Gastronomía & Cía Opciones
 

Los descuentos en alimentos saludables mejoran la dieta

Subvención de la alimentación saludable

Una investigación realizada por el RAND, institución sin ánimo de lucro cuya finalidad es ayudar a mejorar a través de los análisis y la investigación, la política y las decisiones que se toman en diversas materias, muestra que los descuentos en alimentos saludables mejoran la dieta. Es una política contraria a la que mantienen otros países cuya finalidad es gravar todos aquellos alimentos considerados no saludables y no facilitar el acceso a los alimentos que forman parte de una dieta sana y equilibrada. Curiosamente la iniciativa se ha llevado a cabo en Sudáfrica por una de las mayores empresas privadas de salud, ofrecen un tipo de descuento del seguro médico que permite adquirir alimentos a un precio más reducido, entre un 10 y un 25% más baratos.

Se pueden encontrar alimentos con contenidos reducidos en azúcar o sal, frutas, verduras, alimentos integrales, productos lácteos desnatados, etc. El singular programa se puso en marcha en el año 2009 y actualmente participan en él unos 800 supermercados y se benefician unos 26.000 hogares que tienen contratado el seguro de salud privado de Discovery. El programa de descuentos se denomina HealthyFood y todos los productos enmarcados en él han sido supervisados por expertos, especialistas en salud y nutricionistas. Los datos muestran que con el programa de descuentos se ha mejorado la dieta en muchos hogares y que el consumo de alimentos que favorecen el sobrepeso o la obesidad se ha reducido.

La lista de alimentos saludables con descuento contempla unos 6.000 artículos, con lo que una familia puede ahorrar una media de un 20% del gasto destinado a la alimentación. En la investigación los expertos del RAND recogieron los datos del escáner de varios supermercados vinculados a unos 170.000 hogares (datos y análisis en Pdf), así mismo, se realizó una encuesta a 350.000 personas que habitualmente compran en los supermercados asociados al programa, tanto los que estaban participando en el programa de descuento como los que no estaban adscritos a él, con ello se pretendía conocer el patrón de la dieta que mantenían. Al margen de como se realizó el análisis, se certificó que la reducción del precio de los alimentos considerados saludables se asociaba a una mejora de la dieta.

Los resultados no hacen más que poner en evidencia las actuales políticas que se llevan a cabo en otros países que se dedican a encarecer los alimentos considerados poco saludables por su contenido en azúcares o grasas, sin duda, es mucho más efectiva una política que favorezca la compra de productos que forman parte de una dieta sana y equilibrada. Los participantes del programa de descuentos consumen muchos menos alimentos fritos, carnes procesadas, refrescos azucarados, bollería industrial, etc., en estos centros comerciales se ha incrementado la venta de frutas, verduras y demás productos que forman parte de la dieta saludable. Lo que no se ha investigado es la relación entre la iniciativa y la reducción del índice de sobrepeso y obesidad, aunque posiblemente se realizará un nuevo estudio al respecto.

El programa promueve los alimentos de temporada y los descuentos siguen una línea concreta, inscribirse al programa ofrece de entrada un 10% de descuento en los alimentos, si se realiza una revisión de salud anual el descuento se incrementa hasta alcanzar el 25%. Para identificar a cada persona que participa en el programa, a la hora de pasar por caja se utiliza una serie de tarjetas asociadas al programa y la correspondiente identificación, aunque se puede pagar también en metálico. El plan para mejorar la salud de Discovery Healt es efectivo y además ha ofrecido mejores resultados que aquellos planes que únicamente han pretendido gravar los alimentos poco saludables, recordemos por ejemplo que Jack Winkler, profesor en políticas nutricionales de la Universidad Metropolitana de Londres (Reino Unido), ya indicaba que este tipo de impuestos en los alimentos poco saludables eran medidas erróneas y apostaba por políticas que contribuyeran a reducir el coste de los alimentos saludables.

El estudio ha sido publicado en NCBI y demuestra que comer mejor por menos dinero es una medida muy efectiva para cambiar los hábitos alimentarios. Por cierto, parece que en Estados Unidos han tomado nota y las compañías de seguro privadas han empezado a llevar a cabo iniciativas de este tipo, quizá algo tímidas dado que los descuentos son muy pequeños y no se ha trabajado para extender el plan a una escala nacional. Posiblemente a algunos Gobiernos no les interese este tipo de planes, sobre todo a aquellos que bajo la excusa de mejorar la alimentación de la población, cargan impuestos a los alimentos con el propósito de incrementar los ingresos en las arcas del Estado.

Los datos obtenidos en este estudio deberían servir de ejemplo para aquellos países que realmente quieren mejorar la alimentación de la población, como hemos indicados en otras ocasiones, los problemas no se resuelven a golpe de gravamen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.