Gastronomía & Cía Opciones
 

Dukkah de coco y cacahuete

Receta de dukkah picante, con semillas de sésamo, guindilla, coco y cacahuete. Se puede servir como aperitivo con aceite de oliva virgen extra, y también se puede utilizar como las especias, para condimentar verduras, ensaladas, cremas, guisos…

Receta de dukkah

Hacía tiempo que no os mostrábamos una nueva receta de dukkah, ya sabéis que se trata de un condimento de origen egipcio que suele combinar especias y frutos secos. Esta Dukkah de coco y cacahuete, igual que el resto, se puede disfrutar espolvoreada sobre una rebanada de pan con aceite de oliva virgen extra, se puede añadir a ensaladas y verduras salteadas, a una salsa o guiso…

Además de coco y cacahuete esta dukkah lleva semillas de sésamo y guindilla. Nosotros lo hacemos con un buen punto picante porque nos gusta, pero evidentemente se puede variar la cantidad al gusto de quien lo vaya a consumir. A continuación podéis ver la receta, es una elaboración muy sencilla y con ella podréis enriquecer muchos platos.

Ingredientes

  • 60 gramos de coco rallado
  • 50 gramos de semillas de sésamo blanco
  • 50 gramos de cacahuetes tostados y pelados
  • 1-2 gramos de guindilla seca.

Elaboración

Pon una sartén antiadherente a calentar a fuego medio y tuesta la mitad del coco rallado, moviéndolo de vez en cuando para que se dore de forma homogénea. El resto del coco rallado se pondrá sin tostar, así habrá dos matices de sabor de este fruto.

Cuando el coco esté tostado, retíralo de la sartén y tuesta a continuación las semillas de sésamo, también moviéndolas de vez en cuando y cuando desprendan su aroma y empiecen a crepitar, retíralas. Machácalas un poco en el suribachi o mortero.

Pon el coco fresco, el coco tostado y el sésamo en el complemento para picar de la batidora, añade los cacahuetes y las guindillas picadas. La cantidad de guindilla indicada se puede variar al gusto, según si se desea que el resultado sea más o menos picante.

Tritura hasta obtener una mezcla arenosa, aunque también se puede moler hasta obtener un polvo más fino, será más apropiado entonces utilizar el molinillo de café. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que los cacahuetes, al triturarlos y coger temperatura sueltan su grasa y pueden hacerse una pasta, como la mantequilla de cacahuete. Para evitarlo, puedes moler por separado los cacahuetes del resto de ingredientes.

Guarda la dukkah de cacahuetes y coco en un tarro con tapa hermética, debe estar bien frío. Como sale bastante cantidad y los cacahuetes tienen mucha grasa, puedes prolongar su conservación guardándola en el frigorífico.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • maria martha

    Felicidades a gastronomiaycia.com en verdad recetas faciles de hacer para una ama de casa y cocinar como un gran chef, buena explicación de los ingredientes (como son, de donde vienen, la foto, sus beneficios, etc.) en fin me encanta felicidades a todos. Gracias.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.