Receta de Pasta con níscalos y migas de pan

Receta de Pasta con níscalos y migas de pan, elaboración paso a paso de un entrante saludable y nutritivo, además es muy fácil y rápido de hacer. Conviene utilizar una pasta gruesa, en esta ocasión hemos elegido fusilli al torchio, pero hay muchas otras opciones. Aprovecha que los ‘rovellons’ o níscalos están de temporada e incorpóralos en tus platos para que aporten su exquisito sabor.

Fusilli al torchio con le briciole y níscalos

La receta de pasta que os proponemos hoy es una versión de los Spaghetti con le briciole, hemos cambiado el tipo de pasta, necesitábamos que fuera gruesa, así que elegimos los fusilli al torchio, pero bien podría haber sido Cavatappi, Bucatini, Pici toscani, Trottole… además hemos incorporado un producto de temporada que nos encanta, los níscalos. Como más nos gusta disfrutar de estas setas es salteándolas o haciéndolas a la parrilla o a la brasa, procurando que en cualquier caso respetar su sabor, y lo conseguimos con esta Pasta con níscalos y migas de pan.

Por su elaboración y composición, esta receta se podría llamar Fusilli al torchio con le briciole y níscalos, pero lo más importante es que se trata de un plato sencillo, fácil de hacer, humilde y accesible, sobre todo si sois recolectores de setas, o la buena temporada de níscalos que se está experimentado llega a vuestra región. Para los amantes de los níscalos o rovellons, este plato será una grata sorpresa, un placer para todos los comensales.

Ingredientes (4 comensales)

  • 800 gramos de níscalos
  • 80 gramos de pan seco
  • 4 dientes de ajo
  • 2 guindillas
  • perejil
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • 400 gramos de fusilli al torchio.

Elaboración

Limpia bien los níscalos y córtalos en mitades o en cuartos, según el tamaño. El pan debe estar seco, pero no duro, pícalo para obtener unas migas, no muy finas. Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas.

Pon una olla con abundante agua a calentar, cuando rompa a hervir añade sal y después la pasta, muévela con una cuchara de madera o espátula para que no se pegue y cuando vuelva a retomar la ebullición baja un poco el fuego, deja cocer el tiempo necesario para que la pasta quede al dente.

Fusilli al torchio con le briciole y níscalos

En una sartén amplia con un poco aceite de oliva virgen extra, haz los níscalos, añade sal al gusto y cuando estén casi hechos, añade un ajo laminado. Reserva en caliente los níscalos y añade más aceite de oliva virgen extra a la sartén, incorpora el resto de ajos, mantén la temperatura a fuego medio-alto, cuando empiecen a aromatizar el aceite y a cambiar de color, añade las migas de pan, las guindillas y un poco de perejil. Deja que el pan se dore y esté crujiente, entonces reincorpora los níscalos, mezcla y retira del fuego.

Escurre la pasta reservando un poco de agua de la cocción, aderézala con un poco de aceite de oliva virgen extra y de forma opcional, añade un poco de pimienta negra.

Emplatado

Sirve los fusilli al torchio en los platos y sobre ellos reparte los níscalos con las migas de pan, el ajo y la guindilla. Termina con un poco de perejil fresco picado y sirve enseguida. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...