Gastronomía & Cía Opciones

La demanda de sustitutos de la carne se incrementa año tras año

En Estados Unidos la demanda de sustitutos de la carne aumenta año tras año, los consumidores que no son vegetarianos se aventuran a probar alimentos como el tofu, el seitán, el tempeh… los principales motivos son reducir el consumo de carne.

El consumo de seitán crece en Estados Unidos

Los vegetarianos y los veganos no son los únicos que disfrutan de la denominada «carne falsa», tempeh, tofu, seitán, etc., son muchas las personas que sin ser vegetarianos quieren probar alternativas o sustitutos de la carne. Según un estudio realizado por Mintel, empresa especializada en la investigación y análisis de mercado, marketing, publicidad, etc., un 36% de los estadounidenses consumen sustitutos de la carne, sin embargo, sólo un 7% se identifican como vegetarianos, lo que prueba que crece el interés de la población en general por probar estos alimentos.

Cada vez es más habitual encontrar en los supermercados y tiendas del país alimentos como el tofu, el seitán, las hamburguesas de soja o el tempeh entre otros, la razón es que los consumidores identifican o relacionan la mejora de la salud con la ingesta de alternativas a los productos cárnicos, también se argumenta que es una buena opción para evitar los alimentos modificados genéticamente, mejorar la sostenibilidad, etc. La demanda de sustitutos de la carne se incrementa año tras año, basta con dar un vistazo a las cifras de ventas para saber que es un nicho de mercado en pleno auge y expansión, el volumen de ventas en el año 2012 se estableció en 553 millones de dólares, lo que representa un incremento del 8% con respecto al año 2010, las alternativas a la carne ya no son un dominio exclusivo de vegetarianos o veganos.

Como decíamos, el motor principal de este cambio es el deseo por mejorar la salud, más de la mitad de los usuarios que participaron en el estudio declararon que creían que estas alternativas a la carne eran mucho más saludables que la carne de verdad, un 31% de los consumidores usaban estos alimentos para reducir el consumo de carne y un 31% quería experimentar con estos alimentos para intentar disfrutar de nuevos sabores, es una combinación de objetivos interesante, sea por una u otra razón, se apuesta por el consumo de los sustitutos de la carne. Los expertos de Mintel aseguran que la participación de los consumidores en la categoría de alternativas a la carne, se extienden mucho más allá de la necesidad, por lo que se crea una buena oportunidad de crecimiento en un futuro a corto y medio plazo.

Claro, que también se han argumentado otras razones para disfrutar de estas alternativas, además de la salud o la mejora de la sostenibilidad alimentaria, se argumenta la variedad o el precio, algunos productos son más baratos que la carne, como por ejemplo el seitán, aunque resultará todavía más barato si se hace en casa. La denominada ‘carne vegetal’ capta adeptos entre los carnívoros habituales, exploran y experimentan todo lo que pueden ofrecer estas proteínas, para algunos recién descubiertas. Estas son las cifras actuales y aunque muestran un crecimiento significativo, todavía queda un largo camino para que el grueso de los consumidores se decida a probar estos alimentos sustitutos de la carne, en la investigación de Mintel se determina que hasta un 67% de los consumidores prefieren la carne de verdad, de ellos, un 34% explicaron que el sabor de estos productos no les gustaba, un 20% declararon que era la textura lo que no les agradaba.

Volviendo a los datos positivos del estudio, en la comparativa entre el año 2008 y el año 2012 se ha experimentado un crecimiento de un 200% en lo que respecta a ventas, para Mintel es un claro indicador de que los consumidores están cambiando sus hábitos alimenticios, sea concienciados por la mejora de su salud, el respeto medioambiental, el ahorro económico o el deseo de descubrir nuevos sabores. Si hablamos de tofu, os recomendamos dar un vistazo a este recopilatorio de recetas con tofu para que tengáis buenas opciones para prepararlo y disfrutarlo.

Antes hemos mencionado que se buscan alimentos libres de transgénicos, parte de este crecimiento viene dado por el deseo del consumidor estadounidense de no comer nada que tenga que ver con los alimentos modificados genéticamente, recordemos que una buena parte del ganado estadounidense se alimenta con grano transgénico.

De todos modos, hay que recordar que el consumo de carne se incrementa año tras año, y aunque el consumo de los sustitutos de la carne también aumenta, no lo hace tanto como la carne. Podéis conocer más detalles del estudio a través del artículo publicado en Mintel.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.