Los 10 mejores trucos de cocina de 2013

Una selección de trucos de cocina que hemos ido conociendo a lo largo del año. En estos diez trucos de cocina están los que para vosotros han sido los mejores, los más valorados y compartidos. Son trucos prácticos que pueden facilitar labores de cocina o ayudarnos a sacar provecho de nuestros recursos. Toma nota de todos estos consejos, en cualquier momento os pueden resultar muy útiles.

Durante este año hemos ido compartiendo varios trucos de cocina intentando que algunas labores culinarias resultaran más fáciles, sacar más provecho a los recursos que tenemos en nuestra cocina, arreglar ciertas preparaciones que se nos estropean o que no nos salen bien… De todos estos consejos y trucos, hemos seleccionado diez de los que más habéis valorado. Aunque en Gastronomía y Cía ya podéis encontrar más de 150 trucos de cocina, hoy os traemos un resumen de los 10 mejores trucos de cocina de 2013.

La mayoría son trucos que se podrán llevar a cabo casi a diario, por lo que acabarán convirtiéndose en un hábito, por ejemplo los consejos para mantener los cuchillos de cocina, cómo evitar que la aceitera esté grasienta, cómo conservar alimentos frescos, como aprovechar restos de un tarro de salsa…

Otros trucos serán de uso ocasional, pero no por ello son menos interesantes. Así que vamos con la lista, recordemos los diez mejores trucos de cocina del año:

Masa y rodillo de cocina

Cómo estirar una masa sin que se pegue al rodillo

Cuando tenemos que estirar con el rodillo una masa que es pegajosa, en lugar de añadir harina para que deje de estarlo, pues así se estropearía la receta, podemos cubrirla con film transparente, papel vegetal o una hoja de teflón. Son elementos tan finos que nos permiten trabajar la masa como si no hubiera nada entre ella y el rodillo, y podremos estirarla sin que se nos quede pegada al rodillo. El film transparente tiene además la virtud de que nos permite ver la masa en todo momento.

Cómo mantener los cuchillos de cocina

Más que trucos de cocina son consejos para utilizar los cuchillos correctamente y mantenerlos por mucho tiempo afilados y en buenas condiciones, qué superficies de corte son las más adecuadas, qué no se debe hacer para no estropear el filo del cuchillo, cómo lavarlos, cómo guardarlos, etc.

Cuatro usos del papel de cocina absorbente

El rollo de papel de cocina, el papel absorbente o como lo denominemos habitualmente, es muy práctico y no sólo para limpiar, hay muchas formas de sacar provecho a este material, por ejemplo, para sujetar la piel de los muslos de pollo o de un filete de pescado y retirarla, para secar alimentos o eliminar humedad, para evitar que la aceitera se llene de grasa o para escurrir alimentos que sueltan mucha agua.

Papel vegetal para cocinar alimentos delicados

Hay ciertos ingredientes o materias primas que debemos calentar o cocinar, pero que un mínimo descuido pueden arruinarlo. Un ejemplo muy sencillo es el azafrán, que se debe incorporar tostado a los guisos, pero es muy susceptible de quemarse. Pues este truco de cocina consigue evitarlo, es tan sencillo como interponer entre el ingrediente y el recipiente de cocción una hoja de papel vegetal, es muy fina y transmitirá el calor pero con más suavidad.

Mayonesa cortada

Cómo recuperar una mayonesa cortada

Uno de los trucos de cocina que pueden resultar más útiles es saber cómo recuperar una mayonesa cortada, y lo cierto es que no hay uno, sino varios trucos con los que se puede conseguir, aunque diríamos que los resultados no siempre son iguales para todos, igual que sucede con los consejos para hacer bien una mayonesa. Uno de los trucos más utilizados para arreglar una mayonesa cortada es poner en un recipiente limpio un huevo e ir añadiendo poco a poco la mayonesa cortada, como cuando vertemos el aceite a hilo para montarla, y listo.

Conservar jengibre fresco

Normalmente el jengibre fresco se compra a granel en piezas grandes, pero dado su potente aroma y sabor, utilizamos pequeñas cantidades en cada receta, por lo que es fácil que un trozo de raíz de jengibre que compremos, nos dure varias semanas e incluso que se nos termine secando en el frigorífico. Para evitarlo y para tener siempre a mano jengibre fresco, podemos cortarlo en rodajas del tamaño que normalmente utilizamos y congelarlo. Cuando lo vayamos a utilizar sólo hay que sacarlo del congelador, pelarlo y a continuación rallarlo o picarlo, según como lo queramos incluir en el guiso. Hay que decir que el jengibre descongelado se pone blando, sigue manteniendo el aroma y sabor pero no está duro y terso.

Evitar que salpique el aceite

Cuando ponemos aceite a calentar para freír alimentos, si hay algún resto de agua o caen algunas gotas por accidente, el aceite caliente empezará a salpicar. Podemos evitarlo, y con ello prevenir que se ensucie de grasa todo lo que le rodea, así como posibles quemaduras en las manos, añadiendo un puñadito de sal. La sal caerá al fondo de la sartén atrapando el agua, y dejará de provocar que el aceite salpique.

Cómo quitar las manchas de la coliflor

A veces nos encontramos con una coliflor que tiene si límpida superficie con unas motitas oscuras, unas manchas que delatan que la coliflor está envejeciendo. Retirar estas manchas de la coliflor es muy fácil, basta con cortarlas con el cuchillo, pero hay un truco de cocina que puede resultar muy práctico y desperdiciaremos el mínimo de coliflor. Se trata de utilizar un rallador, pasándolo por la parte de la coliflor que queremos retirar, hasta que desaparezca.

Apurar un tarro de mermelada

No apures el tarro de mermelada, haz una vinagreta

Hay dos formas de apurar un tarro de mermelada, de mostaza, de mayonesa… o de cualquier otra salsa, sea dulce o salada. Una es desesperándose con una cucharilla hasta no dejar ni rastro, otra es dejando el tarro para que lo apure el que viene detrás, pero puede suceder que ese tarro se quede en el frigorífico o en la despensa durante meses, esperando el momento en el que alguien se decida a tirarlo porque ya no se puede aprovechar. Pues tenemos un truco genial con el que no habrá más tarros con restos de salsa, y es utilizarlo para hacer una vinagreta. En lugar de sacar lo que queda en el tarro de lo que se trata es de añadir los ingredientes para hacer la vinagreta, aceite, vinagre, zumo de limón, especias, hierbas aromáticas… Una vez dentro, se cierra el tarro y se agita enérgicamente hasta emulsionar. La vinagreta está lista para servir y el tarro limpio.

Cómo hacer un bizcocho con dos ingredientes

¿Qué dos productos pueden reunir las condiciones para que unidos y horneados nos den como resultado un bizcocho?, un helado y harina leudante, es decir, el preparado de harina con levadura. Con respecto al helado, lo ideal es que sea el tipo de helado con base de crema inglesa, que lleva huevos, leche, azúcar… Este truco puede ser un buen recurso si nos encontramos con falta de los ingredientes básicos para hacer un bizcocho (harina, huevos, azúcar y aceite o mantequilla), o si una vez que termina el verano, dejan de apetecer los helados y queremos aprovechar las existencias que han quedado en el congelador

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,67 de 5)
4.67 5 3
Loading ... Loading ...