Mapa Mundial de la Sed

Las compañías químicas hablan de la actual situación y disponibilidad de agua en el mundo, auguran que las necesidades de agua potable se incrementarán, y en el año 2025 unos 3.500 millones de personas vivirán en una zona identificada con escasez de agua.

Distribución del agua en el mundo

En la imagen podéis ver el Mapa Mundial de la Sed, en color verde aparecen aquellas zonas del planeta con poca o sin escasez de agua, el amarillo identifica aquellas zonas que están al límite y corren el riesgo de sufrir falta de agua, en rojo se identifican aquellas regiones que sufren escasez, en color marrón las zonas que padecen escasez económica de agua y en color gris las zonas donde no se ha realizado cálculo alguno. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) y las Naciones Unidas, casi 800 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso al agua potable, muchas de ellas pertenecen a comunidades rurales de países en vías de desarrollo que tienen serios problemas para poder encontrar agua para saciar su sed.

El agua disponible (si se encuentra) suele estar sucia y contaminada, lo que causa cada año en el mundo más de 2 millones de muertes. Esta situación se agrava año tras año, el aumento de las temperaturas, el cambio climático, el crecimiento demográfico y el consiguiente incremento del consumo de agua para satisfacer todo tipo de necesidades, producción energética y alimentaria, uso doméstico… la reducción de las precipitaciones, la mala gestión del agua, la contaminación… toda una serie de razones que están provocando menor disponibilidad de agua. Este es un problema que afecta principalmente a los países más desfavorecidos, pero a largo plazo, los países industrializados también van a sufrir falta de agua, aunque de momento en el Mapa Mundial de la Disponibilidad del Agua no se refleja significativamente.

Según Christophe Gay-Bellile, responsable de la división para soluciones del agua en Europa, Oriente Medio y África de Dow Chemical, una de las empresas químicas más grandes del mundo, en el año 2025 unos 3.500 millones de personas vivirán en una zona identificada con escasez de agua. Christophe Gay-Bellile explica que todo el mundo está de acuerdo en que la necesidad de agua crece y además se exige que sea de mejor calidad, es un desafío que se considera uno de los mayores planteados para los países en vías de desarrollo. En estos países es muy complicado, o mejor dicho resulta muy caro, instalar complejos sistemas e infraestructuras que puedan abastecer de agua a la población, similar al que se dispone en los países industrializados. Pero además de instalar las infraestructuras y sistemas de abastecimiento, se debería tener en cuenta un presupuesto anual para el mantenimiento y tratamiento de aguas tal y como tienen los países desarrollados. Por tanto, queda sobradamente evidenciado que los países en vías de desarrollo van a sufrir cada año de forma más acusada la falta de agua.

Al respecto, Dow Chemical plantea la puesta en marcha de la limpieza química, el reciclaje del agua sucia y otras soluciones que intentarán hacer frente a la escasez de agua potable. El problema del agua beneficia a esta industria, el tratamiento en general de las aguas y las empresas de suministro relacionadas crecen de forma imparable, se trata de un área fértil para quienes buscan oportunidades de trabajo, sobre todo ingenieros y químicos. Nuevas tecnologías se están introduciendo en los países en vías de desarrollo, pequeñas unidades que filtran y potabilizan el agua, sistemas económicos capaces de filtrar los contaminantes del agua que se recoge directamente de un río o estanque contaminado. Por poner algunos ejemplos similares, podemos recordar la botella creada por un estudiante del Reino Unido que era capaz de potabilizar agua en dos minutos, o la investigación realizada por Ramakrishna Mallampati, en este trabajo ha logrado demostrar la efectividad de utilizar pieles de tomates y manzanas para purificar y potabilizar el agua.

