Tarta de queso y chirimoya

Receta de Tarta de queso y chirimoya, elaboración paso a paso de una tarta fácil y rápida de hacer. Va a sorprender a todos los golosos, a los apasionados por las tartas de queso y a los que les encantan las chirimoyas. Es suave, cremosa y jugosa, una delicia que tenéis que probar.

Receta de Tarta de queso fresco y chirimoya

Estamos aprovechando todos los frutos que nos da el otoño para disfrutar de postres exquisitos como son las tartas de queso. Si hace unas semanas os mostramos nuestra receta de Tarta de queso y castañas, hoy le toca el turno a otra variedad, la Tarta de queso y chirimoya.

De nuevo os va a sorprender la cremosidad y el sabor de la tarta de queso con un suave y elegante sabor a chirimoya, os va a encantar a todos los que os relaméis cada vez que tomáis esta fruta. Además de sabor, le aporta jugosidad y cremosidad, no necesita nada más para acompañar, aunque unas gotitas de miel os pueden agradar. La receta es tan sencilla de hacer como cualquier otra tarta de queso que hayáis aprendido a elaborar en Gastronomía y Cía, así que tomad nota, la elaboración son sólo unos minutos.

Ingredientes (Molde alto de 18 cm. diámetro)

550 gramos de chirimoya limpia (sin piel ni semillas), 150 gramos de azúcar, 250 gramos de queso fresco (tipo Burgos), 150 gramos de queso crema (tipo Philadelphia), 4 huevos (L), c/n de extracto de vainilla, c/n de mantequilla (para el molde).

Elaboración

Prepara la fruta, retira la piel y las semillas de la chirimoya y pon en un cuenco amplio la cantidad indicada.

Añade el azúcar, el queso fresco troceado, el queso crema, los huevos y el extracto de vainilla (también puedes utilizar el interior de una vaina de vainilla).

Tritura con la batidora hasta obtener una crema fina y homogénea, pero bate lo menos posible. Tapa el cuenco y deja reposar en el frigorífico mientras se calienta el horno. Ponlo a 180º C con calor arriba y abajo.

Prepara también el molde, úntalo con mantequilla para que después sea fácil desmoldar la tarta.

Receta de Tarta de queso fresco y chirimoya

Cuando el horno esté caliente y la preparación de la tarta haya reposado y perdido las burbujas que se han podido generar al batirla, vierte la masa en el molde e introdúcelo en el horno.

Hornea la tarta de queso y chirimoya durante 50-60 minutos o hasta que esté cuajada, para saberlo, realiza la prueba del palillo, pinchando en el centro de la tarta debe salir limpio. Si la superficie de la tarta se dorara antes de estar hecha, tápala con papel de aluminio y prosigue con el horneado.

Retira la tarta del horno cuando esté hecha, déjala enfriar a temperatura ambiente, y después ya puedes desmoldarla. Déjala reposar en el frigorífico antes de su degustación, esta tarta está deliciosa el mismo día que se elabora, pero quizá gana el reposo de un día para otro gana.

¡Buen provecho!

Receta de Tarta de queso fresco y chirimoyaReceta de Tarta de queso fresco y chirimoyaReceta de Tarta de queso fresco y chirimoyaReceta de Tarta de queso fresco y chirimoya

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 6
Loading ... Loading ...