Dip de tahini y shichimi togarashi

Receta de salsa de tahini y shichimi togarashi, un poco picante, ideal para acompañar carnes, pescados, hortalizas, puede ser un dip para crudités muy nutritivo y saludable. Elaboración paso a paso.

Dip de tahini y shichimi togarashi

El tahini o tahina, la pasta de semillas de sésamo que se utiliza tradicionalmente en muchas recetas de la cocina tradicional de Oriente Medio, sigue dándonos mucho juego en todo tipo de recetas (ver estas diez recetas con tahini se queda corto), hoy nos centramos en otra salsa, el Dip de tahini y shichimi togarashi, tan rico para unas brochetas de pollo como las que acompañábamos con la salsa de tahini y limón, como con unos crudités o para aderezar un bocadillo o sándwich vegetal.

Esta salsa para mojar o dip de tahini se suma a otras salsas con esta pasta de semillas tan nutritiva, como el tahinomelo o la salsa de tahini con miel. Si como a nosotros, os gusta el sabor de las semillas de sésamo, os gustará disponer de distintas elaboraciones de salsas en vuestro recetario, todas son muy fáciles y rápidas de hacer. Ya nos comentaréis en qué plato la vais a emplear.

Ingredientes

120 gramos de tahini, 100 gramos de queso fresco batido (puede ser 0% M.G.), 10 gramos de zumo de limón, 10 gramos de vinagre de arroz, 10 gramos de salsa de soja, 35 gramos de miel, 5 gramos de aceite de sésamo, 20 gramos (aprox.) de agua, 1/2 diente de ajo, c/n de shichimi togarashi, sal.

Elaboración

Si quieres hacer el tahini casero, aquí tienes la receta. En cualquier caso, antes de hacer el dip deja el tahini a temperatura ambiente y mezcla la pasta con el aceite si se ha separado.

Pon en un bol o un recipiente apropiado para hacer la salsa, el tahini, el queso fresco batido (que no esté muy líquido, puedes escurrirlo con un paño en un colador), el zumo de limón, el vinagre, la salsa de soja, la miel y el aceite de sésamo.

Dip de tahini y shichimi togarashi

Bate hasta que se mezclen bien todos los ingredientes y añade entonces el agua para darle la densidad deseada a la salsa. Si te gusta como está sin añadir agua, puedes no añadirla, aunque si encuentras que la salsa hay que suavizarla en sabor, puedes añadir un poco.

Incorpora finalmente el ajo rallado muy fino y el shichimi togarashi, la cantidad de ambos ingredientes al gusto, según el picante que se quiera aportar. Vuelve a mezclar y prueba por si es necesario rectificar de sal.

Tapa el recipiente con la salsa y déjalo reposar en el frigorífico al menos media hora. Después sírvelo según la receta que vaya a acompañar.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,33 de 5)
4.33 5 6
Loading ... Loading ...