Gastronomía & Cía Opciones

Coca Cola discrepa del impuesto de los refrescos en México

El anuncio de la propuesta del Gobierno Mexicano para gravar los refrescos entre un 15 y un 20%, ha provocado el rechazo de las compañías del sector, Coca Cola discrepa de la medida y argumenta las posibles consecuencias para el país si se aplica el impuesto.

Coca Cola contra los impuestos en las bebidas endulzadas

Hace un par de semanas hablábamos del nuevo impuesto de los refrescos en México, medida cuyo objetivo, según el Gobierno del país, era intentar reducir el índice de sobrepeso y obesidad, hay que tener en cuenta que actualmente México encabeza el ranking de consumo de refrescos en todo el mundo, la media de consumo por persona se establece en 163’3 litros por año y supera en un 40% el consumo medio de los ciudadanos estadounidenses. La medida también persigue la reducción de la tasa de enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad, la reducción del gasto sanitario, y aunque no lo mencionan, seguramente el aumento de los ingresos a las arcas del Estado. El caso es que la medida no ha gustado a Coca Cola, considera que se trata de una reforma fiscal discriminatoria y no casa con una política fiscal coherente.

Coca Cola discrepa del impuesto de los refrescos en México y argumenta que no se puede demonizar y señalar como principal causa del índice de sobrepeso y obesidad a los refrescos azucarados, el aporte calórico extra puede proceder de otras bebidas y otros alimentos, por lo que el nuevo gravamen no es justo y tampoco servirá de mucho según Coca Cola. Por otro lado es interesante recordar que según algunos expertos, un impuesto aplicado a los alimentos y bebidas que se consideran poco saludables, es una medida poco eficaz, al menos así lo explicaba Jack Winkler, profesor en políticas nutricionales de la Universidad Metropolitana de Londres (Reino Unido). En su lugar, es preferible subvencionar los alimentos saludables, varios estudios han mostrado que es una medida efectiva y logra cambiar la dieta de la población, al respecto os recomendamos leer el post Los descuentos en alimentos saludables mejoran la dieta.

Coca Cola ofrece cifras, explica que las bebidas y refrescos azucarados representan entre el 5’5 y el 6’6% de las calorías que consumen los mexicanos en la dieta, cifras que refuerzan la declaración (según Coca Cola) de que estas bebidas no son la causa principal del problema. Evidentemente el sedentarismo, el abuso del fast food y otras cuestiones contribuyen a que México sufra un elevado índice de sobrepeso y obesidad, quizá el gobierno del país tenga también en mente gravar, como han hecho en otros países, los alimentos considerados poco saludables, cargados de grasas y azúcares.

Coca Cola explica que esta medida va a afectar principalmente a los consumidores con economías más deprimidas, argumento que ya ha utilizado en otras ocasiones. Sus bebidas (comercializa más de 60 marcas diferentes en el país), contribuyen a reducir la calidad de vida de los ciudadanos, de acuerdo que quizá no sea la principal causa, pero forma parte de un conjunto. Al respecto es interesante retomar la lectura del post ¿A que no te comerías 16 paquetes de azúcar? entonces, ¿por qué te los bebes?. En él podemos conocer una curiosa campaña puesta en marcha en Australia, cuyo objetivo es concienciar a los consumidores sobre la gran cantidad de azúcar que ingieren con cada refresco o bebida azucarada que consumen.

Evidentemente las declaraciones de Coca Cola han sido respaldadas por el resto del sector de las bebidas y refrescos del país, y apuntan que la medida sólo tiene un carácter recaudatorio, no sólo resultaría poco eficaz en el propósito declarado por el Gobierno, sino que además no solucionaría el problema. Se denuncia que es abusivo gravar entre un 15 y un 20% a las bebidas azucaradas, es una proporción demasiado elevada en comparación con los ingresos de las familias del país. Pero lo dicho, teniendo en cuenta que el consumo es de 163’3 litros per cápita, se esperan unos ingresos muy elevados, aproximadamente unos 915 millones de dólares al año. Existen ciertas dudas de que este dinero se invierta posteriormente en subvencionar los alimentos saludables, la sanidad y otras cuestiones relacionadas.

Además del sector de las bebidas y los refrescos, también han mostrado su oposición al impuesto la Cámara Nacional de las Industrias Azucareras y Alcoholeras y la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar, estas asociaciones exponen que el consumo calórico se reducirá muy poco, siendo una medida que sólo beneficiará al Gobierno. Recordemos que se trata de una propuesta y tiene que ser aprobada por el Congreso mexicano, previsiblemente entraría en vigor el próximo año. Se citan repercusiones si se aplica el nuevo gravamen, incremento del índice de paro, retroceso en el crecimiento económico, aumento de la inflación… son argumentos con los que se intenta convencer al ejecutivo para que desestime el impuesto de los refrescos.

Coca Cola se opone al impuesto de los refrescos y a ella se suman otras compañías, pequeños comerciantes y consumidores, sin embargo, es posible que al final el nuevo gravamen se aplique irremediablemente. Quizá se debería realizar una profunda reforma en la que estuvieran implicados todos los actores, la industria de los refrescos debería reformular sus bebidas reduciendo el contenido de azúcar o lanzar al mercado otras alternativas, el Gobierno debería plantear una estrategia para intentar abaratar el coste de los alimentos saludables, como hemos indicado, son varios los estudios que demuestran que los descuentos en este tipo de alimentos consiguen mejorar la dieta. En fin, sobre este tema hay mucho que hablar, podéis conocer más detalles a través del artículo publicado en CNN Expansión.

Foto | Omer Wazir

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.