Crumiel

Crumiel es un producto de la cocina creativa de Albert y Ferrán Adrià, es miel crujiente, permite aportar una textura crujiente y el sabor de la miel en los productos en los que no se pueden añadir líquidos.

Miel crujiente

Hace unos días os explicábamos qué es el Yopol, un producto de la línea de Texturas Surprise de Albert y Ferrán Adrià. Hoy queremos hablaros de Crumiel, otro producto que en la cocina creativa permite aportar un sabor con una textura diferente a la original, se trata de miel sólida, crujiente.

Si al Yopol y a la Crumiel le sumamos dos productos más como son la Azuleta y los Sparkys, además de algunos utensilios de cocina, nos encontramos con uno de los nuevos kits de cocina creativa o lo que muchos siguen denominando, cocina molecular. Recientemente se lanzaron cuatro EasyKits de Albert & Ferrán Adrià, y el que contiene estos cuatro productos es el kit de pastelería (Easykit Patisserie).

Podéis verlo en Solé Graells, próximamente os hablaremos de los otros dos productos y compartiremos con vosotros las recetas que elaboremos.

Volviendo a la Crumiel (que también se puede comprar por separado), como os hemos comentado, se trata de miel que se ha transformado para convertirla en pequeños cristales, gránulos irregulares crujientes, la presentación es como la del azúcar con un poco de color, pero con sabor a miel.

Este producto tiene un elevado contenido en miel (seguramente más que muchas de las mieles que se encuentran en los supermercados) y para conseguir cambiar su textura se han utilizado otros elementos. Los ingredientes de la Crumiel son: Miel de flores (60%), maltodextrina (pulsa para conocer sus características) y alginato sódico (E-401), un polisacárido obtenido de las algas pardas de la clase Phaeophyceae. Indican que puede tener gluten y sulfitos.

Esta miel crujiente puede utilizarse en distintas elaboraciones de pastelería y repostería en las que se quiera aportar el sabor de la miel sin necesidad de añadir líquidos, que podrían alterar el resultado final. Evidentemente, Crumiel también se puede añadir en recetas saladas para ofrecer los contrastes característicos, dulce-salado además de crujiente.

En el recetario que acompaña al kit hay dos recetas con este producto, unas Trufas de avellana y miel y unas Minimagdalenas de vainilla y miel. En cuanto las preparemos, os mostramos y contamos los resultados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,20 de 5)
4.2 5 5
Loading ... Loading ...