La historia de una hogaza de pan en Canadá

Empezamos la semana con un incentivo para recuperar el hábito de hacer pan casero, con el vídeo de la historia de una hogaza de pan en Canadá, una historia que se repite, afortunadamente, en muchos rincones del mundo.

El mes de septiembre es, para la mayoría, el que devuelve la normalidad, en el que se olvidan los horarios desordenados de las vacaciones, se vuelve al trabajo, a la escuela, y a las actividades o hábitos que conforman la rutina del individuo o de las familias. En estos hábitos también se encuentra la cocina, en verano dejamos de hacer cosas por varios motivos, por ejemplo, encendemos mucho menos el horno. Pues es momento de volver a encenderlo, principalmente para volver a disfrutar del pan casero.

No será el caso de todos, pero os contamos el nuestro, durante dos meses hemos elaborado pan en unas cuatro o cinco ocasiones, eso sí, cuando íbamos a hornear pan aprovechábamos para hacer para una semana. Ya sabéis lo complicado que tenemos en nuestra zona encontrar un pan decente, no tenemos la fortuna de tener una panadería como Polestar Hearth, el pequeño establecimiento que nos muestra la historia de una hogaza de pan en Canadá.

Y es que esta panadería artesana se encuentra en Guelph, Ontario, pero la historia de la hogaza de pan se repite en pueblos y ciudades de todo el mundo. Hemos querido compartir el vídeo de esta panadería porque seguro que quita la pereza a muchos de los panaderos caseros que se hayan podido acomodar, ver cómo trabaja la materia prima y las hogazas que se obtienen como resultado, despiertan la memoria de todos los sentidos.

Ya estamos oliendo el pan recién horneado, escuchando su canto, su crujir, al salir del horno, y el chasquido de la corteza cuando se rompe un pedazo… ya estamos palpando la miga esponjosa que primero degustaremos sola, después con lo que más nos guste, un hilo de aceite de oliva virgen extra, una loncha de jamón o una feta de queso, una onza de chocolate…

En el vídeo de la panadería Polestar Hearth, fundada en 2008 por Jesse Merrill y Scott Williams, nos perdemos alguna de las cosas que más nos gusta, el amasado manual, pero vemos el formado de algunos de sus panes más populares, el pan de escanda, el pan de semillas, el pan de pueblo… y ese magnífico horno de piedra que sorprendentemente está al aire libre.

Después de ver este vídeo pueden apetecer dos cosas, o más, pero sólo os vamos a animar a una: empezar a preparar la masa y precalentar el horno, planteároslo al menos para el fin de semana, y a facilitar otra: ver más vídeos para disfrutar de la elaboración de pan artesano, esperamos que disfrutéis viéndolos, quizá repitiendo, y sobre todo, recuperando el hábito o iniciándoos en la elaboración de pan casero.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...