- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Patatas al horno con pasta de soja y guindilla (Gochu Jang)

Patatas picantes

Hemos compartido varias recetas de patatas al horno, preparadas en gajos, enteras, en mitades… y también variando el condimento, la salsa o la mezcla de especias. Hoy tenemos otra propuesta para quienes os guste el picante y tengáis en vuestra despensa el Gochu Jang, la pasta de soja fermentada y guindilla que elaboran en Corea. Como ya os comentamos, esta pasta es muy picante, también tiene un toque dulzón y fresco. Conviene encontrar el punto picante que cada paladar acepte para disfrutarlo y para ello os recomendamos empezar utilizando una pequeña cantidad, siempre es más fácil añadir que quitar.

La receta de Patatas al horno con pasta de soja y guindilla (Gochu Jang) necesita poca explicación, unas patatas cortadas en gajos, condimentadas primero con especias y después con el aderezo picante. Pueden servirse como aperitivo o como guarnición de carnes, huevos o pescado. Esperamos que os gusten.

Ingredientes (4 comensales)

  • 3 patatas grandes
  • 1 c/p de jengibre molido
  • 1 c/c de pimienta negra recién molida
  • 1 c/c de lemon grass en polvo
  • c/n de sal
  • 1 c/s de Gochu Jang
  • 2 c/s de aceite de oliva virgen extra
  • 2 c/s de agua
  • 1 c/s de sal.

Elaboración

Precalienta el horno con calor arriba y abajo, a 200º C. Lava bien las patatas, pues se van a cocinar con piel. A continuación corta las patatas en gajos y prepara una bandeja de horno, puedes cubrirla con papel vegetal o con una lámina de teflón.

Mezcla el jengibre, la pimienta y el lemon grass en polvo y condimenta las patatas, añade sal al gusto. Mezcla en un cuenco el Gochu Jang con el aceite de oliva virgen extra y el agua. Se puede hacer un aderezo más suave, menos picante, rebajando la pasta de soja fermentada con guindilla con más agua y aceite de oliva virgen extra.

Unta las patatas con la marinada picante ayudándote de un pincel de cocina.

Hornea las patatas durante 45 minutos o hasta que estén tiernas y doradas, algo crujientes por fuera.

Emplatado

Sirve las patatas al horno recién hechas, se pueden acompañar con alguna salsa suave o con crema agria.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Patatas al horno con pasta de soja y guindilla (Gochu Jang)

Posted By VelSid On In Pinchos y Tapas | 4 Comments

Patatas picantes

Hemos compartido varias recetas de patatas al horno, preparadas en gajos, enteras, en mitades… y también variando el condimento, la salsa o la mezcla de especias. Hoy tenemos otra propuesta para quienes os guste el picante y tengáis en vuestra despensa el Gochu Jang, la pasta de soja fermentada y guindilla que elaboran en Corea. Como ya os comentamos, esta pasta es muy picante, también tiene un toque dulzón y fresco. Conviene encontrar el punto picante que cada paladar acepte para disfrutarlo y para ello os recomendamos empezar utilizando una pequeña cantidad, siempre es más fácil añadir que quitar.

La receta de Patatas al horno con pasta de soja y guindilla (Gochu Jang) necesita poca explicación, unas patatas cortadas en gajos, condimentadas primero con especias y después con el aderezo picante. Pueden servirse como aperitivo o como guarnición de carnes, huevos o pescado. Esperamos que os gusten.

Ingredientes (4 comensales)

  • 3 patatas grandes
  • 1 c/p de jengibre molido
  • 1 c/c de pimienta negra recién molida
  • 1 c/c de lemon grass en polvo
  • c/n de sal
  • 1 c/s de Gochu Jang
  • 2 c/s de aceite de oliva virgen extra
  • 2 c/s de agua
  • 1 c/s de sal.

Elaboración

Precalienta el horno con calor arriba y abajo, a 200º C. Lava bien las patatas, pues se van a cocinar con piel. A continuación corta las patatas en gajos y prepara una bandeja de horno, puedes cubrirla con papel vegetal o con una lámina de teflón.

Mezcla el jengibre, la pimienta y el lemon grass en polvo y condimenta las patatas, añade sal al gusto. Mezcla en un cuenco el Gochu Jang con el aceite de oliva virgen extra y el agua. Se puede hacer un aderezo más suave, menos picante, rebajando la pasta de soja fermentada con guindilla con más agua y aceite de oliva virgen extra.

Unta las patatas con la marinada picante ayudándote de un pincel de cocina.

Hornea las patatas durante 45 minutos o hasta que estén tiernas y doradas, algo crujientes por fuera.

Emplatado

Sirve las patatas al horno recién hechas, se pueden acompañar con alguna salsa suave o con crema agria.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria