Gastronomía & Cía Opciones
 

España prohibirá las aceiteras rellenables

El Ministro de Agricultura se ha comprometido a llevar a cabo un cambio en la reglamentación para prohibir el uso de aceiteras rellenables en los restaurantes y otros establecimientos de hostelería.

Reglamentación del aceite de oliva

El Ministro de Agricultura está trabajando para modificar el Real Decreto que alude a la comercialización del aceite de oliva en sus diferentes variedades, la finalidad es prohibir las aceiteras rellenables de bares y restaurantes. Recordemos que inicialmente la Unión Europea debía aplicar una normativa para prohibir el uso de este tipo de aceiteras en restaurantes y otros establecimientos de hostelería, ésta entraría en vigor el 1 de enero de 2014, pero se dio marcha atrás, la Comisión Europea anunció la retirada de la medida argumentando que había suscitado polémica en diversos países. Para el sector del aceite fue un varapalo y ante la imposibilidad de llevar adelante una norma comunitaria, se ha optado por una reglamentación nacional.

España prohibirá las aceiteras rellenables, es una decisión que satisface a organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias, el Ministro argumenta que es necesaria una norma de estas características que pueda garantizar la autenticidad del contenido de las aceiteras, algo que defiende especialmente los intereses de los productores y consumidores, además se ofrecerá más transparencia y honradez en las transacciones comerciales. Se dice que los más beneficiados son los consumidores del canal Horeca, ahora sabrán con certeza qué aceite consumen, algo que hasta ahora no se podía verificar.

En el post Aceiteras rellenables ahora sí, ahora no nos hacíamos eco de la oposición de algunos países, como por ejemplo el Reino Unido, los políticos del país se oponían a la norma, algunos cocineros consideraban que era una prohibición tonta y autoritaria, pero sobre todo perjudicial para los productores artesanales, teniendo en cuenta que aseguraban que esta norma no iba con ellos y no les afectaba, no se entendía la oposición.

Por otro lado se hablaba del coste medioambiental de utilizar envases irrellenables, sin embargo, el Ministro de Agricultura indica que no es un coste significativo si se compara con los beneficios de aplicar la normativa. Como curiosidad queremos destacar algunos consejos que proporcionaba la Asociación de Restaurantes Sostenibles (SRA) del Reino Unido en esta materia, en un comunicado dirigido a los restaurantes se les aconsejaba seguir utilizando el mismo sistema de aceiteras rellenables pero para evitar la normativa (la norma comunitaria todavía no se había desestimado), aconsejaban introducir otros ingredientes en las botellas, como por ejemplo hierbas aromáticas, de este modo la prohibición no les afectaría, además así contribuirían a respetar más el medio ambiente al no permitir el incremento de la fabricación de envases que no se pueden rellenar, y por tanto desperdicio.

No se habla de utilizar obligatoriamente envases monodosis, lo que se obliga con esta normativa es a que el sector de la hostelería y la restauración pongan a disposición del comensal el aceite de oliva en formatos irrellenables, o sea, se pueden utilizar botellas más grandes, siendo el formato de hasta un litro. Lo importante de esta medida es que una vez se ha agotado la botella, no se tiene posibilidad de rellenarla con un aceite de oliva que no corresponda. Sobre el rellenado se apunta además del fraude al consumidor, la degradación de la imagen del producto y su calidad, el rellenado mezcla aceites y se alteran las características organolépticas.

Las cooperativas agroalimentarias consideran que a nivel comunitario las normas de etiquetado son exigentes y cuentan con el oportuno sistema de trazabilidad, pero éstas se diluyen en el último escalón de la cadena alimentaria con las aceiteras rellenables, se echa por tierra toda la maquinaria que procura la calidad y la información destinada a los consumidores. En definitiva, el sector respira y se siente satisfecho de llevar a cabo la prohibición de las aceiteras rellenables en España, pero no quiere olvidar el tema comunitario e invita al Ministro a seguir luchando para lograr que la norma se aplique a dicho nivel.

Al respecto hay que recordar que en su momento, el comisario europeo de Agricultura explicó que se volvería a presentar una nueva propuesta, aunque antes debería debatirse en profundidad esta medida con los sectores de hostelería, restauración y también con los consumidores. Son muchos pasos los que se deben dar, además si se logra alcanzar un consenso y configurar un borrador de la nueva reglamentación, se deberá consultar posteriormente con la OMC (Organización Mundial del Comercio), este órgano revisaría la norma y dispondría de 60 días para pronunciarse sobre el tema. Posteriormente se debería realizar la nueva propuesta formalmente y someterla a votación por los Estados miembros, pudiendo de nuevo ser una iniciativa desestimada.

