Rábano picante marinado en soja

Cómo hacer rábano picante marinado en soja para condimentar arroces, verduras, pescados o carnes. Una elaboración muy sencilla para lo que sólo es necesario disponer de rábano picante, salsa de soja y tiempo para su reposo.

Rábano marinado

Hoy queremos mostraros una receta muy sencilla con la que vais a poder condimentar muchos platos y utilizar como base o como un elemento más para la elaboración de una salsa, hablamos del rábano picante marinado en soja.

La familia de los rábanos es muy amplia, quizá los más conocidos en nuestro país son el rábano japonés o daikon (Raphanus sativus), o el rábano picante, también denominado rábano rusticano (Armoracia rusticana), cuyo origen se cree que está en el sureste de Europa y el este de Asia. Nosotros utilizamos el daikon deshidratado porque es el que encontramos con más facilidad, pero evidentemente, si podéis acceder a los rábanos frescos durante su temporada, es más que recomendable.

El rábano picante es una raíz con la que habitualmente se elaboran condimentos, se ralla o se tritura para obtener una pasta que se utiliza en distintas recetas, según la cultura y costumbres gastronómicas, tan similares y dispares como las de Reino Unido, Francia, Austria o Japón.

Para empezar, os proponemos preparar este sencillo rábano picante marinado en soja, la receta es muy simple, os vamos a explicar cómo hacerlo partiendo del daikon desecado al sol, conocido en japonés como sengiri daikon o kiriboshi daikon. Éste hay que rehidratarlo antes de marinarlo, por lo que es lógico, y además ya os hemos comentado, podéis utilizar el rábano fresco.

Ingredientes


20 gramos de daikon seco (o 75 gramos de daikon fresco rallado), c/n de salsa de soja.

Elaboración

Rehidrata el rábano en agua fría, no lo olvides en el remojo, dale el tiempo justo para que se hidrate y pierda el mínimo de sabor y aroma. Con diez minutos puede ser más que suficiente.

Escúrrelo bien y si lo deseas, puesto que pueden ser largos hilos de rábano, córtalo más pequeño. A continuación ponlo en un tarro con tapa hermética y añade la salsa de soja, la suficiente para que el rábano se impregne y esté casi completamente cubierto, pero sin que esté nadando en líquido.

Tapa el recipiente y reserva en el frigorífico. Lo ideal es dejarlo marinar al menos diez días antes de utilizarlo (el de la foto está recién preparado), pero si lo dejas dos o tres semanas estará más equilibrado en sabor, suavizado a la vez que sabroso.

Usos culinarios

Con esta sencilla preparación tenemos un exquisito condimento para un arroz blanco, un sashimi de pescado, unos filetes de pechuga de pollo o unas verduras a la brasa, entre otros platos. Y como os iremos mostrando en próximas recetas, con este daikon marinado podemos elaborar salsas, añadiendo por ejemplo vinagre de arroz, sésamo, mayonesa, aceite de oliva virgen extra, zumo de limón… hay muchas posibilidades que iremos compartiendo con vosotros.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,40 de 5)
4.4 5 5
Loading ... Loading ...