Gastronomía & Cía Opciones
 

¿El té sustituye al vino en un menú?

Re-lanzamiento del mundo del té

En el Reino Unido se generaliza la tendencia de sustituir la copa de vino por té, los grandes restaurantes como Hibiscus, Hix Soho o The Fat Duck, alientan a los comensales para que realicen el cambio, argumentan que se trata de la bebida nacional y que resulta una de las más adecuadas para realzar el sabor de los platos, incluso más que los vinos. Pero esto no es algo que ocurra exclusivamente en Reino Unido, otros países también la siguen y especialmente restaurantes destacados como por ejemplo Momofuku (Estados Unidos) o el considerado mejor restaurante del mundo Noma (Dinamarca), ofrecen una amplia selección de tés para acompañar sus platos. El té sustituye al vino en un menú y hace que cadenas como Starbucks, que están especializada en el mundo del café, se adentren en el mundo de esta bebida para intentar captar a ese segmento de la población que prefiere un té a un café.

Grandes multinacionales como Unilever estudian la puesta en marcha de una cadena de establecimientos dedicados al mundo del té, otras no tan grandes también se plantean expandirse ofreciendo una selección de tés con el propósito de diversificar y captar nuevos clientes. El consumo de la denominada bebida nacional ha ido disminuyendo desde 1970, sin embargo, esa tendencia está cambiando y las ventas de té están creciendo un 7% anual. En el Reino Unido el mayor consumo de té se realiza en los hogares, pero fuera de ellos el consumo es muy reducido en comparación con el consumo de café, dada la creciente tendencia, las cadenas dedicadas al mundo del café se han dado cuenta de que necesitan incluir una oferta de tés para poder hacer crecer sus negocios.

Antaño tenían problemas con el agua caliente que se obtiene de una máquina de café, el argumento es que no produce un buen té. Se brinda una especial importancia al agua para que el té sea preparado correctamente, hay que tener en cuenta que el 98% del té es agua. El tipo de recipiente y el método con el que se calienta el agua, la temperatura del agua según la variedad de té, la taza o recipiente con el que se va a beber, etc., son factores que según los expertos determinan el resultado final, todos estos detalles se cuidan en los nuevos establecimientos que se dedican a ofrecer una selección exclusiva de tés.

Hay que añadir la preocupación que tienen los consumidores por la salud, algo que favorece el aumento en las ventas de esta bebida, especialmente aquellas variedades a las que se les otorgan beneficios saludables, como por ejemplo el té verde o el té blanco, que contienen una gran carga de antioxidantes. Se pronuncian en este tema personas como el crítico gastronómico Richard Vines, explica que los comensales están cambiando sus tendencias y eligen una taza de té para finalizar el menú, también recuerda que predijo que el té podía acompañar un menú y que se convertiría en una nueva moda, parece que no estaba mal encaminado.

Cata de té

Chefs como Alexis Gauthier, responsable del restaurante Gauthier Soho, explica que el té mejora la percepción del sabor umami de muchos de sus platos, explica que es más complicado encontrar un vino concreto que realce este sabor en uno de sus platos que una variedad de té. Al respecto nos gustaría recordar que Heston Blumenthal y Don Mottram, profesor de Biociencia de la Universidad de Reading, trabajaban para averiguar por qué los vinos de Jerez potencian el sabor umami. El caso es que el cocinero indica que ahora el consumo de té en el restaurante representa un 30% de los ingresos en bebidas durante la comida, es un nuevo relanzamiento del té en el que están participando muchos operadores.

El té experimenta una evolución y se da valor a todos los detalles, podemos encontrar «sommeliers del té» que conocen la procedencia de las variedades o las características de su terroir (algo que se ha asociado siempre al vino), explican el proceso de fabricación del té, qué utensilios son los más adecuados para preparar un buen té, la variedad ideal para tomar dependiendo del menú y la hora del día, y otras características con las que se intenta ensalzar la bebida a una condición que iguale al vino.

En el artículo de The Independent nos explican que Estados Unidos está contribuyendo a impulsar el consumo de té, según la asociación estadounidense del té (The Thea Association of the USA), esta industria está experimentando un notable crecimiento en el país y existe mayor innovación en los establecimientos estadounidenses, quizá porque no tienen una herencia del té como los británicos. De todos modos hay quien dice que la solución está en ofrecer variedad, la fórmula de ofrecer solamente té no tiene tanta salida como la de ofrecer diferentes variedades de bebidas, de ahí que compañías como Starbucks quieran brindarle más importancia al té, sabiendo que se dedica especialmente al mundo del café.

El té es una bebida que por sus características organolépticas, no gusta a todos, ¿cuál es vuestro parecer?, ¿acompañaríais la comida con té?

Fotos | Sebastiaan ter Burg

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,83 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 7 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • andres mario valencia

    Soy chileno de nacimiento. En mi hogar, recuerdo desde que era niño, una buena taza de te acompañaba todas las comidas. La variedad disponible, de diversas procedencias hacia del momento del te una verdadera experiencia de somelier. En las casas de familiares y amigos sucedia lo mismo, asi que veo con buen futuro la inicitiva de darle al te el lugar que se merece.

