Galletas saladas de sésamo y neguilla

Receta de galletas saladas con semillas de sésamo y neguilla. Una elaboración muy sencilla a base de masa quebrada y la semilla y la especia indicada, pero el sabor es único. Estas galletas son ideales para servir como aperitivo o para utilizar como base de canapés.

Galletas saladas

Nos encantan las semillas de sésamo incluidas en todo tipo de masas horneadas, galletas, panes, colines… pero hay otra semilla que en las masas panaderas es una delicia, hablamos de la neguilla (Nigela sativa), también conocida como ajenuz, comino negro, kalonji o sanuj entre otros nombres. Es originaria del suroeste asiático, y desde hace unos años es fácil de encontrar en comercios de alimentación multiculturales. Pues con dos de nuestras semillas y especias preferidas hacemos unas galletas crujientes para picar o para utilizar como base de canapés.

Partiendo de una masa brisa o masa quebrada, sólo tenemos que añadir estas semillas para disponer de unas galletas muy sabrosas y particulares. El sabor del sésamo o ajonjolí seguro que lo conocéis, es único, pues lo mismo sucede con le neguilla, sólo se puede decir que sabe a lo que es. Os dejamos con la explicación de la receta de las Galletas saladas de sésamo y neguilla, aunque poco hay que explicar, es muy sencilla.

Ingredientes (20 uds. aprox.)

1 placa de masa quebrada, c/n de agua para pulverizar, 3 c/s de semillas de sésamo blanco, 3 c/s de neguilla.

Elaboración

Prepara la masa quebrada con antelación, puedes seguir la receta de masa quebrada tradicional o sin huevo (en el blog también encontrarás la receta para hacer la masa con Thermomix). En caso de no tener tiempo para hacer la masa, puedes recurrir a una comercial de buena calidad.

Extiende la masa en la mesa de trabajo, sobre papel vegetal. Pulveriza la masa con agua y reparte las semillas de sésamo y de neguilla por toda la superficie, a continuación pasa el rodillo presionando ligeramente para que las semillas se adhieran bien. Quizá te parezcan muchas semillas, pero muchas se irán cayendo.

Guarda la masa en el frigorífico una media hora para que vuelva a coger cuerpo y mientras tanto, precalienta el horno a 200º C con calor arriba y abajo.

Galletas saladas
Unos minutos antes de que el horno esté a la temperatura, retira la masa del horno y con ayuda de un cortapastas, con la forma que se desee, corta las galletas. Pueden ser redondas, cuadradas, rectangulares, con forma de estrella, de flor o incluso bastoncitos lisos o rizados.

Coloca la masa de las galletas, una vez formadas, en la bandeja del horno cubierta de papel vegetal, hornéalas durante 10-12 minutos, hasta que se hayan dorado ligeramente. Al retirarlas del horno, pásalas a una rejilla para que se enfríen.

Emplatado

Sirve estas galletas saladas con semillas de sésamo y neguilla en platos o bandejas en el centro de la mesa, los comensales se servirán.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,33 de 5)
3.33 5 3
Loading ... Loading ...