Receta de Nabos con miso y avellanas

Receta de nabos glaseados con miso y avellanas, un entrante o guarnición muy sabroso, fácil de hacer y muy económico, elaboración paso a paso con consejos y fotos.

Receta de Nabos con miso y avellanas

Quizá la primera vez que probéis esta receta de Nabos con miso y avellanas será ideal que se sirva como guarnición, puede acompañar muy bien carnes como el pollo, el lomo de cerdo, la butifarra fresca o también pescados, como el bacalao, la merluza e incluso el atún.

Aunque se considere que el nabo blanco es un ingrediente para hacer caldos, hay muchas recetas en las que puede ser el producto protagonista. No dudamos que los nabos glaseados con miso y avellanas se conviertan en un entrante en muchos hogares después de probarlos, incluso a quien no le agrade mucho este bulbo (lo hacemos con el nabo blanco alargado), con la cocción se suaviza su sabor, y con los ingredientes que se elabora la receta, se convierte en una exquisitez.

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 nabos blancos con sus hojas
  • 1 c/c de comino
  • 1 c/c de romero
  • 1 c/c de cilantro en grano
  • c/n de pimienta negra
  • 350-400 gramos de caldo de pollo
  • 1 c/p de hatcho miso
  • 1 c/p de azúcar moreno
  • 2 dientes de ajo
  • 2 c/s de avellanas tostadas
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Pela los nabos y córtalos en gajos, lava bien las hojas y córtalas en chiffonade, mezcla las especias y hierbas aromáticas y machácalas en el mortero. Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas, trocea groseramente las avellanas y disuelve el miso en un poco de caldo.

Pon una sartén amplia o una cazuela baja a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra, incorpora los nabos con una pizca de sal y saltéalos, dejando que se doren un poco. Añade las especias, dale un par de vueltas y moja con el caldo, el miso y el azúcar moreno.

Receta de Nabos con miso y avellanas

Lleva a ebullición y después baja el fuego, cuece hasta que los nabos estén tiernos y el caldo haya reducido quedando un glaseado brillante.

Mientras tanto, pon otra sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra a calentar, dora ligeramente los ajos e incorpora las hojas de los nabos, las avellanas y sal al gusto, rehoga unos 2 o 3 minutos, hasta que hayan perdido su agua y estén tiernas.

Emplatado

Sirve los nabos glaseados con miso acompañados de sus hojas salteadas con avellanas. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...