Patatas al horno con pasta de soja y guindilla (Gochu Jang)

Receta de Patatas al horno con pasta de soja fermentada y guindilla, una pasta coreana conocida como Gochu Jang. Estos gajos de patata horneados son saludables y nutritivos, pero tienen un punto elevado de picante, siempre podéis graduarlo al gusto poniendo menos cantidad de pasta picante.

Patatas picantes

Hemos compartido varias recetas de patatas al horno, preparadas en gajos, enteras, en mitades… y también variando el condimento, la salsa o la mezcla de especias. Hoy tenemos otra propuesta para quienes os guste el picante y tengáis en vuestra despensa el Gochu Jang, la pasta de soja fermentada y guindilla que elaboran en Corea. Como ya os comentamos, esta pasta es muy picante, también tiene un toque dulzón y fresco. Conviene encontrar el punto picante que cada paladar acepte para disfrutarlo y para ello os recomendamos empezar utilizando una pequeña cantidad, siempre es más fácil añadir que quitar.

La receta de Patatas al horno con pasta de soja y guindilla (Gochu Jang) necesita poca explicación, unas patatas cortadas en gajos, condimentadas primero con especias y después con el aderezo picante. Pueden servirse como aperitivo o como guarnición de carnes, huevos o pescado. Esperamos que os gusten.

Ingredientes (4 comensales)

  • 3 patatas grandes
  • 1 c/p de jengibre molido
  • 1 c/c de pimienta negra recién molida
  • 1 c/c de lemon grass en polvo
  • c/n de sal
  • 1 c/s de Gochu Jang
  • 2 c/s de aceite de oliva virgen extra
  • 2 c/s de agua
  • 1 c/s de sal.

Elaboración

Precalienta el horno con calor arriba y abajo, a 200º C. Lava bien las patatas, pues se van a cocinar con piel. A continuación corta las patatas en gajos y prepara una bandeja de horno, puedes cubrirla con papel vegetal o con una lámina de teflón.

Mezcla el jengibre, la pimienta y el lemon grass en polvo y condimenta las patatas, añade sal al gusto. Mezcla en un cuenco el Gochu Jang con el aceite de oliva virgen extra y el agua. Se puede hacer un aderezo más suave, menos picante, rebajando la pasta de soja fermentada con guindilla con más agua y aceite de oliva virgen extra.

Unta las patatas con la marinada picante ayudándote de un pincel de cocina.

Hornea las patatas durante 45 minutos o hasta que estén tiernas y doradas, algo crujientes por fuera.

Emplatado

Sirve las patatas al horno recién hechas, se pueden acompañar con alguna salsa suave o con crema agria.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 3,40 de 5)
3.4 5 5
Loading ... Loading ...