Gastronomía & Cía Opciones

Comer sano con menos dinero

Un convenio entre la Cruz Roja y la Agencia de Salud Pública de Cataluña ha realizado una estimación del precio de una cesta de la compra familiar básica que permita comer sano con menos dinero, forma parte de una campaña para proporcionar una alimentación sana a un millar de niños de Cataluña que están en riesgo de sufrir problemas de malnutrición.

Con motivo del Día Nacional de la Nutrición se presentó el convenio de colaboración firmado por la Agencia de Salud Pública de Cataluña y la Cruz Roja, con la finalidad de favorecer la alimentación infantil saludable, ya no se trata principalmente de educar en los buenos hábitos alimentarios, como hemos venido comentando en los últimos meses, debido a la crisis económica muchas familias están viviendo situaciones carenciales, entre las que se encuentra la falta de alimentos y nutrientes necesarios para el desarrollo de los pequeños. Según el cuarto estudio del Observatorio de Vulnerabilidad de la Cruz Roja, siete de cada diez familias en situación de riesgo no pueden garantizar el proporcionar una alimentación saludable y equilibrada a sus hijos.

La Cruz Roja va a iniciar una campaña de emergencia con la finalidad de garantizar la alimentación mil niños durante el verano, es una cifra muy baja y una ayuda a corto plazo, pero menos es nada. Esta ayuda se realizará en 123 municipios de Cataluña. La Agencia de Salud Pública ha valorado el gasto necesario para una cesta de la compra básica familiar que permita comer sano con menos dinero, siguiendo la pirámide de la alimentación actual, ha elaborado una propuesta de menú semanal con la lista de alimentos e ingredientes necesarios y su precio estimado a partir los precios que se han barajado en ocho establecimientos diferentes durante los tres primeros meses del año.

Además ha realizando distinción entre las necesidades de los niños según su edad. La manutención alimentaria de los niños de entre 3 y 6 años se estima en 22 euros a la semana, para los niños de entre 7 y 12 años asciende a los 30 euros semanales, y para los mayores de 12 años y adultos, la cesta de la compra semanal requiere de 39 euros. Por lo tanto, una familia compuesta por los dos progenitores y dos niños menores de 12 años, como mínimo tiene un gasto semanal de 104 euros para una alimentación saludable, o lo que es lo mismo, 416 euros mensuales.

Seguro que todos hemos visto programas en televisión en los que conocíamos a familias que viven con menos, no hay duda de que su alimentación no está siendo adecuada. Los adultos están en la situación que estuvieron muchos de los que hoy son abuelos y vivieron la guerra y la postguerra, pero ahora sin haberla, o es otro tipo de guerra. Los niños están condenados a sufrir los problemas que pueden derivar de la carencia de nutrientes necesarios para un buen desarrollo.

La campaña de emergencia tratará de distribuir alimentos frescos a unas 500 familias, para que una vez finalizada la temporada escolar los niños puedan seguir comiendo de forma equilibrada y sana. Parece ser que esta ayuda se entregará a través de una tarjeta monedero que se podrá utilizar en establecimientos de alimentación concretos. Garantizan que podrán comprar de forma anónima para que no se conozca la situación de necesidad de la familia.

Se ha publicado un documento con información sobre las necesidades nutricionales de los niños según su edad, una propuesta para planificar un menú equilibrado semanal para toda la familia, con los cálculos nutricionales, la cantidad de cada alimento que deberían tomar los niños, y entre otras cosas, diez consejos para sacar más provecho del dinero, es decir, comer sano con menos dinero. Estos diez consejos son:

  1. Planificar las comidas de la semana para comprar sólo los alimentos necesarios, tener en cuenta lo que hay en la despensa y hacer la lista de la compra.
  2. Buscar el mejor precio, comparar las ofertas y descuentos, comprobar el precio por unidad o kilo (no olvidemos que hay ofertas engañosas), elegir la opción más económica en relación a la calidad.
  3. Comprar alimentos de temporada y a granel, suelen ser más baratos.
  4. Prescindir de los alimentos diseñados para ahorrar tiempo en la cocina, los alimentos procesados o de cuarta gama, los precocinados entre otros, son más caros.
  5. Elegir los alimentos más interesantes, buenos, nutritivos y baratos, además de los de temporada, los que se encuentran todo el año, como las legumbres, la pasta, las patatas, los huevos, la carne de pollo, etc.
  6. Cocinar una vez para toda la semana, algunas elaboraciones como cocer legumbres, algunas salsas… e ir combinándolo con distintos alimentos durante la semana.
  7. Ajustar las medidas de las raciones a la necesidad de cada comensal para que no haya sobras, y reutilizar en caso de que las haya.
  8. Conservar los alimentos adecuadamente para que no se estropeen, y en consecuencia se tengan que tirar o perjudiquen a la salud.
  9. Si hay que comer fuera de casa, tener en cuenta la opción de la fiambrera o incluso del bocadillo. También se puede ahorrar aprovechando ofertas o platos únicos equilibrados.
  10. Los extras hacen subir la factura, aperitivos, dulces, bebidas azucaradas u otros alimentos que no son básicos, pueden desequilibrar la alimentación y también el presupuesto.

Podéis conocer más detalles de este convenio y la campaña en la web de la Generalitat de Cataluña, y el documento mencionado anteriormente lo podéis ver aquí (Pdf). En ambos casos está en catalán, si necesitáis alguna traducción nos lo podéis comentar.

Foto | Epsos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • matilde

    Hola. Me parece una gran iniciativa. Me gustaria tenerlo, pero no sé catalán. Podría conseguirlo en español?. Gracias.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.