  • Desde luego todo esto que comentáis es fundamental para disfrutar de un buen té: la calidad del agua, el modo de preparación… pero no sirve nada tanto protocolo si luego te dan un mal té o uno en bolsita en vez de a granel. El té suelto te aportará muchos más beneficios.

  • Generalmente consumo el té en la comida en dos circunstancias:
    Para paladares, entre platos, cosa que suele ser recibida con sorpresa primero y con agradecimiento después, a la vez que brinda una pausa agradable.
    Para algunas recetas o especias de oriente. Primero porque es mucho más sencillo maridar esos sabores con un té que con cualquier vino, y segundo porque el propio sabor del té realza algunos sabores.

  • Me parece ridículo tan solo la comparación del vino al te. Cada cosa lo suyo, pero fomentar el consumo de te en lugar de vino parece una fantochada de hosteleros que buscan la extravagancia mas absurda. El tiempo pondrá todo en su lugar, porque pese lo que crean estos promotores, el cliente no es tonto.

    Totalmente indignado

    Adán.

  • Por muy ‘somelier del te’ que sea la señorita, ya hay que ser chorras para usar una cafetera Chemex para hacer té !!!

    Esas cafeteras estan diseñadas para filtrar cafe, con un papel especial, y tienen una inclinacion determinada (la boca) para que el filtrado se haga en el tiempo adecuado

    Usar una Chemex sin el papel de filtro, para eso le sirve mejor una cafeterita francesa comprada en cualquier ‘chino’

    La Chemex tiene un gran prestigio entre los gourmets del cafe (prestigio merecidisimo) y cuando uno se apropia de un utensilio con otra finalidad para hacer una infusion .. o es que no sabe de lo que habla, o quiero a propiarse del prestigio y culto que rodea a la Chemex en beneficio propio

    En ambos casos, hacen que dude mucho de que esto no sea otra bola de nieve ‘a ver si suena la flauta y nos forramos’ !

    Por cierto, NOMA no solo ofrece tes de calidad, que tambien contrató al ex campeon mundial barista Tim Wendelboe (sueco) para que les enseñase al personal de NOMA a hacer los mejores cafes (con una Chemex).

    Asi que Noma no se decanta por el te, sino por dar servicios de calidad, en té y en cafe

    Y todo esta ridicula polvareda para ‘inventar la rueda’ de nuevo ! . De facto, la bebida que acompañaba a las raclettes de los pastores suizos fue siempre …. TE CALIENTE, y los chinos … Asi que parece que lo que sabian los pastores es lo que estan descubriendo ahora los ‘guruses’ de no se que, es lo que era ya de de conocimiento popular … pero sin Chemex !!

    Ya les vale !! .. menuda pandilla de esgarramantas !!!!

  • Enrique Farell Celis

    Pasiones encontradas…

    En lo personal prefiero el vino, y dicho sea de paso, el té lo dejo para una constipación en todas su acepciones.

    Saludos.

  • Antes que nada debo decir que estoy encantada con el post. Claro e informativo a la vez que preciso y conciso.

    Ahora al punto importante. El

    Hace razón de cinco meses comencé a tomar té verde, cuando se está en un régimen para bajar de peso te informas con respecto a todo aquello que es bueno para tu cuerpo en pos de mejorar y desarraigar malas costumbres.

    Lo probé y fue amor a primer sorbo.

    Aclaro que no tomo alcohol, por cumplir con las normas de mi iglesia y porque ciertamente no es una bebida que me parezca necesaria (sin importar su presentación o variedad de sabor), comprobado de sobra está todo lo dañino que es el alcohol para el cuerpo como para querer consumirlo a sabiendas.

    Volviendo al punto del , la iniciativa de que se acompañe las comidas con una taza de él en vez de una copa de vino me parece de lo más correcto.

    Cuando me enamoré del té verde no me resistí y busqué información de otros sabores (sacando de la lista los de toda la vida boldo y manzanilla) y cuando descubrí el amplio abanico de sabores y aromas y para que platos eran la mejor opción me surtí de una gran cantidad de ellos (todos en hierbas y hojas) y los utensilios y recipientes más adecuados para prepararlos.

    Comencé a usarlos para acompañar mis comidas y debo decir que sin duda el sabor es diferente, creo que el paladar percibe los sabores de un modo distinto al no estar «adormecido» por el alcohol. Es lo mismo que pasa con los fumadores, tengo entendido por amigos, que las comidas o cualquier cosa no sabe igual después de haber fumado o un ejemplo más cotidiano cuando acabamos de lavarnos los dientes e ingerimos alimentos, no saben del mismo modo que si ya no quedaran efectos del dentífrico en nuestra boca.

    Tengo el pensamiento de que los sabores se contaminan.

    Las propiedades del son infinitas y los beneficios son mayores sin duda para el organismo que los que puede llegar a aportar el alcohol.

    Siento que con los años de hecho se perdió el valor de una comida, lo que representa sentarse a la mesa y compartir un plato, así sea con nosotros mismos. Es un ritual y merece ser especial cada vez.

    Podría hacer una apología de los beneficios del vs. los no beneficios del alcohol pero sería ser redundante.

    De mi parte seguiré con mi taza de té a la hora del almuerzo y la cena y mi ritual cada día.

    Gracias por compartir esto con nosotros y espero que pronto se implemente también en algún restaurante de mi país, sin duda creo que iría.

    Saludos ♥

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.