Cómo cortar el tomate

Vídeo de cocina en el que se muestran dos técnicas para cortar los tomates cuando necesitamos sólo su pulpa y dejar las semillas para otra receta. La chef realiza los dos métodos para cortar tomates de forma rápida y sencilla, con un poco de práctica lo haremos como ella.

Cortar tomates para extraer las semillas

Posiblemente algunos de vosotros pensaréis que no tenéis la necesidad de que os expliquen cómo cortar el tomate, es una labor que se realiza casi a diario y dependiendo del tipo de elaboración en la que se vaya a incorporar esta fruta, se prepara, puede ser en concasse para un sofrito o una guarnición, en rodajas para un bocadillo, en gajos para una ensalada…

Pero nosotros pensamos que os va a gustar ver un vídeo que hemos seleccionado para conocer dos formas de cortar tomates, concretamente para las recetas en las que necesitamos los tomates sin semillas.

Antes de ver el vídeo y de que alguien piense en la cantidad de tomate que se va a desechar, decir que el corazón o las semillas de los tomates se pueden, o mejor dicho, se deben utilizar en otras recetas, hay muchísimas posibilidades, desde hacer un sofrito o una salsa de tomate, una vinagreta, añadirlo a un gazpacho, a un puré de verduras…

En el vídeo podéis ver a la chef Deborah Schneider haciendo una demostración de dos técnicas para cortar los tomates y retirar las semillas fácilmente. Es muy fácil y una labor muy rápida, aunque para hacerlo a la velocidad y con la precisión de esta cocinera habrá que practicar un poco.

Podéis probar las dos técnicas, para la primera hay que empezar cortando los dos extremos del tomate (es tomate tipo pera, uno de los más valorados para múltiples recetas por su sabor y por la pulpa que tiene), colocarlo en vertical, sobre uno de los cortes, por lo que se tiene estabilidad, y cortar justo por donde se une la pulpa del tomate con las semillas. Hay que realizar cuatro cortes para extraer toda la pulpa de esta fruta, igual que cuando cortamos una manzana y en el centro queda su corazón.

La segunda técnica que muestra también empieza con el corte de los extremos del tomate, después hay que cortar como si se estuviera pelando el tomate, pero la idea es pelar toda la pulpa para dejar desnudas las semillas o el corazón del tomate.

¿Cuál de estos dos métodos os parece más fácil?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 3,86 de 5)
3.86 5 7
Loading ... Loading ...