Gastronomía & Cía Opciones

Tipos de corte: Rombo o diamante

Un corte decorativo utilizado para algunas hortalizas como la zanahoria, la patata, la calabaza, etc., es el corte en rombo o diamante. Puedes ver un vídeo demostrativo sobre este tipo de corte que se realiza para recetas en las que las hortalizas tienen que aportar vistosidad además de sabor, por ejemplo consomés, áspics o simplemente para servir como guarnición.

Zanahorias, patatas, calabaza...

Recuperamos otro de los tipos de corte que se realizan a los vegetales con fines decorativos, es el corte en rombo o diamante. Su nombre lo dice todo, un rombo es una figura con cuatro lados de igual longitud (cuadrilátero paralelogramo), aunque a la hora de realizar el corte en rombo en cocina no hay tanta precisión, no es necesaria.

El corte en rombo, a veces también referido como corte diamante, se puede realizar con una amplia variedad de vegetales con zanahorias, patatas, chirivías, calabaza… se preparan así para distintas recetas, por ejemplo para servir las verduras decorativas en un consomé, para formar parte de un áspic o gelatina, para servir como guarnición…

También se utiliza este corte para hacer algunos sofritos rápidos, pues las hortalizas tienen un corte de un tamaño considerable, unos 2-2’5 centímetros, pero a su vez son rombos muy finos, con un grosor de unos 3 milímetros, por lo tanto, necesitan una breve cocción tanto si se desea que queden tiernos como si se prefiere una degustación ‘al dente’ de las hortalizas.

A continuación podéis ver un vídeo en el que se muestra cómo cortar vegetales en rombo o diamante, aunque el resultado del corte de este cocinero no es el que más nos gusta (comparad después con la foto superior para ver que se debe conseguir una forma de rombo más cercana a la real), es una clara demostración sobre cómo hacerlo.

En primer lugar hay que obtener una pieza con los bordes rectos, por lo que hay que cortar los bordes y los recortes se guardan para otra receta (un caldo, un sofrito…). También hay que cortarlos extremos superior e inferior. A continuación hay que cortar tiras finas, según la hortaliza con la que se esté trabajando, primero habrá que cortar el ancho, de unos dos centímetros, y después el grueso que como hemos indicado, puede ser de unos 3 milímetros aproximadamente.

Ya sólo se trata de finalizar el corte en rombo, primero realizando un primer corte en diagonal, con el que se obtiene un triángulo que se guarda para otra elaboración, y se continúa realizando un corte en el mismo ángulo a una distancia de algo más de 1 centímetro.

Esperamos que con las imágenes y esta breve explicación podáis poner en práctica el corte en rombo o diamante para las hortalizas que incorporéis en vuestras recetas, es muy fácil y pueden quedar platos muy vistosos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.