A nivel europeo hay muchas complicaciones para los cambios en la normativa del aceite de oliva, a nivel nacional parece que ninguna, el Real Decreto 1431/2003 de 21 de noviembre en principio se modificará, concretamente el artículo 4, en él se incluye el siguiente apartado: «los establecimientos de la hostelería y la restauración se acondicionarán en un envase provisto de un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización y de un sistema de protección que impida su reutilización una vez agotado el contenido original indicado en la etiqueta unida al envase». Dicha modificación está en proceso de alegaciones y en unos días, si no ocurre nada nuevo, se aprobará. Podéis conocer más detalles de la noticia a través del artículo publicado en la página de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA).

Foto | Neff Conner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 5 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Ridículo. Cuando vamos a un restaurante no sabemos qué ingredientes se utilizan en la mayoría de los platos, si el tomate de la ensalada es de Almería o de Marruecos, si la sal es de Guerande o de Añana. No sabemos si el pescado que comemos es de anzuelo o de piscifactoría, no sabemos cuánto tiempo lleva en la cámara el solomillo… ¿A qué viene esta medida con el aceite? El consumidor ya se encargará de castigar al restaurante que le sirva un mal aceite, pero las instituciones no tienen por qué meter las narices en esto. La jarrita o el envase rellenable muchas veces es una pura cuestión de estética del local. ¿Les van a obligar a poner ahora un envase con etiqueta encima de la mesa? ¿Y si no quieren?? Ridícula, autoritaria y antidemocrática. No encuentro otras palabras para esta medida.

  • javier

    Buenas

    En parte estoy a favor y en contra, me explico.

    Como bien dice Josema, normalmente no sabemos la procedencia de muchos de los productos que nos ponen en el restaurante ( en el que yo trabajo usamos genero de productores locales, ellos pueden corroborarlo, ademas de los premios que asi lo atestiguan), respecto al aceite, ofrecemos una degustacion de aceite al sentarte en la mesa y es de productor local al que le compramos a granel…. eso ya no prodriamos hacerlo??? tenemos unas jarritas para servirlo, ahora que tendremos que llevar la garrafa de 25 litros a la mesa y servirlo?? uhmm se me antoja complicado, pues las camareras son bastante delgaditas (evidentemente esto es broma…).

    Por otra parte no esta bien que vayas a comer a un restaurante y te encuetres que el aceite del «comboy» es mitad oliva (04) y girasol ( no estoy diciendo ningun disparate, cualquiera que haya trabajado en hosteleria habra visto eso…).

    bueno, veremos como acaba esto pues es algo complejo.

    (con tanta tecnologia, deberia de ser posible ver la trazabilidad del producto por los clientes, pasa con algunos con codigos para ver cuando y donde pescaron ese atun…)

  • Spain is different...

    Otra medida más, muy en la línea de este inefable ministro, que siempre se ha caracterizado por sus opiniones ridículas, polémicas y sobre todo, por sus leyes en contra del sentido común, la ecología, la sostenibilidad y la protección del medio ambiente.
    En este país, como siempre, remando a contracorriente «gracias» a la desgracia de políticos que tenemos.

  • javier

    Buenas

    a spain is different, perdona pero no me queda nada claro lo que quieres decir; que los politicos que tenemos son lo peor que hay, vale, estoy de acuerdo, pero por lo menos argumenta que quieres decir para que podamos debatir

    gracias y saludos.

  • Como siempre este tipo de leyes se sacan en España cuando la mente privilegiada que la idea se acaba de levantar y no sabe que hacer en el día, así se saca de la manga una ley ridícula que lo único que hace es poner patas arriba el sector. Ahora las empresas embotelladoras de aceite no están para invertir en equipar su maquinaria existente a la nueva normativa. A todos los que estamos en este mundo se nos queda la cara de asombro cuando se leen estas noticias. Las empresas que se dedican a hacer las aceiteras para hostelería tendrían los días contados con esta ley y lo peor de todo es que no se arregla nada el tema sanitario en hostelería. ¿Acaso sabemos de donde salen los alimentos de los platos que nos traen desde la cocina de un restaurante?… en fin a veces da la sensación que los que dirigen este país están pendientes de las noticias que les afectan a ellos mismos y se olvidan lo que conlleva una ley como esta.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.