Gastronomía & Cía Opciones

Biscuit à la cullière

Biscuit à la cullière, bizcocho de soletilla, melindro, vainillas, soletas, biscotelas, suspiros… muchos nombres para una galleta esponjosa muy popular.

Bizcocho de soletilla

Seguro que llama la atención conocer qué es el Biscuit à la cuillère, ¿qué tipo de ‘galleta a la cuchara’ será?, pues es uno de los clásicos de la repostería en nuestro país y en muchos otros, los biscuits à la cullière son los conocidos bizcochos de soletilla o melindros.

Cada país tiene una o varias recetas tradicionales que se elaboran con este bizcochito, además de ser un perfecto acompañamiento del chocolate caliente, pues por su forma y consistencia es ideal para mojar, todo un clásico en la gastronomía catalana. En la cocina italiana, la receta más conocida elaborada con estos bizcochos es el Tiramisú, los denominan Savoiardi o Biscotto savoiardo, en honor a su origen, cuentan que se remonta a finales del siglo XV, y que fueron creados en la corte de los duques de Saboya cuando recibieron la visita del rey de Francia.

El país galo también tiene todo un clásico en repostería elaborado con biscuits à la cullière, la Carlota o Charlotte, una deliciosa tarta fría o semicongelada que se elabora con nata montada o algún tipo de mousse y fruta natural, y se rodea con los apreciados bizcochos. Aunque la creatividad culinaria actual nos permite ver también charlotas que se elaboran con otro tipo de galletas o bizcochos.

El bizcocho de soletilla, antiguamente también llamado melindre, se conoce en algunos países como Portugal, Brasil o Chile, como Bizcochos de champán (igual que los Biscuit de Reims acompañan muy bien a esta bebida espumosa), en Argentina se denominan Vainillas, en México son Soletas, en Perú se conocen como Biscotelas, en El Salvador como Suspiros, en inglés son Lady Fingers (dedos de dama)… podríamos seguir, pero vemos que su denominación en cualquier país hace referencia a alguna de sus características.

Por si aún así no conocéis este dulce repostero, se trata de una especie de galleta cuya forma ya la veis, es alargada y con los extremos redondeados. Son como bizcochitos porque son esponjosos, tiernos a la vez que algo secos, por eso son ideales para empaparlos con café en el tiramisú, para sostener la cremosidad de la charlota, para mojar en el chocolate a la taza, en el café o en un vaso de leche, y como también comentábamos, en un vino espumoso.

Los bizcochos de soletilla se encuentran en cualquier supermercado, pero hacerlos en casa es muy fácil, puede que no tengan una forma tan perfecta la primera vez que se elaboran, pero eso es lo de menos, la artesanía hace que cada pieza sea única.

Estas galletas se elaboran con harina, huevos y azúcar, son ligeros, la única grasa que incorporan es la de las yemas de huevo. Para hacerlas esponjosas hay que montar las claras separadas de las yemas, aunque en muchas ocasiones vemos recetas en las que incorporan levadura para garantizar el resultado. La vainilla es también un ingrediente habitual para proporcionarle este goloso aroma.

Para dar forma a la soletilla no hay que hacer nada especial, simplemente escudillar la masa con una manga pastelera, es una masa ligera y quedará plana en la base y abombada en la parte superior que culmina con un poco más de azúcar. Si os animáis a hacer los bizcochos de soletilla pasamos la receta, cuando queráis.

Foto | MarioRagona

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 3,75 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 10 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Joan Maria

    Hola, buenas!!

    En casa nos encantaría poder hacer esta clase de bizcocho, por una razón muy especial; nuestros hijos son celíacos, y debemos adaptar todas las recetas para que puedan disfrutar de los mismos postres que los demás.

    Salu2 y seguid como hasta ahora, pues tenéis una página fantástica.

  • jj

    ¡claro que nos animamos!, poned la receta, por favor.

  • Encantada de ver la receta, siempre viene muy bien ver las diferentes que se usan en otros países.
    Muchas gracias, como siempre son una fuente de información muy importante.
    Un saludo.

  • Rafael

    Por descontado que nos gustaría que pusierais la receta, por diferentes motivos, tanto de bizcocho como alternativa a la galleta. Gracias y un saludo.

  • Gracias por vuestras respuestas, pues en estos días la tendréis, vamos a preparar un paso a paso de las fotos para ilustrar la receta.

    Saludos!!

  • MONTSE

    ME GUSTARIA QUE PUSIERAIS LA RECETA
    GRACIAS

  • Disculpadnos el retraso, os prometemos la receta muy pronto!!

  • Gabriela

    Hola, si pusieron la receta? Me gustaria mucho hacerlas. Gracias!

  • Cesar

    En Argentina tiene dos diferencias con los clásicos biscuit à la cullière de Francia, una es que se los saboriza con vainilla y de ahí su nombre por estas tierras y la otra es que no se las espolvorea con azúcar impalpable (Glass) sino con azúcar común lo que las hace más secas y crocantes.

  • Ingrid Bonalde

    quiero la receta y de antemano, esta muy bueno su articulo sobre los origenes de la soletilla. Gracias

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.