Pudin cremoso con miel y canela

Receta fácil para hacer un postre rápido y que gustará a todos, es un pudin cremoso con miel y canela, sabores suaves, igual que su textura. Como postre o como merienda, se puede complementar añadiendo un poco de fruta y frutos secos, como una compota de manzana, unas rodajas de plátano, unas nueces, unas avellanas picadas….

Pudin cremoso con miel y canela

Un postre que será del agrado de todos los comensales, que gustará a niños y a mayores, y que se elabora en menos de media hora, puede ser este Pudin cremoso con miel y canela. Ya hemos compartido con vosotros varios pudines cremosos, de chocolate, de moca, de naranja, de batata… a cuál más rico.

Este Pudin de miel y canela cremoso es muy simple, igual habéis tomado algo muy similar antes de comer sólidos, con el almidón de maíz, leche y otros ingredientes, se han elaborado muchas papillas. Con ello es fácil entender que este es un postre sano y nutritivo, y accesible para todos. En la receta hemos indicado el uso de miel y azúcar, pero se puede hacer perfectamente sólo con miel, nosotros lo hacemos así cuando la miel que tenemos es suave, y si es de sabor fuerte, combinamos la miel con un poco de azúcar. Así que hacedlo al gusto.

Ingredientes (6-8 comensales)

1 litro de leche, 80 gramos de Maizena, 120 gramos de miel, 100 gramos de azúcar, 1 c/p de canela en polvo.

Elaboración

Pon en un cazo de fondo grueso la leche, reservando un vaso para disolver la Maizena. Pon el cazo a calentar y disuelve el almidón de maíz en la leche reservada, a continuación incorpórala al cazo.

Añade también la miel, el azúcar y la canela en polvo. Mueve la preparación con las varillas mientras la leche se va calentando, así se van disolviendo los azúcares y la especia.

Cuando vaya a romper a hervir, baja el fuego y continúa la cocción a temperatura media-baja, sin dejar de batir con las varillas manuales, de lo contrario se pegaría al fondo.

Rápidamente comprobarás que se va espesando, continúa la cocción un par de minutos más o hasta que veas que el pudin cremoso napa el dorso de la cuchara y retira el cazo del fuego. Continúa moviéndolo de vez en cuando para evitar que se forme una película seca en la superficie, mientras prepara los moldes.

Pudin cremoso con miel y canela

Vierte el pudin de canela y miel en los ramequines, vasos de cuajada, flaneras o cuencos de postre, cúbrelos con film transparente, tocando con la crema para que no forme película, y deja enfriar completamente a temperatura ambiente.

Cuando se hayan enfriado, introdúcelos en el frigorífico y déjalos reposar unos dos o cuatro horas antes de servirlos.

Emplatado

El pudin cremoso de canela y miel ya está servido en su recipiente individual, y solo está buenísimo, pero puedes preparar un postre más completo si lo coronas con un poco de compota de manzana o unos dados de plátano espolvoreados con canela o con un hilo de miel, unas nueces… ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,60 de 5)
4.6 5 5
Loading ... Loading ...