Hay quien desarrolla sistemas para la recolección de agua de lluvia, agua de niebla, o agua a partir de la humedad ambiental, las innovaciones para la recogida, aprovechamiento y reutilización del agua están a la orden del día y con el paso de los años, serán mucho más evidentes evolucionando en paralelo al grado de necesidad del preciado líquido. Sin embargo, el enfoque para la recogida y aprovechamiento del agua es complicado, sobre todo si se habla de sistemas a mayor escala, es algo que obliga a que tomen cartas en el asunto gobiernos, organizaciones, instituciones y empresas, todos deben trabajar codo con codo para lograr los objetivos marcados. Claro, que algunas empresas químicas dedicadas a los productos para el tratamiento y potabilización de las aguas, empresas de servicios públicos o para grandes empresas, tienen dificultades para ejercer la misma función fuera de su “zona de confort”, no es lo mismo trabajar para los países desarrollados que para los países en vías de desarrollo, en este sentido hacen falta cambios de ideología y ganas de querer cambiar la situación.

Soluciones para potabilizar agua

Por otro lado, no pueden trabajar si otras empresas mayores no ponen en marcha las infraestructuras y sistemas necesarios en los países donde escasea el agua, un ejemplo, si no se construye una planta desalinizadora para poder abastecer de agua a la población, las empresas suministradoras de químicos para acondicionar el agua no pueden actuar, es una cadena, una maquinaria que funciona de forma sincronizada y que no arranca si no se invierte en estos países. Lamentablemente sí se busca la rentabilidad, los estudios determinarían que este tipo de acciones en países africanos serían inviables económicamente, no ocurre lo mismo en países de Oriente Medio que buscan mejorar el suministro de agua y tienen recursos para invertir en los sistemas necesarios para ello.

Varios empresarios del mundo de los productos químicos y sistemas para la potabilización del agua han identificado aquellos obstáculos que les impiden trabajar, principalmente se apunta la falta de financiación pública que se necesita para la construcción de las infraestructuras de los tratamientos del agua, la química por sí sola no sirve, es necesario que muchos actores se impliquen en el problema a fin de poder mejorar el abastecimiento de agua. En este sentido os invitamos a retomar la lectura del post Día Mundial del Agua 2013, este año se declaró como el Año de la cooperación del agua, se realizó un llamamiento para crear conciencia en términos de colaboración y cooperación, como un modo de afrontar los retos y desafíos de la gestión del agua en los próximos años.

Se plantea que las soluciones de la industria deben poder satisfacer las necesidades de agua en los países en vías de desarrollo a un coste asumible, de hecho, se están introduciendo soluciones basadas en tecnologías simples que las comunidades más desfavorecidas pueden utilizar, como por ejemplo los pozos de agua. En este sentido discrepamos, son pocos los pozos que se construyen en comparación con la necesidad de agua existente. Al margen de esta cuestión, algunos expertos de la industria aseguran que este tipo de soluciones son más eficaces y más prácticas, por supuesto más baratas, y no se necesita trabajar con costosas tecnologías sofisticadas, da la impresión de que se quiere ayudar pero el beneficio económico es un escollo muy complicado de superar, a fin de cuentas las empresas tienen como objetivo obtener rentabilidad.

Pero además hay que discernir de lo que unos consideran barato y de lo que otros consideran inaccesible, un euro para una empresa de un país industrializado es un precio económico, para quien no tiene nada es totalmente inasumible, por lo que muchas personas no podrían acceder al agua potable por muy económica que pudiera parecer, el agua potable es un lujo para los países en vías de desarrollo. Para que nos hagamos una idea, según el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, muchas personas viven con menos de dos dólares por día, otras no llegan al dólar por día, y también hay personas que es difícil saber cómo logran sobrevivir.

Muchas personas creen que las empresas podrían hacer un poco más y desarrollar tecnologías para el tratamiento del agua mucho más eficientes y económicas, podrían poner en marcha investigaciones agresivas cuya finalidad fuera resolver la contaminación del agua, pero creemos que también los gobiernos del mundo podrían hacer mucho más al respecto. En fin, antes o después el problema de la escasez de agua se trasladará a los países desarrollados, recordemos que realizan un gasto significativo de agua, merece la pena leer el post sobre el agua virtual para que tengamos una idea del volumen de agua que se está utilizando. Os recomendamos leer el artículo publicado en Chemical & Engineering News, no tiene desperdicio.

Foto 2 | Steve_Steady64

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...