pimienta de Sichuan y salvia que queremos que probéis.

Predomina el sabor y el aroma de la salvia, una hierba aromática que nos encanta y consideramos que se le saca poco provecho en cocina, su versatilidad podemos equipararla a la del tomillo, el romero o el orégano. En este caso lo hacemos con una sal con la que podemos proporcionar sabor y aroma a carnes y pescados. Una propuesta es hacerla con sal gorda y utilizarla para frotar la carne de un asado antes de hornear, también se puede hacer con flor de sal o sal fina y condimentar, por ejemplo, un filete de pollo, pavo, cerdo o ternera (es así de versátil) al retirarlo de la sartén. Recordemos que combinar las especias con la sal nos ayuda a reducir el consumo de esta última.

Ingredientes

  • 4 c/s de salvia seca
  • 1 c/s de pimienta de Sichuan
  • 2 c/s de sal gruesa
  • piel de limón o de mandarina (rallada y seca).

Elaboración

Como la mayoría de preparaciones de sal aromatizada la elaboración es muy simple. Hay que tener en cuenta, si se incorpora piel de cítricos (se pueden variar e incluso combinar, lima, limón, naranja, mandarina…), que debe estar bien seca, una buena forma de hacerlo es, después de lavar muy bien la fruta, rallar la piel y extenderla en un plato. Dejándola en un lugar cálido, al día siguiente estará bien seca.

La salvia seca la encontramos en herbolarios o tiendas especializadas, a no ser que hayamos secado salvia fresca, en cualquier caso disponemos de las hojas de esta planta y hay que triturarlas junto a la pimienta de Sichuan, se puede hacer en el suribachi, pero quedará más fino rápidamente utilizando el molinillo de café.

Así que una vez que se haya secado la piel de cítricos, y triturado la pimienta de Sichuan y la salvia, mezclarlas en un tarrito cerrándolo y agitando. Añadir la sal, volver a agitar y listo.

Etiqueta el tarro de la sal aromatizada con pimienta de Sichuan y salvia, indicando también la fecha de la preparación. Conservar en lugar seco, como el resto de aromáticas, especias y sales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.