Dispensador de miel

El dispensador de miel y sirope de Norpro se coloca sobre un recipiente de cristal en el que se puede poner agua caliente para que la miel ‘de verdad’ esté fluida. Además se evita el goteo y se facilita el servicio de miel.

Norpro

Con las aceiteras y el dispensador de miel sucede algo parecido, por más que digan que es el diseño definitivo porque evita el goteo y el derrame, y en consecuencia que se ensucie la mesa o el propio frasco, acabamos como siempre, con un platillo para recoger las gotas o con el paño para limpiar después de cada servicio. Resulta muy desagradable coger un dispensador y que esté grasiento o pegajoso…

Centrándonos hoy en el recipiente para servir la miel, además de jarabes, siropes o similares, podría ser que hubiéramos encontrado uno que cumpla con nuestro deseo, es el Honey & Syrup Dispenser o Dispensador de miel y jarabe de Norpro (aunque hay otras marcas que tienen un diseño similar), ¿cuál es el secreto?, pues no hay que volcar como si fuera una jarrita, simplemente abrir el orificio de la parte inferior para dejar caer la miel.

Su uso es muy sencillo, simplemente hay que presionar la palanca del dispensador, del mismo modo que los tradicionales, y dejar caer la miel sobre el alimento que se desee endulzar. Una vez completado el servicio, el dispensador se coloca sobre su base de cristal que recogerá las posibles gotas que puedan caer (aunque en principio no debería gotear).

Es más, la base de cristal está pensada para llenarla con agua caliente con la idea de que la miel del dispensador esté suave y fluya bien. Esto será necesario con la miel de verdad, con la miel que compramos directamente al apicultor o que sabemos que no ha pasado por procesos que la ‘aguan’ y la convierten en un líquido con color, como las mieles industriales.

Además de mantener la miel cálida para su servicio, el agua de la base limpiará la boca del dispensador de miel. Claro, se garantiza que el dispensador queda sellado cuando no se da a la palanca, por lo que el agua no se introducirá en él.

Tiene un diseño que no deja lugar a dudas de cuál es su funcionalidad, es un utensilio que parece práctico, pues también ayuda a dispensar la cantidad de miel o jarabe deseada, cosa que con otras jarritas puede costar más controlar. Tiene una capacidad de unos 240-250 ml., hace unos 15 centímetros de alto y su precio ronda los 16 euros, dependiendo del comercio.

Lo encontramos en ww.chefscatalog.com, pero también se podrá encontrar en otras tiendas que trabajen con la marca Norpro, que son muchas. En cuanto lo podamos probar os contamos qué tal funciona, ¿vosotros lo tenéis ya?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (18 votos, media: 4,06 de 5)
4.06 5 18
Loading ... Loading ...